viernes, 20 de febrero de 2015

Sopa Caprese (Tomate, Mozzarella, Albahaca y Reducción Balsámica)



Esta es una sopa que contiene los ingredientes básicos de la ensalada caprese, uno de los platos más famosos de la cocina italiana. Tiene una textura cremosa, está hecha de tomates asados, y se sirve acompañada de dados de queso mozzarella, albahaca fresca en tiras y una reducción balsámica. El resultado es delicioso.

Es perfecta como primer plato o entrante de una comida o una cena.

Sobre los ingredientes...

Para hacer la sopa se necesitan tomates maduros, cebolla, ajo, aceite de oliva, caldo vegetal y queso parmesano. También se usan un par de rebanadas de pan para darle una textura más espesa.

El caldo vegetal puede sustituirse por la misma cantidad de agua y concentrado de caldo en pastillas.

La mozzarella que se usa para acompañar la sopa es mozzarella fresca, de las que viene en forma de bola, cortada en daditos.

Albahaca Fresca

La albahaca es una de la hierbas aromáticas más representativas de la cocina italiana.

Con ella se prepara la famosa salsa "pesto de albahaca genovés" o "pesto di basilico", una salsa a base de hojas de albahaca fresca, piñones, ajo, aceite de oliva y queso parmesano, originaria de la región de Liguria.

A diferencia de otras recetas en las que la albahaca es protagonista con su sabor, en esta receta, la albahaca aporta un toque aromático.

Para preparar la reducción balsámica se utiliza vinagre balsámico de Módena y azúcar moreno.

El vinagre balsámico o aceto balsámico es un vinagre de origen italiano, concretamente de la ciudad de Módena. Destaca por su sabor fuerte, ligeramente dulce y su color oscuro. El vinagre hecho de la forma tradicional requiere una maduración de al menos 12 años. Sin embargo, las versiones industriales reducen muchísimo este tiempo para reducir el coste. Es muy fácil encontrarlo en los supermercados.

Sobre la forma de prepararla...

Esta sopa es muy fácil de hacer. Para prepararla hay que asar en el horno los tomates junto a la cebolla y los ajos. Después se ponen en una cazuela, se añaden el queso parmesano y el pan y se pasa por la batidora.

La reducción balsámica se prepara simplemente cociendo el vinagre con el azúcar a fuego lento unos minutos hasta que reduzca aproximadamente a la mitad y espese. Ten en cuenta que tras enfriarse espesará más.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan las sopas y cremas? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Sopas y Cremas.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Fettuccine alla Puttanesca (Tomate, Anchoas, Alcaparras)
Ensalada de Tomates al Estilo Egipcio
Crema de Zanahoria, Jengibre, Curry y Leche de Coco
Crema de Calabaza con Leche de Coco

























INGREDIENTES (4 personas):

Para la sopa:

- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla pequeña (de cualquier tipo: blanca, roja, etc.)
- 900 g de tomates maduros
- Sal y pimienta negra al gusto
- 2 dientes de ajo cortados en rodajas finas
- 2 rebanadas de pan sin corteza
- 3 cucharadas de queso parmesano rallado
- 240 ml de caldo vegetal (puede sustituirse por 240 ml de agua y 1 pastilla de concentrado de caldo vegetal)

Para servir:

- 225 g de mozzarella fresca en bola
- 4 cucharadas de hojas de albahaca cortadas en tiras finas

Para la reducción balsámica:

- 125 ml de vinagre balsámico de Módena
- 2 cucharadas de azúcar moreno.



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration



1) Precalienta el horno a 215 ºC.

2) Corta los tomates a la mitad y la cebolla en rodajas.

3) Pon en una bandeja de horno el aceite de oliva. Reparte las rodajas de cebolla sobre la bandeja y coloca encima los tomates con el lado cortado hacia arriba. Añade sobre los tomates sal y pimienta al gusto.

4) Hornéalo en el horno precalentado a 215 ºC durante 20 minutos. Tras ese tiempo, los tomates deben estar ligeramente tiernos.

5) Añade por encima de los tomates el ajo cortado en láminas finas y vuelve a introducir la bandeja en el horno durante 10-15 minutos más a 215 ªC. Tras sacar la bandeja del horno, deja que se enfríe durante 10-15 minutos. Los tomates deben estar tiernos y deben deshacerse fácilmente si los presionas con un tenedor.

6) Pon el contenido de la bandeja en una cazuela. Añade el pan troceado, el queso parmesano y el caldo vegetal. Pasa la batidora con el accesorio para triturar hasta conseguir una sopa espesa de textura fina. Rectifica de sal si es necesario.

7) Para hacer la reducción balsámica, pon en un cazo a fuego medio-fuerte el vinagre balsámico de módena y el azúcar. Llévalo a ebullición, baja el fuego y cuece a fuego lento unos 6-8 minutos, dando vueltas con una cuchara de madera de vez en cuando, hasta que se reduzca a la mitad.

8) Sirve la sopa acompañada de la mozzarella cortada en dadidos, un chorrito de reducción balsámica (aproximadamente entre 1/2 y 1 cucharada por ración) y hojas de albahaca fresca cortadas en tiras finas (1 cucharada por ración).

¡Y a disfrutarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...