Formulario suscripción correo

Suscripción correo móviles

domingo, 23 de junio de 2024

Tortillas Mexicanas de Harina de Almendra (Keto, Veganas, Sin Gluten)

Tortillas Mexicanas de Harina de Almendras (Keto, Veganas, Sin Gluten)
Ir a la Versión Imprimible de la Receta

Una tortilla mexicana (o mejicana) es un alimento básico en la cocina de México. Es una pieza circular de pan plano muy fino y elástico que puede variar en tamaño y grosor según la región y el uso específico. Pueden ser de maíz o de trigo. Las de trigo son más elásticas que las de maíz.

Y si eres de México posiblemente te estés preguntado: ¿Por qué dicen tortillas mexicanas? ¿No pueden decir tortillas sin más? ¿Cuál es la diferencia entre tortillas y tortillas mexicanas? La respuesta es que en España y otros países, cuando se dice la palaba "tortilla", lo primero que viene a la mente es una tortilla de huevo, posiblemente de huevo y patata, que es la más famosa en España, o bien, una tortilla sólo con huevo, que es la tortilla francesa. Para que se entienda claramente que te estás refiriendo a un pan circular muy fino y elástico cocinado en una sartén, hay que especificar que se trata de tortillas mexicanas.

Esta es una versión saludable de las tortillas mexicanas que es baja en carbohidratos y sin gluten, y, por tanto, aptas para las personas que llevan una dieta cetogénica (keto) o low-carb y también para las personas con celiaquía y los intolerantes al gluten. Al mismo tiempo son unas tortillas sin cereales, veganas (sin huevo y sin lácteos) y altas en proteína.

Su sabor es muy rico y su textura elástica y ligeramente esponjosa, bastante similar a la de una tortilla de trigo tradicional.

Cómo consumir las tortillas y con qué se pueden acompañar


Como el resto de tortillas mexicanas, estas tortillas sirven para hacer quesadillas, tacos, burritos, enchiladas, fajitas y wraps.

Además, pueden usarse como el pan naan indio para acompañar platos de curry como nuestro Pollo al Curry de Pimienta Verde (Murgh Mirchiwala).

Y también pueden usarse como el pan de pita para acompañar dips y mezzes como estos:
- Baba Ganoush (Dip de berenjenas asadas)
- Hummus de albahaca
- Hummus de cilantro
- Hummus de pimientos asados
- Hummus de aguacate y lima
- Tzatziki (Dip de Yogur Griego, Pepino y Eneldo Fresco)
- Tzatziki de Aguacate

Otra idea es usarlas como base de una pizza ligera.

Por último, si las cortas en cuñas y las horneas hasta que estén crujientes, conseguirás unos nachos.

Tortillas Mexicanas de Harina de Almendras (Keto, Veganas, Sin Gluten)

Sobre los ingredientes...


La lista completa de ingredientes con sus cantidades exactas e información nutricional la puedes encontrar en la versión imprimible de la receta más abajo ⬇️. Aquí te contamos algunas curiosidades sobre los ingredientes y cuál es su papel en la receta.

La base de esta receta es la harina de almendras. Asegurate de comprar harina de almendra que esté molida muy fina. Algunos fabricantes la etiquetan como harina de almedra extrafina y otros como harina de almendra para repostería.

También se usa una pequeña cantidad de harina coco, con el objetivo de que la masa absorba mejor el agua y consiga mejor textura. Como se usa muy poca cantidad, no aporta sabor a coco a las tortillas.

Ingredientes de las tortillas mexicanas de almendra


El Psyllium husk, también conocido como cáscara de psyllium o ispágula, es la capa exterior de las semillas de la planta Plantago ovata, originaria de Asia. Esta cáscara es rica en fibra soluble y es conocida por su capacidad para absorber agua y formar un gel viscoso. Se puede encontrar en escamas o en polvo. En esta receta se usa psyllium husk en polvo.

En recetas sin gluten, el psyllium husk se utiliza para mejorar la textura y la elasticidad de las masas, ya que imita las propiedades cohesivas del gluten ayudando a mantener los ingredientes juntos y evitando la separación de líquidos.También ayuda a mantener la humedad y proporcionar una textura más suave y esponjosa en productos horneados como panes, muffins y pasteles.

Para que las tortillas tengan más esponjosa utilizamos levadura química de repostería (polvos para hornear). Se trata de una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres, o bien, en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

El aceite de oliva virgen extra, además de aportar sabor, hace que la masa sea más suave, moldeable y elástica.

Tortillas Mexicanas de Harina de Almendra (Keto, Veganas, Sin Gluten)

Sobre la forma de preparar las tortillas...


