jueves, 18 de septiembre de 2014

Pollo Marroquí con Albaricoques y Almendras



Una maravillosa mezcla de especias, hierbas aromáticas, miel, albaricoques deshidratados (orejones) y almendras crujientes hacen que este plato de pollo esté delicioso.

Es perfecto para acompañarlo con cuscus, ya que tiene gran cantidad de salsa. También es perfecto como plato principal de una comida o cena especial con invitados. Además de que gustará a todos por lo rico que está, tiene la ventaja de que puedes prepararlo con unas horas de antelación, por ejemplo, durante la mañana de ese mismo día, sin correr el riesgo de que esté seco cuando lo vayas a servir.

Sobre la cocina marroquí...

La cocina marroquí se caracteriza por la herencia bereber y la influencia de los países del Magreb. Unos de sus rasgos característicos es la mezcla de sabores dulces y salados y el uso de gran variedad de especias. Es fácil de cocinar ya que es una cocina de origen popular y muy casera. Normalmente las recetas se pasan de madres  hijas por tradición verbal.

Entre los utensilios o recipientes utilizados se encuentra el tajín, que es una especie de cazuela de barro cocido o cerámica con una tapa en forma de chimenea que deja salir el vapor por un agujero. Se suele emplear para guisar platos de carne (pollo o cordero) como el de esta receta.

Se suele llamar tajín tanto al utensilio de cocina como al estofado realizado en él. Aunque esta receta de pollo está hecha en una cazuela, en realidad, para seguir estrictamente la tradición marroquí debería cocinarse en un tajín.


Sobre los ingredientes...

La mezcla de especias y hierbas aromáticas que dan el sabor y aroma marroquí a esta receta está formada por canela, cúrcuma, cardamomo, pimienta negra, jengibre, perejil y cilantro.


El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo o rizoma se usa mucho en la cocina oriental. Crece en regiones tropicales, tiene un aroma muy apreciado y un sabor fuerte ligeramente picante. En la cocina occidental, en lugar de fresco, se suele emplear seco y en polvo en diferentes recetas de dulces. En esta receta se usa seco.

La cúrcuma es una de las especias más usadas en la cocina de la India como colorante alimentario para el arroz, carne y diversos platos. También forma parte de las especias que dan color como el curry. Actualmente se comercializa como el aditivo alimentario E100 ó cúrcuma.

En algunos países de Hispanoamérica es conocida como palillo, y en algunos países como Colombia se la conoce como azafrán de raíz. Igual que ocurre con el jengibre, se comercializa tanto la raíz fresca de la planta como en formato de polvo seco. En esta receta se usa en polvo.

El cilantro también se conoce con los nombre de culantro, guaraní, kuratu, perejil árabe o coriandro fresco. ¿Sabes cuáles son  las diferencias entre el cilantro y el perejil? Aunque pueda parecer que son la misma hierba, nada más lejos de la realidad... Son parientes cercanos, pero tienen un sabor y aroma diferentes y, por tanto, no se puede sustituir una hierba por la otra o conseguiremos un resultado diferente.
  • La principal diferencia entre el perejil y el cilantro es el color. El perejil tiene un color verde mucho más intenso y algo más oscuro que el cilantro, de color verde más suave.
  • Por otro lado, el perejil tiene los tallos más gruesos y más firmes que el cilantro. Es muy fácil quebrar un tallo de perejil. Sin embargo, los del cilantro son más finos y más flexibles.
  • En cuanto a las hojas, las del perejil son más alargadas y más puntiagudas que las del cilantro, que son más redondeadas.
  • Por último, del cilantro se consumen tanto sus hojas como sus semillas (coriandro), especialmente en la cocina india y, a veces, se puede encontrar en el mercado junto con sus raíces.

Cardamomo Verde (vainas y semillas)
El cardamomo es una especia muy utilizada en la cocina de la India, en la gastronomía asiática y en la árabe. Se usa para preparar currys, arroces, pasteles, panes, galletas, postres y para aromatizar bebidas como por ejemplo el té. Es muy común encontrarlo también en los países del norte de Europa aromatizando bollos junto al clavo, el jengibre y la canela.

Actualmente, el mayor productor de cardamomo del mundo es Guatemala, aunque también hay grandes producciones comerciales en en la India, Sri Lanka, Nepal y Tailandia. En Latinoamérica también se conoce con el nombre de "granado del paraíso".

Hay dos variedades: cardamomo verde y cardamomo negro. La más utilizada es la verde, y también es la que se emplea en esta receta.

Aunque es posible encontrar cardamomo ya molido, lo mejor es comprarlo en vainas extraer los granos y molerlos justo antes de utilizarlos para que su aroma se conserve intacto. Puedes molerlo con un molinillo, un procesador de alimentos (batidora/trituradora) o simplemente machacando los granos en un mortero.

Sobre el procedimiento para prepararlo...

El procedimiento para elaborar el pollo es sencillo. En primer lugar hay que mezclar las especias con aceite de oliva e impregnar con la mezcla los trozos de pollo. Después se dora el pollo a fuego medio-fuerte en un cazuela. Se retira el pollo de la cazuela y se cocinan en aceite de oliva la cebolla y el ajo. Por último, se devuelve a la cazuela el pollo y se añaden el resto de ingredientes (perejil, cilantro, miel, canela en rama, agua) y se deja cocer a fuego medio-bajo durante 30 minutos.

Las almendras se fríen con un poco de aceite de oliva hasta que se doran ligeramente para intensificar su sabor y para que estén más crujientes. Es importante añadirlas justo antes de servir, ya que si están dentro de la salsa durante un tiempo largo absorberían agua, se hincharían, y perderían su textura crujiente. También pueden añadirse directamente al plato de los comensales en lugar de ponerlas en la cazuela.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pollo al Curry de Pimienta Verde (Murgh Mirchiwala)
Pollo a la Naranja al Estilo Chino
Pollo Asado con Mostaza, Miel y Romero
Pollo con Champiñones, Bacon, Nata y Vino Blanco























INGREDIENTES (4 personas):

- 1 y ½ cucharaditas de canela molida
- ½ cucharadita de cardamomo molido
- 1 y ½ cucharaditas de jengibre seco molido
- 1 cucharadita de cúrcuma
- ½ cucharadita de pimienta negra molida
- 1 y ½ cucharaditas de sal
- 4 cucharadas de aceite de oliva + 1 cucharadita
- 1,3 Kg de pollo (muslos, contramuslos, etc.)
- 1 cebolla morada
- 4 dientes de ajo
- 5 ramas de cilantro
- 5 ramas de perejil
- 350 ml de agua
- 2 cucharadas de miel
- 1 rama de canela
- 12 albaricoques deshidratados (orejones)
- 60 g de almendras crudas




INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



1) Pon en una fuente amplia donde entre el pollo, la cúrcuma, la canela, la pimienta negra, el cardamomo, el jengibre, la sal y 3 cucharadas de aceite de oliva. Mezcla todo bien con una cuchara.

2) Añade el pollo y haz que se impregne bien de la mezcla de especias y aceite.

3) Corta la cebolla a la mitad y cada mitad en rodajas finas. Pica los dientes de ajo finamente. Pica las hojas de cilantro y las hojas de perejil.

4) Pon una cazuela al fuego con una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté caliente añade el pollo (junto con los restos de especias que puedan quedar en la fuente) y cocínalo a fuego medio-fuerte hasta que esté dorado por el lado que está en contacto con la cazuela. Dale la vuelta y cocínalo de nuevo hasta que esté dorado por el lado que está en contacto con la cazuela. Repite la operación hasta que esté dorado por todos los lados. En ese momento retíralo de la cazuela.

5) Pon la cebolla en la cazuela y cocínala a fuego medio, removiendo frecuentemente, hasta que esté blanda. Añade el ajo picado y cocínalo 3 minutos. Añade el perejil y el cilantro, reservando un poco para servir. Añade el agua, la rama de canela, la miel y los albaricoques. Dale vuelta para que todo se reparta uniformemente en la cazuela.

6) Llévalo a ebullición y deja cocer a fuego lento 30 minutos con la tapa puesta.

7) Pon una cucharadita de aceite de oliva en una sartén mediana a fuego medio-fuerte. Añade las almendras y cocínalas removiendo frecuentemente hasta que estén ligeramente doradas.

8) Sírvelo con las almendras y el cilantro y el perejil reservados acompañado de cuscús.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...