domingo, 21 de febrero de 2021

Pan de Avena y Cerveza Negra

Pan de Avena y Cerveza Negra




Este es un delicioso pan artesano de aspecto rústico que se sale un poco de lo normal por estar hecho con cerveza, en lugar de agua o leche, y por llevar harina mezclada con copos de avena. Es típico de países europeos con grandes tradiciones cerveceras como Irlanda y Alemania.

Tiene una corteza crujiente, pero no demasiado gruesa, una miga de color oscuro, con una textura densa, pero a la vez suave y muy esponjosa, y un fondo de sabor a cerveza.

La receta está pensada para hacer la masa una noche y hornear el pan al día siguiente por la mañana. Es decir, es un pan de fermentación lenta (durará entre 12 y 18 horas). Precisamente el largo tiempo de fermentación es una de las cosas que proporciona unos resultados tan buenos. Las fermentaciones lentas dan como resultado unos panes más naturales y más ricos, ya que llevan muy poca cantidad de levadura y dejan que esa levadura fermente poco a poco de manera natural. Es un proceso muy parecido a utilizar masa madre.

Aunque lleve mucho tiempo, la forma de hacerlo es muy fácil y no será necesario trabajar mucho. No se necesitan utensilios sofisticados y casi no hay que amasar. Sólo hay que tener en cuenta que para hornearlo es necesaria una cazuela que sea completamente metálica y que pueda meterse al horno con la tapa puesta sin riesgo de que se estropee con las altas temperaturas.



Sobre los ingredientes...

Este pan lleva una mezcla de harina de trigo normal, es decir, refinada, con harina de trigo integral. La proporción de harina integral no es alta, así que le dará un punto extra de sabor sin que sea demasiado integral.

Se puede usar cualquier tipo de harina de trigo refinada, pero el pan quedará mejor si se utiliza harina especial para panadería, también conocida como harina de fuerza. La diferencia será que la miga tendrá los agujeritos un poco más grandes y, por tanto, estará más esponjosa.

Copos de Avena
Copos de Avena
La avena es un alimento con muy buenas propiedades y muchos beneficios. Estos son algunos de ellos:
- Tiene una alta cantidad de fibra, es decir, ayuda al sistema digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad.
- Ayuda a reducir el colesterol malo.
- Contiene una alta cantidad de vitaminas y minerales (vitaminas del complejo B, vitaminas A y E, y minerales como el calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio y sodio) que forman parte de una buena alimentación.
- Contiene más proteínas que otros cereales como el trigo.
- Es un carbohidrato de absorción lenta, lo que hace que su energía se libere poco a poco y por tanto ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre.

La avena que debe utilizarse en esta receta son copos de avena enteros sin procesar y sin azúcar u otros añadidos.

Los copos de avena tienden a deshacerse con la cocción, pero en esta receta tras el horneado todavía se pueden encontrar su restos en la miga del pan.

Como todos los panes artesanos, este pan lleva levadura de panadería. La que se utiliza en la receta es levadura de panadería seca, que se vende en pequeñas cajas que contienen sobres de 5,5 gramos. El aspecto de esta levadura es granulado con textura arenosa y color marrón claro. Esta textura hace que se mezcle muy bien con la harina y que se reparta de manera uniforme. Este es uno de los motivos por los que no es necesario amasar el pan.

Pan de Avena y Cerveza Negra

La cerveza negra que hemos utilizado en la receta es cerveza Guinness, que es una cerveza irlandesa. En Irlanda, Guinness no sólo es una marca de cerveza. Es un símbolo que representa al país entero.

Es una cerveza negra y seca de tipo stout. Stout es un estilo de cerveza de fermentación alta, muy oscura y de sabor fuerte, originaria de las islas británicas. Hay diferentes variedades entre las cervezas de fermentación alta y la cerveza Guinness se encuentra entre las porter, que tienen el aroma del malteado y el amargor del lúpulo.

Si no puedes encontrarla, puedes sustituirla por otra cerveza irlandesa de tipo stout o experimentar con otros tipos de cerveza, como, por ejemplo, cerveza rubia.

Este pan lleva un poco de azúcar, que sirve para contrarrestar el amargor de la cerveza. Sólo lleva una cucharada rasa y eso hace que todavía se aprecie este amargor. Si se desea eliminarlo por completo, será necesario poner un poco más de azúcar, por ejemplo, 2 o 3 cucharadas, según el gusto de cada uno.


Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo es muy fácil. No se necesitan conocimientos previos en panadería.

Para preparar la masa sólo hay que mezclar en una fuente, o recipiente para mezclar grande, los ingredientes con una cuchara. 