La versión imprimible de las instrucciones de la receta y el vídeo con la receta paso a paso los puedes encontrar más abajo ⬇️.

Cómo preparar la masa de las tortillas


Para preparar la masa de las tortillas, se empieza mezclando en un recipiente todos los ingredientes secos. A continuación se añaden los ingredientes húmedos (agua y aceite de oliva) y se mezcla dando vueltas con una cuchara.

Al principio será muy fácil, pero la masa empezará a espesar y llegará un momento en el que sea imposible seguir dando vueltas. En ese momento, se presiona con la parte de atras de la cuchara para que todos los ingredientes secos se humedezcan y la masa se una. Será necesario dar vueltas a la masa pasando la parte de abajo hacia arriba, metiendo la cuchara hasta el fondo, para asegurarse de que no queda harina seca en el fondo que no se haya integrado con la masa.

Cuando la masa se haya unido, se coloca sobre film transparente, se envuelve y se moldea con las manos para formar una bola. Hay que alisar la superficie de forma que no queden grietas.

Hasta aquí os hemos contado la forma de preparar la masa sin mancharse la manos, pero otra opción es amasar con las manos hasta tener una bola.

La bola se corta con un cuchillo en 4 cuartos y cada uno de ellos servirá para hacer una tortilla de 20 cm.

Si quieres tortillas más pequeñas, puedes cortar la bola en 6 trozos iguales y conseguirás 6 tortillas de unos 14-15 cm.

Cómo preparar la masa de las tortillas

Cómo extender y darle forma a las tortillas


Para extender las tortillas se necesita un rodillo. Para evitar que la masa se pegue a la superficie de trabajo y al rodillo hay varias opciones:
1. Colocar la masa entre 2 láminas de film transparente (plástico de cocina).
2. Colocar la masa entre 2 láminas de papel de horno pintado ligeramente con aceite de oliva.
3. Una mezcla de las dos anteriores: Colocar la masa sobre papel de horno pintado ligeramente con aceite de oliva y cubrirla con film transparente.

Cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El film transparente permite ver mejor cómo evoluciona el tamaño de la tortilla a medida que se va estirando con el rodillo. Sin embargo, la lámina superior se queda pegada fácilmente a la lámina inferior y hay que estirarlas y separarlas de vez en cuando para que la tortilla se deslice sin problema al estirarla.

Las láminas de papel de horno no se quedan pegadas entre ellas, pero tienen el inconveniente de que pueden absorber la humedad de la tortilla y formar arrugas pronunciadas que quedarán marcadas en la tortilla. Esto no ocurre con el film. Además, si se pone papel sobre la masa, no se ve muy bien como evoluciona a medida que la estiramos.

Para hacer más fácil el proceso de estirar la masa, se empieza formando un disco lo más grande que sea posible aplastando la masa con las manos, y, una vez hecho esto esto, se estira con el rodillo hasta que tenga 20 cm de diámetro.

Lo normal es que al estirar la masa con el rodillo los bordes no queden regulares. Por tanto, si quieres que las tortillas tengan una forma perfecta de disco, hay que utilizar un molde para recortar con un cuchillo los bordes irregulares. Lo mejor es utilizar un molde redondo para bizcochos de 20 cm, pero puede servirte alguna otra cosa como, por ejemplo, una ensaladera, un plato, un recipiente para mezclar o un bol de ese mismo tamaño.

Cómo extender y dar forma a las tortillas

Cómo cocinar las tortillas


Las tortillas se cocinan de una en una, en una sartén pintada ligeramente con aceite de oliva. Es importante que no haya demasiada aceite, ya que, de lo contrario, quedarían fritas y crujientes, y no queremos esto. Queremos unas tortillas suaves y elásticas.

El fuego no puede ser ni muy bajo ni muy fuerte. Hay que cocinarlas a fuego medio para conseguir la textura suave que estamos buscando.

Se ponen en la sartén cuando ésta está bien caliente. Para saber cuándo se les puede dar la vuelta hay que tocar los bordes con una espátula. Si la espátula no se queda pegada a la masa, es el momento de dar la vuelta. Eso llevará aproximadamente 2-3 minutos, dependiendo de la intensidad del fuego. Otra opción es mover la sartén para ver si la tortilla se mueve. Si no se mueve, hay que esperar un poco.

Tras darles la vuelta con la espátula, se deben cocinar 1 o 2 minutos más por el otro lado.

Las tortillas recién cocinadas deben cubrirse con un paño limpio mientras se terminan de cocinar el resto para que no pierdan su humedad.

Sobre su conservación...


