lunes, 7 de abril de 2014

Panecillos de Hamburguesa con Textura de Brioche (Light Brioche Burguer Buns)



Estos panecillos de hamburguesa son los más buenos que he comido en mi vida. Tienen un sabor riquísimo pero lo mejor es su textura, blanda y esponjosa como la de un brioche. A todo esto hay que añadir que su aspecto es inmejorable.

Esta receta la publicó el New York Times y es del restaurante "Comme Ca" de Los Ángeles. Por lo que he leído, estos panecillos son muy populares y han ganado un premio "People’s Choice Award". Después de probarlos, creo que el premio es bien merecido :-)

Aunque para hacerlos se requiere tiempo, ya que hay que dejar que la masa suba, la técnica no es complicada y salen bien a la primera si se siguen con cuidado las instrucciones. No es necesario ningún accesorio de cocina, sólo los recipientes para mezclar, una cuchara y tus manos.

Las semillas de sésamo son opcionales. Puedes sustituirlas por semillas de amapola o bien poner de los dos tipos o bien no poner de ningún tipo.

Se pueden congelar envueltos en papel de aluminio. Si lo haces cuando acaban de salir del horno y todavía están tibios, podrás disfrutar de ellos igual que si estuvieran recién hechos tras descongelarlos.

Algunos consejos para que los panecillos te queden perfectos:

  • La masa de estos panecillos es muy suave, de textura un poco pegajosa aunque al mismo tiempo es muy elástica. Es normal que después de amasarla y de que haya absorbido la harina suficiente, la masa siga tendiendo a pegarse. Sin embargo verás que no se adhiere totalmente y tirando de ella suavemente, se despega fácilmente. En este punto, aunque se puede pensar que necesita añadirse más harina y seguir amasando, es mejor no hacerlo, ya que los panecillos no quedarían tan esponjosos. Además, el exceso de harina podría hacer que se formaran grietas y corteza más dura durante el horneado.
  • Es importante poner cuidado a la hora de partir los trozos de la masa para hacerlos todos del mismo tamaño. Si no se hace así, te quedarán unos panecillos más grandes que otros, y los más pequeños puede que no lleguen a cubrir una hamburguesa. Para asegurarte de que los trozos son del mismo tamaño puedes usar una báscula de cocina.
  • Una vez formados los panecillos, deben dejarse levar hasta que doblen su tamaño. Este tiempo depende de la temperatura y humedad del ambiente. Lo mejor es mirar cada cierto tiempo como van los panecillos en lugar de mirar el reloj :-)
  • Para dar forma de panecillo a los trozos de masa, lo mejor es estirar la masa con las manos desde la parte superior hacia la parte de abajo que quedará en contacto con la bandeja de hornear. Así quedarán más redondos y con una forma más simétrica. Además crecerán mejor.
  • Es importante que los panecillos estén los suficientemente separados en la bandeja de hornear para que no se toquen unos a otros cuando la masa crezca. Si tienes dudas, lo mejor es repartirlos en dos bandejas. También hay que tener en cuenta, que los panecillos siguen creciendo una vez que entren en el horno.
  • Para queden dorados de forma uniforme, se puede dar la vuelta a la bandeja del horno cuando lleven la mitad del tiempo de horneado.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustará:

Pan de Molde Casero
Pan de Dátiles, Miel y Sésamo












INGREDIENTES (8 panecillos):

- 240 ml (1 taza) de agua tibia
- 3 cucharadas de leche
- 2  cucharaditas de levadura seca de panadería
- 2 y 1/2 cucharadas de azúcar
- 390 g (3 tazas) de harina de fuerza
- 45 g (1/3 de taza) de harina normal
- 1 y 1/2 cucharaditas de sal
- 35 g (2 y 1/2 cucharadas) de mantequilla ablandada
- 1 huevo grande

Para pintarlos:

- Un huevo ligeramente batido, con
- Una cucharada de agua

Semillas de sésamo y/o semillas de amapola para espolvorear (opcionales)


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Winds Of Inspiration
- Minimal Illusions



1) Pon en una taza el agua tibia. Añade 3 cucharadas de leche, 2 y 1/2 cucharadas de azúcar y 2 cucharaditas de levadura seca de panadería. Mezcla y espera 10 - 15 minutos hasta que salga espuma.

2) Pon en una fuente amplia con base ancha la harina de fuerza, la harina normal y la sal. Mezcla todo bien.

3) Añade a la harina la mantequilla ablandada cortada en dados y presiónala con los dedos junto con la harina hasta que tenga la textura de pan rallado (puedes ver en el vídeo el aspecto que debe tener).

4) Haz un hueco en el centro de la harina y añade el huevo batido y la mezcla de levadura. Mezcla con una cuchara y cuando la pasta sea demasiado espesa para remover, presiona con la parte de atrás de la cuchara para conseguir que se una. La pasta debe ser muy espesa pero suave y manejable (puedes ver en el vídeo el aspecto que debe tener).

5) Pon la pasta en una superficie enharinada, espolvorea harina por encima para que no se pegue a las manos y amasa durante unos minutos hasta obtener una bola suave y elástica.

6) Pon la bola en una fuente amplia, tápala con film transparente o bien un paño de cocina limpio y deja que leve durante 1 o 2 horas hasta que doble su volumen. El tiempo dependerá de la temperatura y humedad.

7) Devuelve la masa a la superficie enharinada y amasa presionando con los nudillos hasta que suelte todo el aire.

8) Corta la masa con un cuchillo de cocina en 2 trozos iguales. Corta esos trozos en dos mitades y así sucesivamente hasta obtener 8 trozos del mismo tamaño.

9) Forma los panecillos estirando con las manos la superficie de cada uno de los panecillos desde la parte superior hacia la zona de abajo que estará en contacto con la bandeja del horno.

10) Coloca los panecillos en una bandeja que sea lo suficientemente grande como para que estén muy separados y no se junten al crecer. Si no se está seguro de que eso pueda ocurrir, lo mejor es usar dos bandejas. Tápalos con film transparente o bien un paño de cocina limpio y déjalos levar entre 45 y 90 minutos hasta que doblen su volumen (el tiempo depende de la temperatura y humedad del ambiente).

11) A la mitad de ese proceso, precalienta del horno a 205 ºC.

12) Pinta los panecillos con el huevo batido con una cucharada de agua y añade las semillas por encima.

13) Introduce los panecillos en el horno precalentado y vierte en el suelo del horno medio vaso de agua para que su vapor los hidrate. Hornéalos durante 15 minutos a 205 ºC hasta que estén de un intenso color dorado.

14) Tras sacarlos del horno, deja que se enfríen sobre una rejilla.

¡Y a disfrutarlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...