Al principio será muy fácil mezclarlos, pero a medida que la masa vaya espesando y esté demasiado dura para meter en ella la cuchara,  será necesario presionarla con la parte de atrás de la cuchara para que se una (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta, más abajo).

La masa que se obtendrá será muy densa, pero al mismo tiempo será suave y no será demasiado pegajosa.

Masa antes de la primera fermentación
En este momento, no es necesario amasarla.
Tan sólo hay que dejarla reposar en el mismo recipiente en el que la has hecho cubierta con film transparente (plástico de cocina) entre 12 y 18 horas. 

Mientras fermenta, debe estar a temperatura ambiente. Es decir, no hay que meterla en la nevera.

Lo ideal es preparar la masa un día por la noche (sólo llevará 10 minutos) para dar forma y hornear el pan durante la mañana del día siguiente.

Tras la fermentación, la masa habrá doblado su volumen y estará llena de burbujas de aire. 

Masa después de la  primera fermentación
En este momento, sólo hay que ponerla sobre una superficie enharinada y amasar lo suficiente para que expulse el aire y para formar una bola (unos 2-3 minutos).

Esta bola debe dejarse levar de nuevo 30 minutos cubierta. Se puede utilizar para cubrirla el mismo recipiente en el que se ha mezclado la masa (dado la vuelta). 

Antes de eso, se le deben hacer dos cortes con un cuchillo en forma de cruz para que pueda crecer más fácilmente.


Masa antes de la segunda fermentación
El truco para que una simple bola de masa se convierta en un pan tan espectacular y con una corteza tan bonita y crujiente es hornearla dentro de la una cazuela.

IMPORTANTE: La cazuela debe ser completamente metálica. No puede tener ninguna parte de un material que no soporte la alta temperatura del horno o se estropearía.

Dentro de la cazuela y con la tapa puesta, el vapor que desprende la masa durante el horneado no puede escapar. Esto hace que la humedad sea alta y así la corteza del pan no se puede endurecer. El resultado es que la masa sigue creciendo hasta que se quita la tapa.

En ese momento, la humedad disminuye y, con las altas temperaturas del horno, se forma una bonita corteza dorada y crujiente.


PRECAUCIÓN: La cazuela debe precalentarse dentro del horno antes de introducir en ella la masa. Cuando se saque del horno va a estar muy caliente. Por este motivo hay que manipularla con mucho cuidado, utilizando paños doblados o guantes especiales para el horno, para evitar quemarse. Para introducir la masa en ella sin quemarse la manos, hay que usar papel de hornear. Se colocará la masa sobre papel de hornear (se hace justo antes de la segunda fermentación de 30 minutos) y se introducirá en la cazuela agarrándolo por esquinas.

Una vez horneado, hay que dejar que el pan que se enfríe sobre una rejilla. Como es un pan grande tardará en enfriarse más de 1 hora (el tiempo dependerá de la temperatura ambiente).

Es importante dejar que se enfríe antes de cortarlo en trozos, porque, de lo contrario, se puede romper al cortarlo.

Pan de Avena y Cerveza Negra

Sobre su conservación...

Igual que todos los panes, estará más bueno recién hecho e irá pendiendo sus propiedades a medida que pasen las horas.

Se puede cortar en rebanadas y congelarlas envueltas en papel de aluminio. Así las puedes sacar una a una cuando te apetezca.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gusta el pan? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de recetas de pan.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Pan de Molde Casero

Pan de Dátiles, Miel
y Sésamo
Panecillos de Hamburguesa
(Burger Buns)
Pan Integral de Avena
y Nueces
Pan Artesano de Sidra

Pan Artesano de Cerveza



















VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Cotton Candy
Sunny and Breezy



Pan Artesano de Cerveza

Este es un delicioso pan artesano de aspecto rústico que se sale un poco de lo normal por estar hecho con cerveza, en lugar de agua o leche, y por mezclar copos de avena con harina. Tiene una corteza crujiente, pero no demasiado gruesa, una miga densa, pero a la vez suave y esponjosa, y un fondo de sabor a cerveza. La receta está pensada para hacer la masa una noche y hornear el pan al día siguiente por la mañana. La forma de hacerlo es muy fácil. No se necesitan utensilios sofisticados y casi no hay que amasar. Sólo hay que tener en cuenta que para hornearlo es necesaria una cazuela que sea completamente metálica y que pueda meterse al horno sin riesgo de que se estropee.

