domingo, 11 de noviembre de 2018

Muffins Especiados de Calabaza y Queso




La calabaza es un alimento muy versátil. Con ella se pueden preparar tanto platos principales como todo tipo de dulces. Y en todos los casos con muy buen resultado.

Este es un ejemplo de cómo podemos usar calabaza para hacer unos muffins estupendos. Son muy típicos en Estados Unidos en estas fechas, sobre todo en Halloween y Thanks Giving (Acción de Gracias), ya que es cuando las calabazas se acaban de recolectar.

Estos muffins van especiados con canela, jengibre en polvo y clavo, que van muy bien con la calabaza y le dan un aroma exquisito. Además van coronados con una capa de queso de sabor suave que se entremezcla con la capa especiada de calabaza creando una combinación exquisita. ¡Quien los prueba repite! :-)

Son perfectos para el desayuno, la merienda o para acompañar un café o un té a cualquier hora del día.

Sobre los ingredientes...

Para preparar los muffins se necesita harina de trigo, azúcar, bicarbonato sódico (soda), huevos, puré de calabaza y aceite vegetal. Las especias que se añaden para aromatizar son canela, jengibre en polvo y clavo molido.

La harina que se usa es harina de trigo refinada, es decir, la harina "normal". Sin embargo, si se desea se pueden hacer integrales poniendo la mitad de harina normal y la otra mitad integral.

El bicarbonato sódico, también conocido como soda, es lo que hace que los muffins crezcan. Es decir, hace el efecto de la levadura dejando unos muffins superesponjosos.

Calabaza
El puré de calabaza que se usa en esta receta no es lo que comúnmente se conoce como puré, es decir, no es calabaza cocida y triturada. Se trata de calabaza que se asa en el horno, se tritura y se escurre en un colador durante horas hasta que elimina todo el agua. Puedes ver cómo se prepara aquí.

En algunos países es posible encontrar el puré de calabaza en lata. Si se va a usar calabaza de lata, hay que asegurarse de que es calabaza pura, es decir, no tiene especias añadidas.

El aceite vegetal debe ser aceite vegetal de sabor suave para que su sabor no interfiera con el sabor de los muffins. La mejor opción es aceite de girasol, pero también va bien el aceite de maíz.

Para preparar la capa de queso se utiliza queso crema, azúcar y huevo.

El queso crema que se usa en esta receta es queso de untar de tipo Philadelphia. No es necesario que sea de esta marca, puede ser de cualquier otra. Lo que es importante es que no tenga especias o hierbas aromáticas añadidas u otros componentes para darle otros sabores. Debe ser queso de untar sin nada más. También debe estar ablandado. Esto quiere decir que tras sacarlo de la nevera es necesario dejar que se ponga a temperatura ambiente para que deje de estar duro. Si no tienes tiempo para esperar, se puede meter en el microondas unos segundos hasta que esté templado.





Sobre la forma de prepararlos...

La forma de prepararlos es muy fácil.

Hay que preparar por un lado la pasta de calabaza y, por otro, la crema de queso. Antes de meterlos al horno, hay que repartir la pasta de calabaza en los moldes para muffins y colocar encima la crema de queso. Por último, se mezclan ambas haciendo movimientos circulares o en forma de "S" con un palillo o con la punta de un cuchillo (puedes ver imágenes en el vídeo).

Para preparar la pasta de calabaza, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos hasta que la harina se humedezca y no queden grumos. Una vez llegados a este punto, no hay que insistir mezclando. Hay que parar, ya que si se trabaja más de la cuenta, la harina podría desprender gluten y los muffins podrían quedar duros.

Para preparar la crema de queso, tan sólo hay que batir con una batidora con el accesorio de varillas los ingredientes. Si no dispones de batidora, también se puede batir manualmente con unas varillas.

Sobre su conservación...

Aguantan en buenas condiciones unos 3-4 días después de hacerlos, pero es mejor guardarlos en la nevera cubiertos con film transparente para que no se sequen.

También se pueden congelar envueltos en papel de aluminio.

Se consumen a temperatura ambiente o templados. Si los tienes en la nevera, recuerda sacarlos un rato antes de consumirlos. También se pueden meter 5-6 segundos en el microondas.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los muffins? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Muffins.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Muffins de Calabaza y Nueces
Muffins de Calabaza, Naranja y Arándanos Rojos

Bizcocho de Calabaza con Pipas de Calabaza

Sopa de Calabaza, Manzana, Canela y Yogur




















INGREDIENTES (12 muffins):

- 200 g de harina de trigo
- 150 g de azúcar
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 2 cucharaditas de canela
- 1/4 de cucharadita de clavo molido
- 1 cucharadita de jengibre en polvo
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 huevos
- 125 ml de aceite vegetal de sabor suave
- 180 ml (175 g) de pure de calabaza puro para repostería (sin especias añadidas)


Para la crema de queso:

- 225 g de queso crema ablandado
- 50 g de azúcar
- 1 huevo








INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration



1) Pon a precalentar el horno a 180 ºC y unta de mantequilla un molde para 12 muffins.

2) Pon el queso crema ablandado en un recipiente para mezclar mediano. Pasa la batidora con el accesorio de varillas hasta que tenga una textura suave.

3) Añade el azúcar y el huevo. Bate de nuevo con las varillas hasta se incorporen a la mezcla. Resérvalo.

4) Pon una fuente amplia la harina, el azúcar, el bicarbonato, la canela, el clavo molido, el jengibre en polvo y la sal. Mézclalo muy bien dando vueltas con una cuchara. Deja un hueco en el centro.

5) En otra fuente, bate ligeramente dos huevos con un tenedor y mézclalos con el puré de calabaza y el aceite vegetal dando vueltas con una cuchara.

6) Añade la mezcla anterior a la fuente con los ingredientes secos y mézclalo con ayuda de una cuchara o una espátula, sólo hasta que los ingredientes secos se humedezcan (si se trabaja demasiado, pueden quedar unos muffins duros). El resultado será una pasta espesa pero suave (puedes ver imágenes en el vídeo).

7) Reparte la pasta en los moldes para muffins con ayuda de dos cucharas (una para coger porciones y la otra para despegar la pasta de la primera cuchara). Añade encima de la pasta de calabaza cucharadas de la crema de queso hasta que se reparta por igual por todos los muffins. Utiliza un palillo o la punta de cuchillo para mezclar la crema de queso con la pasta de calabaza haciendo movimientos en forma de "S".

8) Hornea los muffins en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante unos 20 minutos.

9) Tras el horneado, deja que se enfríen dentro de los moldes durante 15-20 minutos. Después deslmóldalos y deja que terminen de enfriarse sobre una rejilla hasta que estén tibios.

¡Y a disfrutarlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...