domingo, 26 de noviembre de 2017

Bizcocho de Calabacín, Arándanos y Nueces






¿Sabías que se pueden hacer dulces con calabacín? Aunque a algunos les pueda parecer un poco extraño hacer dulces con verduras, en realidad se usan mucho en repostería. Los ejemplos más representativos, además del calabacín, son los dulces con zanahoria y con calabaza.

En este bizcocho se mezcla el sabor delicado del calabacín con frutas del bosque como los arándanos y el toque crujiente de las nueces. Todo ello aromatizado con canela y vainilla. ¡Delicioso! :-)

Es prefecto para el desayuno, para la merienda, para un tentempié de media mañana o para acompañar un café o un té a cualquier hora del día.


Sobre los ingredientes...

Los ingredientes básicos de este bizcocho son harina, azúcar moreno, levadura química de repostería, bicarbonato sódico (soda), huevos, aceite vegetal y yogur. A esto le añadimos el calabacín, los arándanos y las nueces, y se aromatiza con canela y extracto de vainilla.

El calabacín también se conoce como zapallito, zapallo italiano o zucchini. Tiene un alto contenido en agua, lo que hace que contenga pocas calorías. También contiene muchos minerales, sobre todo potasion y es rica en vitamina C y betacaroteno.

El arándano, también conocido como arándano azúl, blueberry o mora azul, es una baya silvestre que es el fruto de un arbusto.

En esta receta se mezcla harina de trigo con harina de trigo integral. Si no dispones de harina integral puedes usar únicamente harina refinada (la harina normal).

La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos, las levaduras, y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

El bicarbonato sódico,  también conocido como soda, sirve para potenciar la acción de la levadura química. Cuando se mezcla con el ácido láctico que contiene el yogur se produce una reacción química que hace que el bizcocho quede muy esponjoso.

El extracto de vainilla se comercializa en forma líquida o bien en forma de azúcar avainillado. Se puede emplear en cualquiera de los dos formatos.

El aceite vegetal debe ser aceite vegetal de sabor suave para que su sabor no interfiera con el sabor del bizcocho. La mejor opción es aceite de girasol, pero también va bien el aceite de maíz.




Sobre la forma de prepararlo...

Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños.

Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar, un rallador para rallar el calabacín, un tenedor para batir los huevos y una cuchara para mezclar.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos suavemente, sin movimientos bruscos, hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría soltar el gluten que contiene y, en este caso, el bizcocho podría quedar duro. La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.

Los arándanos se añaden al final antes de poner la pasta en el molde para hornear.

Sobre su conservación...

Al llevar fruta fresca, es mejor consumir este bizcocho el mismo día en el que se hace, aunque puede aguantar 1 o dos días más si se conserva en un lugar fresco y seco, bien tapado para que se seque.

Se puede congelar, entero o en raciones individuales envueltas en papel de aluminio.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Bizcocho de Plátano Arándanos y Yogur
Bizcocho de Calabacín y Limón
Galette de Melocotones y Arándanos
Galette de Calabacín y Queso























INGREDIENTES (1 bizcocho):

- 130 g de harina de trigo
- 100 g de harina integral de trigo
- 1 cucharadita de levadura química de repostería
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de canela
- 50 g de nueces troceadas
- 1 huevo
- 1 yogur natural de 125g
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 4 cucharadas de aceite vegetal de sabor suave (girasol o maíz)
- 150 g de calabacín rallado con la parte gruesa del rallador
- 150 g de arándanos frescos











INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration



1) Precalienta el horno a 180 ºC y unta de mantequilla un molde de rectangular de 26 x 11 cm o medidas similares (24 x 12, etc.)

2) Pon en una fuente amplia la harina de trigo, la harina de trigo integral, el azúcar moreno, la levadura química de repostería, el bicarbonato sódico (soda), la sal, la canela y las nueces troceadas. Mézclalo todo bien con una cuchara y deja un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) En otra fuente mediana o cuenco grande, bate el huevo ligeramente con un tenedor. Añade el yogur, el extracto de vainilla, el aceite vegetal y mézclalo dando vueltas con una cuchara. Añade el calabacín rallado y mézclalo con la cuchara hasta tener una mezcla uniforme.

4) Añade el calabacín rallado a la mezcla anterior y mézclalo con una cuchara hasta que se incorpore a la mezcla.

5) Añade la mezcla anterior a la fuente con la mezcla de harina. Mézclalo suavemente (sin movimientos bruscos) con una cuchara o una espátula hasta que la mezcla de harina se humedezca y no queden grumos. A partir de ese punto, no es necesario insistir más mezclando o el bizcocho podría quedar duro. Recuerda que este paso hay que hacerlo a mano. No se debe usar batidora. Se obtendrá una pasta muy espesa pero suave.

6) Añade los arándanos (sécalos antes muy bien con papel absorbente) y mézclalos suavente con la pasta usando una cuchara hasta que se repartan uniformemente.

7) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornéalo en el centro del horno a 180 ºC durante aproximadamente una hora. Sabrás que está hecho porque al pinchar con un palillo el centro del bizcocho, el palillo saldrá limpio.

8) Tras sacarlo del horno, déjalo unos 10-15 minutos dentro del molde sobre una rejilla metálica. Después sácalo del molde y colócalo sobre una rejilla hasta que esté tibio.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...