sábado, 6 de diciembre de 2014

Lemon Sugar Dutch Baby (German Pancake o Tortita Alemana con Azúcar de Limón)



El Dutch Baby Pancake, también conocido como German Pancake o Tortita Alemana, es un dulce típico del desayuno que procede del apfelpfannkuchen o panqueque de manzana alemán.

Dutch Baby, en inglés, significa "bebé holandés". Se cree que el nombre hace referencia a los inmigrantes alemanes que llegaron a Pensilvania y que "dutch" es una corrupción de "deutsch" (alemán).

El Dutch Baby es una especialidad de algunos "diners" y cadenas americanas especializadas en platos para el desayuno como "The Original Pancake House" o "Brickford's".

Los diners son restaurantes prefabricados muy característicos de Estados Unidos en los que sirven una gran variedad de platos, la mayoría de comida típica americana. Desde platos para el desayuno, hasta hamburguesas, sandwiches,
etc.

El Dutch Baby es una mezcla de un pancake o tortita americana con un crêpe, pero de tamaño gigante (del tamaño de una sartén) y que se levanta por los bordes.

Otra diferencia con las tortitas o crepes, es que el Dutch Baby se hornea en lugar de hacerse en una sartén. Esto es una ventaja, ya que sólo hay que preparar la pasta meterla al horno y esperar. Sin embargo, con las tortitas, a veces se hace un poco tediosa la tarea de cocinarlas una a una en la sartén.

Se sirve caliente, recién sacado del horno, espolvoreado con azúcar de limón y acompañado con unos gajos de limón.

Cada comensal exprimirá unas gotas de limón en su ración y, si es necesario, añadirá más azúcar de limón a su gusto para controlar la acidez.

¡El resultado es delicioso! :-) No sólo para el desayuno sino también para la merienda de un día frío de otoño o de invierno.


Sobre los ingredientes...

Esta receta requiere pocos ingredientes y, además, de los que la mayoría de la gente tiene en su cocina.

Azúcar de Limón
Los ingredientes principales para hacer el "Dutch Baby" son huevos, leche,  harina y sal.

A esto se añade extracto de vainilla, canela y nuez moscada para aromatizar.

A la hora de hornearlo se añade mantequilla para que no se pegue al recipiente donde se hornea.

Se sirve con azúcar de limón. Es decir, una mezcla de azúcar normal, de la que todos tenemos en casa, con ralladura fina de limón.

Puedes probar a hacerlo con naranja en lugar de limón, o incluso con lima.


Sobre el procedimiento para prepararlo...

Es muy fácil de hacer y rápido. Para preparar la pasta sólo hay que batir los huevos y después añadir todos los demás ingredientes hasta que se unan a la mezcla. Se puede hacer con una batidora eléctrica o también de forma manual.

Para hornear el Dutch Baby necesitas un recipiente redondo de 24-26 cm que pueda meterse en el horno y que no sea desmontable. Vale un molde para tartas o quiches no desmontable. También vale una sartén de las que son completamente metálicas o una cazuela baja también completamente metálica.

El recipiente que elijas, tendrá que introducirse en el horno mientras éste se precalienta (desde el primer momento). Una vez precalentado, se saca del horno, se añade la mantequilla, que se derretirá con el calor, y después se añade la pasta del Dutch Baby para volver a introducirlo al horno durante 18-20 minutos.


Sobre su conservación...

Si te sobra, cúbrelo con film transparente, y guárdalo en la nevera. Aguantará bien unos días. Antes de consumirlo, caliéntalo unos segundos en el microondas.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

¿Te gustan los dulces para el desayuno? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Dulces para el desayuno.


Si te gusta esta receta, también te gustarán:


Banana Pancakes (Tortitas Americanas de Plátano)
Irish Pancakes (Tortitas Irlandesas)

Yoghurt Pancakes (Tortitas Americanas de Yogur)
Tarta de Crema de Limón






















INGREDIENTES (1 Dutch Baby, 4-6 raciones):

Dutch Baby:

- 3 huevos grandes a temperatura ambiente
- 160 ml de leche a temperatura ambiente
- 85 g de harina
- ¼ de cucharadita de extracto de vainilla
- 1/8 de cucharadita de canela molida
- 1/8 de cucharadita de nuez moscada
- 1/8 de cucharadita de sal
- 50 g de mantequilla troceada

Azúcar de limón:

- 4 cucharadas de azúcar
- 2 cucharaditas de ralladura de limón



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes (se puede ver a pantalla completa). La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:



1) Pon el horno a precalentar a 220 ºC. El recipiente donde vayas a hacer el Dutch Baby debe estar en su interior desde el primer momento.

2) En una fuente mediana o un cuenco grande, bate los huevos hasta que estén espumosos. Puedes hacerlo a mano (con unas varillas o un tenedor) o con una batidora eléctrica

3) Añade la leche, la harina, el extracto de vainilla, la canela molida, la nuez moscada y la sal. Bate de nuevo hasta que me mezclen con el huevo.

4) Cuando el horno alcance los 220º C, saca el recipiente del horno, cerrando el horno, y añade la mantequilla. Con una cuchara de madera, mueve la mantequilla por la base de recipiente para que se impregne bien. Con el calor del recipiente, la mantequilla se derretirá rápidamente.

ADVERTENCIA: Cuidado al sacar el recipiente del horno. Estará muy, pero que muy caliente.

5) Cuando la mantequilla se haya derretido, vierte la pasta el Dutch Baby en el recipiente y devuélvelo al horno. Hornéalo a 220 ºC durante 18-20 minutos, o hasta que esté dorado y los bordes se hayan levantado

6) Mientras el Dutch Baby está en el horno, mezcla el azúcar con la ralladura de limón.

7) Tras sacarlo del horno, espolvoréalo con unas cuantas cucharaditas de azúcar de limón y reserva el resto para quien quiera poner más en su ración.

8) Sirve inmediatamente acompañado de unos gajos de limón para acompañarlo de limón recién exprimido y el azúcar de limón.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...