Las tortillas recién hechas deben cubrirse con un paño limpio hasta el momento de servirlas, ya que, de lo contrario, pueden secarse y ponerse duras y poco elásticas.

Las que no vayas a consumir inmediatamente aguantarán en buenas condiciones hasta 4 días en la nevera, cubiertas con film transparente (plástico de cocina) para que no se sequen.

Se puede recalentar de varias formas:
- En el microondas durante unos 20 segundos.
- En una sartén.
- En el horno, hasta que estén templadas.

Antes de recalentarlas es bueno humedecerlas ligeramente. Durante el recalentado el agua se evaporará y ayudará a devolverles la textura suave y elástica.

También se pueden congelar y aguantarán en el congelador 2 o 3 meses. Pon papel de hornear entre las tortillas para que no se queden pegadas unas a otras y colócalas dentro de una bolsa para congelar alimentos. Así podrás sacarlas una a una, a medida que las quieras consumir. Para descongelarlas, lo mejor es sacarlas unas horas antes, por ejemplo, la noche antes y dejarlas descongelar lentamente dentro de la nevera.

Aquí os dejo el vídeo y la versión imprimible de la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gusta el pan? Puedes encontrar más recetas en nuestra página de  Recetas de Pan.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Pan de Aceitunas Negras
y Romero Fresco
Pan de Molde Casero
con Centeno
Panecillos de Hamburguesa
(Burger Buns)
Pan Integral de Avena
y Nueces
Pan Artesano de Sidra

Pan Artesano de Cerveza


VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:


Video Thumbnail




Esta es una versión saludable de las tortillas mexicanas que es baja en carbohidratos y sin gluten, y, por tanto, aptas para las personas que llevan una dieta cetogénica (keto) o low-carb y también para las personas con celiaquía y los intolerantes al gluten. Al mismo tiempo son unas tortillas sin cereales, veganas (sin huevo y sin lácteos) y altas en proteína.

Su sabor es muy rico y su textura elástica y ligeramente esponjosa, bastante similar a la de una tortilla de trigo tradicional.


INGREDIENTES:
  • 95 g de harina de almendras
  • 2 cucharadas (15 g) de harina de coco
  • 1 cucharada (10 g) de psyllium husk en polvo
  • 1/2 cucharadita de levadura química de repostería
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 120 ml de agua templada
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
    Prepara la masa de las tortillas

  1. Pon en un recipiente para mezclar los ingredientes secos: harina de almendra, harina de coco, psyllium husk, levadura, y sal. Méclalos muy bien dando vueltas con una cuchara o espátula. Deja un hueco en el centro.
  2. Añade los ingredientes húmedos: Agua tibia y aceite de oliva virgen extra. Méclalo dando vueltas con una cuchara. Cuando haya espesado tanto que no sea posible dar más vueltas, presiónalo con la parte de atrás de la cuchara para que se una. Otra opción es trabajarlo con las manos en lugar de presionar con la cuchara.
  3. Cuando se haya unido, ponlo sobre film transparente, envuélvelo y forma una bola intentando que no queden grietas en la superficie y que ésta sea lisa. Otra opción es hacerlo con las manos, sin el film transparente, pero si utilizamos el film evitamos mancharnos las manos.

  4. Dale forma a las tortillas

  5. Corta la bola en 2 mitades utilizando un cuchillo. Corta cada mitad en 2 cuartos. Utilizaremos cada cuarto para preparar una tortilla.
  6. Para preparar las tortillas, coloca cada cuarto entre 2 láminas de papel de horno pintado con aceite de oliva, o bien, entre dos láminas de film transparente. Estíralo con el rodillo hasta que tenga un diámetro de 20 cm.
  7. Utiliza un molde redondo de bizcochos de 20 cm para recortar con un cuchillo los bordes irregulares y dejar la tortilla con una forma perfecta.

  8. Cocina las tortillas

  9. Para cocinar las tortillas, pinta con aceite de oliva una sartén y ponla a fuego medio. Cuando esté caliente, añade la tortilla y cocínala durante unos 2-3 minutos.
  10. Cuando puedas tocar los bordes con la espatula sin que la espátula se quede pegada, dale la vuelta y cocínala unos 1-2 minutos más.
  11. Saca la tortilla de la sartén y colócala en un plato cubiérto con un paño de cocina limpio para que conserve la humedad mientras se cocinan el resto de tortillas.
¡Y a disfrutarlas!


INFORMACIÓN NUTRICIONAL:
Información nutricional  de Tortillas Mexicanas de Harina de Almendra (Keto, Veganas, Sin gluten)
*) Los valores de nutrientes son un cálculo aproximado por ración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario