jueves, 23 de julio de 2015

Pastel Invertido de Nectarinas



Este pastel tiene una capa de nectarinas caramelizadas con mantequilla y azúcar moreno y una capa de bizcocho esponjoso que forman un conjunto delicioso. Tiene un sabor a fruta muy rico y un aire muy veraniego. Se sirve templado o a temperatura ambiente y está riquísimo acompañado de un poco de nata montada.

La palabra "invertido" del nombre de la receta quiere decir que se hornea "del revés". Es decir, primero se pone en el molde la capa de fruta y encima la capa de bizcocho, y tras el horneado se le da la vuelta.

Es perfecto como postre o para acompañar un café o un te a cualquier hora del día.

Sobre los ingredientes...

Para hacer este pastel se requieren pocos ingredientes.

La capa de nectarinas caramelizadas se hace con mantequilla, azúcar moreno y nectarinas en rodajas.

La capa de bizcocho se hace con harina de trigo, azúcar, bicarbonato sódico (soda) , sal, huevos, mantequilla y buttermilk.

Las nectarinas, que son una variedad de melocotones con a piel lisa, sin vellosidad, se pueden sustituir por melocotones (duraznos o durazneros).

Igual que el pan irlandés, la parte de bizcocho de este pastel crece y consigue su textura esponjosa debido a una reacción química que se produce entre el bicarbonato sódico (soda) y el ácido láctico que contiene el "buttermilk" (suero de mantequilla o mazada). El buttermilk es el líquido que queda cuando se obtiene mantequilla a partir de la leche. Es un líquido de color amarillento con bajo contenido en grasa y sabor agrio.

Actualmente, el buttermilk que se comercializa no se obtiene de la manera tradicional, sino añadiendo a la leche bacterias que convierten la lactosa de la leche en ácido láctico para simular el producto original.

El buttermilk no es se encuentra fácilmente en algunos países. Si no te resulta fácil encontrarlo, no te preocupes, ya que se puede hacer casero muy fácilmente. Puedes conseguir algo muy parecido añadiendo a la leche un agente acidulante, como el zumo de limón o el vinagre de manzana, y dejándola reposar unos 15 minutos (no es necesario dar vueltas con una cuchara). Verás como la leche se corta y se vuelve agria, y empiezan a aparecer grumos más espesos. La proporción es una cucharada (15 ml) por cada taza (240 ml). Otra opción es sustituir el buttermilk por la misma cantidad de yogur natural.



Sobre la forma de prepararlo...


Es muy fácil de hacer, no requiere utensilios de cocina especiales y no lleva mucho tiempo de preparación. El único requisito especial es que el molde en el que se hornee no sea desmontable. Debe ser un molde redondo para tartas no desmontable.

Para preparar la capa de bizcocho, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro y después mezclar ambos suavemente hasta que los ingredientes secos se humedezcan y se obtenga una pasta espesa.

En ese punto no hay que insistir más mezclando, ya que de lo contrario la harina liberaría el gluten que contiene y el bizcocho podría quedar duro.

Para montar el pastel invertido, en primer lugar se pone en el molde mantequilla derretida. Sobre la mantequilla se colocan las nectarinas y por último se vierte la pasta de la capa de bizcocho por encima.

Tras el horneado hay que colocar el plato donde se vaya a servir sobre el molde y hay que darle la vuelta como si se tratara de una tortilla.

Sobre su conservación...

Si te sobra algo, se puede conservar unos 2-3 días en la nevera bien tapado con film transparente (plástico de cocina) para que no se seque. Pero ten en cuenta que se consume templado o a temperatura ambiente, así que tendrás que sacarlo unos 30 minutos antes de consumirlo.

También se puede congelar entero o en raciones individuales envueltas en papel de aluminio.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los postres? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Postres.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pastel de Fresas
Galette de Melocotones y Arándanos













INGREDIENTES (8-10 raciones):

Para la capa de bizcocho:

- 260 g de harina de trigo
- 150 g de azúcar
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 huevos
- 240 ml de buttermilk (o bien, 225 ml de leche y 1 cucharada (15 ml) de zumo de limón)
- 55 g de mantequilla

Para la capa de nectarinas:

- 55 g de mantequilla
- 100 g de azúcar moreno
- 4 nectarinas grandes


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




1) Precalienta el horno a 180 ºC (pon calor tanto abajo como arriba) y unta de mantequilla las paredes de un molde para tartas redondo que no sea desmontable.

2) Si no dispones de buttermilk, añade una cucharada de zumo de limón recién exprimido a 225 ml de leche. Deja que repose unos 15 minutos. No es necesario que le des vueltas con una cuchara. Tras ese tiempo verás que se han formado grumos. Es normal.

3) Pon en una fuente amplia o un recipiente para mezclar la harina, el azúcar, el bicarbonato sódico (soda) y la sal. Mézclalo bien con una cuchara y deja un hueco en el centro. Puedes ver imágenes en el vídeo.

4) En otra fuente mediana o un cuenco grande, pon dos huevos y bátelos ligeramente. Añade el buttermilk y la mantequilla derretida a temperatura ambiente. Mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme.

5) Añade la mezcla de huevos y buttermilk a la fuente con la mezcla de harina. Mézclalo suavemente con una cuchara hasta que la harina se humedezca y se forme una pasta espesa. No es necesario insistir más a partir de ese punto.

6) Corta las nectarinas por la línea natural que tienen y ábrelas en dos mitades. Quita el hueso o pepita. Corta cada mitad en 2 cuartos y cada uno de ellos en 2 o 3 trozos. Puedes ver imágenes en el vídeo.

7) Vierte la mantequilla derretida en el fondo del molde. Muévelo para asegurarte que la mantequilla se reparte bien por el fondo. Espolvorea por encima el azúcar moreno y coloca encima las rodajas de nectarina (puedes ver imágenes en el vídeo). Vierte encima de las nectarinas la pasta de la capa de bizcocho.

9) Hornéalo en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante 45 minutos.

10) Tras sacarlo del horno deja que se enfríe 10-15 minutos. Después, coloca un plato encima del molde y dale la vuelta.

11) Sírvelo templado o a temperatura ambiente. Está riquísimo acompañado de un poco de nata montada.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...