INGREDIENTES:

  • 200 g de harina de trigo
  • 150 g de harina de trigo integral
  • 100 g de copos de avena (sin procesar y sin azúcar u otros añadidos)
  • 1/2 cucharadita de levadura seca de panadería
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 30 g de mantequilla derretida
  • 330 ml de cerveza negra (por ejemplo, Guinness)



INSTRUCCIONES DE LA RECETA:

  1. Pon en un recipiente para mezclar grande la harina, la harina integral, los copos de avena, la levadura de panadería, el azúcar y la sal. Mézclalo bien con una cuchara y deja un hueco en el centro.
  2. Añade en el hueco la mantequilla y la cerveza y mézclalo con una cuchara hasta obtener una masa. Al principio será muy fácil mover la mezcla con la cuchara, pero a medida que espese será más complicado. En ese punto será necesario presionar la masa con la parte de atrás de la cuchara para que la masa se una formando una bola (puedes ver imágenes en el vídeo). Dale la vuelta desde abajo con la cuchara de vez en cuando para evitar que se quede harina en el fondo.
  3. Cubre el recipiente con film transparente y deja que la masa repose a temperatura ambiente entre 12 y 18 horas. Tras este tiempo, la masa habrá doblado su volumen. Lo ideal es hacer la masa por la noche para dar forma al pan y hornearlo la mañana del día siguiente.
  4. Tras el tiempo de fermentación, pon a precalentar el horno a 230 ºC.
  5. Pon la masa sobre una superficie enharinada. Espolvoréala con harina y amásala unos 2-3 minutos para que expulse el aire que habrá generado durante la fermentación (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta). Si se han puesto las cantidades correctas, la masa no debe estar muy pegajosa y debe ser fácil amasarla sin que se pegue a las manos.
  6. Forma una bola y colócala sobre papel de hornear. Haz dos cortes en forma de cruz y cúbrela con el recipiente que utilizaste para formar la masa dado la vuelta. Deja que repose durante 30 minutos.
  7. Introduce una cazuela grande (26 o 28 centímetros de diámetro) con la tapa puesta en el horno. No pasa nada si todavía no ha llegado a alcanzar la temperatura de 230 ºC. La alcanzará mientras la masa fermenta. La cazuela debe ser completamente metálica y debe estar dentro del horno mientras la masa está reposando.
  8. Tras los 30 minutos de reposo, saca con mucho cuidado la cazuela del horno (estará muy caliente), quita la tapa e introduce dentro la masa tomándola por los extremos del papel de hornear. Pon la tapa e introdúcela inmediatamente al horno. Debe estar dentro 30 minutos.
  9. Tras los primeros 30 minutos de horneado, quita la tapa y hornea 12-15 minutos más.
  10. Saca el pan del horno y colócalo sobre una rejilla para que se enfríe.
¡Y a disfrutarlo!


miércoles, 20 de enero de 2021

Pollo Asado a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)

Pollo al Horno a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)



Esta es una receta de pollo al horno con salsa de sidra, bacon y manzanas de inspiración francesa. Concretamente es típica de la región de Normandía. Por eso también se conoce como pollo a la normanda.

Casi no sé por dónde empezar a describir esta delicia. La salsa de sidra tiene un sabor exquisito y una textura cremosa, ya que lleva nata (crema de leche) y también se utiliza un poco de harina para que espese ligeramente. Además, tiene un fondo ligeramente ahumado debido a los trocitos de bacon que acompañan al pollo. Los gajos de manzana tostados en mantequilla combinan a la perfección con el pollo. Para terminar, está aromatizado con tomillo fresco, que si lo anterior no fuera suficiente, el aroma y el sabor del tomillo ya te llevan al séptimo cielo :-)

Como tiene gran cantidad de salsa, se puede acompañar de arroz blanco o pasta, pero lo mejor es tener a mano un buen pan para mojar la salsa y no dejar nada :-)

Es perfecto como segundo plato de una comida o una cena con invitados o para un día de fiesta, una ocasión especial o una celebración (nochebuena, nochevieja, navidad, año nuevo...).
 
También se puede servir como plato único acompañado de arroz o pasta.

Sobre los ingredientes...


Esta receta se prepara con carne de pollo con hueso. Se puede hacer con muslos, contramuslos, o bien, una mezcla de ambos.

Para preparar la salsa se necesita bacon, cebolla, apio, tomillo fresco, ajo, harina, sidra, whisky o brandy, nata (crema de leche),  y aceite de oliva.

El bacon, pronunciado "beicon", es el nombre que se le da en inglés a la panceta salada y ahumada y es una palabra comúnmente usada en España. La panceta es la parte del cerdo que comprende la piel y varias capas de grasa (tocino) entreverada de carne. En algunos países de América Latina también se conoce como tocino, tocineta o unto.

