viernes, 30 de enero de 2015

Crème Fraîche Casera



La crème fraîche, en español crema fresca, es una nata originaria de Francia que es acidificada naturalmente con cultivos de bacterias similares a las que producen el yogur. Tiene una textura espesa pero al mismo tiempo es muy suave. Su sabor es ligeramente ácido y con un fondo que recuerda un poco a la mantequilla y las nueces.

¿En qué recetas se puede usar crème fraîche?

La creme fraiche se usa como acompañamiento de algunos tipos de tartas y postres dulces de frutas, ya que el sabor dulce de la tarta combina a la perfección con el sabor ligeramente ácido de la Créme Fraîche. Este es el caso de la tarta tatín o tarta de manzana invertida. En Francia, su lugar de origen, es muy difícil encontrar un sitio donde sirvan tarta tatín y no vaya acompañada de Creme Fraîche.

También se puede endulzar con azúcar o miel y servirla en lugar de nata montada, por ejemplo, junto a fresas, arándanos y otras bayas. Otro uso es como sustitutivo de la mantequilla en una tostada, cubierta de mermelada.

En recetas saladas se usa para hacer salsas, como un ingrediente de pures o cremas de verduras, en quiches o tartas saladas, etc. Nosotros la hemos usado para hacer la base crujiente de nuestra Galette de Melocotones y Arándanos.

¿Cuál es la diferencia entre la crème fraîche y la sour cream (nata agria)?

La "sour cream" o nata agria es la versión americana de la crème fraîche. También se trata de nata acidificada con cultivos de bacterias, pero no es exactamente igual.

Las principales diferencias con las siguientes:
- La "sour cream" es más ácida.
- La "sour cream" tiene un menor contenido de grasa (entre 18 y 20%) y un mayor contenido de proteínas.
- Con las altas temperaturas la "sour cream" se cuaja mientras que la crème fraîche no.

En algunas recetas se puede intercambiar una por la otra, pero no en todas, sobre todo por el hecho de que no se comportan igual con las altas temperaturas.

Sobre los ingredientes...

Tan sólo son necesarios dos ingredientes: nata líquida para montar y yogur natural.

La nata líquida debe ser de las que tienen un alto contenido en grasa (entre 35 y 40%). No valen las natas líquidas ligeras ni las preparadas para cocinar.

El yogur natural, debe ser yogur natural de verdad. Necesitamos las bacterias beneficiosas del yogur para conseguir que la nata líquida se acidifique y se convierta en créme fraîche. Por este motivo, no valen postres lacteos que imitan al yogur y que no contienen esas bacterias.

El sabor de la crème fraîche podrá variar dependiendo de la marca de nata y de yogur que se use.

Sobre la forma de prepararla...

La forma de prepararla es muy fácil. De hecho no se requiere ningún tipo de conocimiento de cocina y puede hacerla hasta un niño. Sólo hay que mezclar 240 ml de nata líquida con una cucharada de yogur y esperar.

Tras 24 horas reposando a temperatura ambiente (entre 21 y 25 ºC), la nata habrá espesado, se habrá vuelto ligeramente amarillenta y se habrá acidificado, ya que las bacterias del yogur generarán ácido láctico a partir de la lactosa de la nata. Si en ese momento no tiene la textura deseada, se puede dejar unas horas más (hasta 36 como máximo).

No hay que preocuparse porque la nata esté a temperatura ambiente. No se estropeará porque las mismas bacterias que la acidificarán y la convertirán en creme fraiche, evitarán que crezcan bacterias malignas.

Tras ese tiempo de reposo es necesario dar unas vueltas rápidas con una cuchara, ya que la nata tendrá una especie de grumos grandes. Tras esas vueltas, su textura será muy cremosa a la vez que espesa.

Tras meterla en la nevera todavía espesará más, consiguiendo la misma textura que las que se pueden comprar.


Sobre su conservación...

Una vez hecha aguantará unos 7-10 días si se conserva en la nevera tapada con film transparente.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Compota de Fresas
Pastel de Fresas

Compota de Manzana Casera
Ricotta Cheesecake (Tarta de Queso Riccota)























INGREDIENTES:

- 240 ml de nata líquida para montar
- 1 cucharada de yogur natural


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions



1) Pon en un cuenco mediano 240 ml de nata líquida para montar.

2) Añade una cucharada de yogur natural y mézclalo con la nata dando unas vueltas con la cuchara.

3) Cubre el cuenco con film transparente (plástico de cocina) y déjalo reposar a temperatura ambiente (entre 21 y 25 ºC) durante al menos 24 horas.

4) Tras ese tiempo la nata habrá espesado y puede volverse un poco amarillenta. Verás que tiene una textura con grandes grupos (puedes verlo en el vídeo). Dale unas vueltas con una cuchara rápidamente y verás como se obtiene una textura muy cremosa y a la vez espesa. Si no hubiera espesado lo suficiente, puedes dejarla unas horas más (36 cómo máximo).

5) Consérvala en la nevera cubierta con film transparente. Una vez que se enfríe, su textura se volverá aún más espesa (puedes ver imágenes en el vídeo)

¡Y a disfrutarla!

3 comentarios:

  1. Me dijeron que para hacer la crème fraîche casera primero debería hacer butermilk y después que haya hecho utilizarla para hacer la crème fraîche, pero tu receta me parece bien mas practica, pero me encantaría saber cual de los dos métodos es la más auténtica la echa como la tuya con yogur o la hecha con butermilk

    Muchas Gracias

    Que Dios te bendiga hoy y siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la forma auténtica de hacer crème fraîche es añadir a la nata bacterias similares a las que crean el yogur, por tanto, añadiendo yogur, estamos haciendo exactamente eso, ya que contiene esas bacterias. El buttermilk que se comercializa también se hace con las mismas bacterias que crean el yogur, así que añadirlo a la nata en lugar de yogur sería equivalente a utilizar yogur.
      Si el buttermilk es casero y se ha hecho añadiendo a la leche vinagre o zumo de limón, es preferible utilizar yogur para hacer la crème fraîche, ya que obtendremos algo más parecido a la crème fraîche original.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...