Tomillo Fresco
Tomillo Fresco
El tomillo es una hierba aromática muy usada en la cocina mediterránea.

Tiene un olor intenso y un sabor característico que va muy bien con diferentes tipos de recetas: guisos de carne, adobos, ensaladas, etc.

En general, el tomillo se usa en la cocina tanto seco como fresco. En esta receta se emplea fresco.

Si no dispones de tomillo fresco puedes emplear tomillo seco, pero en este caso hay que poner menos cantidad, ya que el tomillo seco tiene un sabor mucho más fuerte que el fresco.

La nata (crema de leche) debe ser nata líquida para montar, es decir, con contenido alto en materia grasa, que suele ser más espesa que las natas que se etiquetan como "nata para cocinar" o "nata ligera".

Pollo al horno a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)

La sidra, "cidre" en francés, y "cider" en inglés, es una bebida alcohólica de baja graduación (entre 2% y 8%) que se prepara a partir de zumo de manzana fermentado. Es una bebida muy extendida por todo el mundo. En Europa se produce en España, Portugal, Francia, Reino unido y Alemania. En América se produce en Méjico, Argentina, Chile, Uruguay, Estado Unidos y Canadá.

Si es posible, utiliza sidra natural para preparar esta receta.

En esta receta utilizamos un poco de whisky, o bien, brandy. para aportar un punto de sabor adicional. Si no dispones de ninguno de ellos, no hay problema. El pollo saldrá rico igualmente.

No hay que preocuparse con el contenido en alcohol de la sidra y del whisky (o brandy) porque se evaporará con las altas temperaturas del horneado. 


Sobre la forma de prepararlo...


Aunque tiene un aspecto muy espectacular, en realidad es muy fácil de hacer.

Hay que empezar cocinando el bacon. Se cocina en una sartén al fuego sin añadir nada más. No se utiliza aceite porque el bacon desprende su propia grasa. De hecho, desprenderá bastante grasa que hay que desechar (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta, más abajo). 

Una vez cocinado el bacon, es necesario sellar la carne del pollo antes de meterla al horno. Esto hará que se conserven los jugos en el interior y el pollo quede más jugoso. Se hace en la misma sartén en la que se ha cocinado el bacon, una vez desechada la grasa del bacon, con una cucharada de aceite de oliva. Se cocina unos minutos por cada lado, a fuego medio-fuerte, hasta que esté ligeramente dorado por el exterior. La carne por dentro estará cruda, pero no hay que preocuparse, porque se terminará de cocinar por el interior dentro del horno.

Pollo sl Horno a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)

Para preparar la salsa se empieza cocinando la cebolla y el apio junto a unas ramitas de tomillo fresco hasta que estén tiernos. No es necesario que la cebolla se ponga dorada. Es suficiente con que se ponga de color traslúcido. En este momento se añade el ajo machacado y se cocina dando vueltas continuamente hasta que empiece a desprender aroma. Esto no llevará más de 30-60 segundos. Hay que tener cuidado para que el ajo no se tueste demasiado o se queme, ya que desprendería un sabor amargo que podría arruinar el plato.

Una vez que tenemos que la base de cebolla, apio y ajo cocinada, se añade un poco de whisky o brandy y se deja que se evapore por completo. Entonces se añade un poco de harina y se dan vueltas hasta que ya no se aprecia, es decir, hasta que se ha humedecido. Por último, se añaden la nata y la sidra.

El pollo se debe hornear junto a la salsa 35 minutos cubierto con papel de aluminio. Después se quita el papel de aluminio y se hornea 25 minutos más. Serán un total de 60 minutos de horneado.

Pollo al Horno a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)


Sobre su conservación...


Esta receta está mas rica cuando está recién hecha. Sin embargo, al tener salsa, permite el recalentado en el microondas, en una sartén al fuego o en una cazuela sin que quede muy seco.

También se puede calentar en el horno a baja temperatura (por ejemplo, 80-100 ºC) cubierto con papel de aluminio para que no se seque.

El resultado no será igual que cuando está recién cocinado, pero será aceptable si se calienta lentamente y durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente, no sólo por fuera, sino también en el interior.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gusta el pollo? Puedes encontrar más recetas en nuestra página de Recetas de Pollo.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Pan Artesano de Sidra

Pastel de Manzana a la Sidra con Frambuesas y Pasas
Pastel de Manzana a la Sidra
con Frambuesas y Pasas
Pollo Asado con Lima,
Miel y Salsa de Soja
Risotto de Manzana y Bacon

Pollo Asado con Ciruelas,
Aceitunas y Alcaparras
Pollo Asado con Pimentón
y Salsa de Limón y Espinacas

















VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:


En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Carefree And Cheerful
Cotton Candy
Sunny and Breezy




Pollo Asado a la Sidra con Manzanas y Bacon (Pollo a la Normanda)

Esta es una receta de pollo al horno con salsa de sidra, bacon y manzanas de inspiración francesa. Concretamente es típica de la región de Normandía. Por eso también se conoce como pollo a la normanda. La salsa de sidra tiene un sabor exquisito y una textura cremosa. Además, tiene un fondo ligeramente ahumado debido a los trocitos de bacon que acompañan al pollo. El sabor de los gajos de manzana tostados en mantequilla combinan a la perfección con el sabor de la carne de pollo. Para terminar, está aromatizado con tomillo fresco, que si lo anterior no fuera suficiente, el aroma y el sabor del tomillo ya te llevan al séptimo cielo :-) Como tiene gran cantidad de salsa, se puede acompañar de arroz blanco o pasta, pero lo mejor es tener a mano un buen pan para mojar la salsa y no dejar nada :-)

INGREDIENTES:

  • 125 g de bacon cortadas en dados
  • 1 - 1.3 Kg de muslos de pollo, contramuslos o una mezcla de ambos
  • Sal al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 tallo de apio picado
  • 4-5 ramas de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 2 o 3 cucharadas (30-45 ml) de whisky o brandy
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • 200 ml de nata (crema de leche)
  • 330 ml de sidra
  • 15 g de mantequilla
  • 2 manzanas, peladas y cortadas en gajos de unos 1,5 - 2 cm de grosor


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
  1. Pon a precalentar el horno a 200 º C. Añade sal al gusto a los trozos de pollo (por todos los lados).
  2. Pon el bacon en una sartén a fuego medio-fuerte. Cocínalo dando vueltas de vez en cuando hasta que esté dorado. Resérvalo y desecha la grasa que habrá desprendido.
  3. Añade a la sartén 1 cucharada de aceite de oliva y los trozos de pollo con la piel hacia abajo. Cocínalos a fuego medio-fuerte durante unos minutos hasta que estén dorados. Dales la vuelta y cocínalos por el otro lado unos minutos más hasta que estén dorados. Resérvalos. Puedes colocarlo junto al bacon en la bandeja en la que vayas a hornearlo.
  4. Añade a la sartén la cebolla, el apio y 2 o 3 ramitas de tomillo fresco. Cocínalo a fuego medio-fuerte dando vueltas de vez en cuanto hasta que estén tiernos. No es necesario que la cebolla se ponga dorada. Basta con que pase de color blanco a traslúcido.
  5. Añade los dientes de ajo machacados y cocínalos dando vueltas continuamente hasta que empiecen a desprender aroma (30-60 segundos).
  6. Añade el whisky y cocínalo dando vueltas continuamente hasta que se evapore por completo. Aprovecha para rascar el fondo de la sartén con una cuchara de madera para desprender lo que se haya podido quedar pegado.
  7. Añade la harina y da vueltas con la cuchara hasta que se humedezca y ya no se aprecie.
  8. Añade la nata y llévalo a ebullición dando vueltas continuamente hasta que empiece a espesar.
  9. Añade la sidra y dos ramitas más de tomillo fresco y lleva la salsa a ebullición. Apaga el fuego.
  10. Añade inmediatamente la salsa a la bandeja con el pollo y el bacon. Distribuye todo en la bandeja de manera uniforme y riega los trozos de pollo con la salsa. Cúbrela con papel de aluminio.
  11. Honea el pollo cubierto con el papel de aluminio en el centro del horno precalentado a 200 ºC durante 35 minutos.
  12. Saca la bandeja, quita el papel de aluminio y riega con pollo con la salsa. Vuelve a meterlo al horno (sin el papel de aluminio) y hornéalo 25 minutos más sin cubrir.
  13. Mientras el pollo termina de hornearse, pela las manzanas y córtalas en gajos de entre 1,5 y 2 cm de grosor. Calienta la mantequilla en una sartén a fuego medio-fuerte y cocina los gajos de manzana hasta que estén tostados por la parte que está en contacto con la sartén. Dales la vuelta y cocínalos por el otro lado hasta que estén tostados.
  14. Tras sacar el pollo del horno, riégalo de nuevo con la salsa y coloca los gajos de manzana repartidos por la bandeja. También puedes añadir alguna ramita más de tomillo fresco para decorarlo.
¡Y a disfrutarlo!