martes, 22 de diciembre de 2015

Pollo Asado con Salsa de Tomates Secados al Sol y Parmesano



Esta es una receta de pollo asado con una salsa cremosa de tomates secados al sol, queso parmesano y hierbas aromáticas. Tiene un sabor muy rico que recuerda la cocina italiana.

Es perfecta para una comida o una cena de un día especial de fiesta o una celebración con invitados.

Sobre los ingredientes...

Esta receta lleva carne de pollo con hueso. Es decir, quedará bien con muslos de pollo, o bien, con contramuslos.

La salsa se prepara con caldo de pollo, mantequilla, nata líquida (crema de leche), queso parmesano rallado, tomates secados al sol, ajo, pimienta de cayena molida y se aromatiza con orégano, tomillo y albahaca secos.

Tarro de Tomates Secados al Sol en Aceite de Oliva
Tomates Secados al Sol en Aceite
Los tomates secados al sol, tomates secos o tomates deshidratados son tomates maduros que pasan por un proceso lento de secado que hace que pierdan el contenido de agua de su interior de forma que su sabor se hace más intenso.

La forma tradicional de hacerlos era partirlos a la mitad y colocarlos boca abajo, con la piel hacia arriba, en los tejados de las casas sobre una cama de sal. Se dejaban varios días (dependiendo del tipo de tomate, incluso una semana) hasta que alcanzaban el punto óptimo de deshidratación.

Hoy en día existen procesos industriales que aplican calor artificial para conseguir la deshidratación. Como siempre, lo natural es mucho mejor, pero también su precio es mucho mayor. Los tomates secados al sol de forma natural están considerados una delicatessen.

Los puedes encontrar en dos formatos: completamente deshidratados en bolsitas, o bien, en tarros conservados en aceite. En los dos casos, vienen cortados en mitades. Están mucho más ricos los que vienen en aceite, ya que contienen hierbas aromáticas como el orégano que aportan sabor adicional. Eso sí, es mejor que el aceite sea aceite de oliva, ya que proporciona un mejor sabor.

Si no encuentras los tomates en aceite, puedes usar de los que vienen en bolsas, pero tendrás que hidratarlos previamente, ya que vienen completamente secos.


Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo es muy sencilla. El éxito está asegurado.

Lo primero que hay que hacer es sellar la carne. Para ello se dora en una cazuela junto a la mantequilla. Haciendo esto nos aseguramos de que los jugos quedan en el interior y al hornearlo quedará tierno, pero jugoso en el interior.

A continuación se prepara la salsa. Para ello, se empieza cocinando el ajo y la pimienta de cayena en la mantequilla. Después se añaden el resto de ingredientes y se deja hervir unos minutos hasta que espesa ligeramente.

Por último se hornea el pollo junto a la salsa, y listo para disfrutarlo!


Sobre su conservación...

Esta receta está mas rica cuando está recién hecha. Sin embargo, al tener gran cantidad de salsa, permite el recalentado en el microondas o en una cazuela sin que quede seco. El resultado no será igual que cuando está recién cocinado, pero será aceptable si se calienta lentamente y durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente, no sólo por fuera, sino también en el interior.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gusta el pollo? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas de Pollo.


Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Fettuccine con Champiñones, Tomates Secos y Albahaca
Pollo Asado con Mostaza, Miel y Romero

Pollo Asado Marinado en Yogur al Estilo Griego

Pollo Asado con Leche de Coco



















INGREDIENTES (4-6 personas):

- 10 -12 muslos de pollo, o bien, 8 contramuslos (aproximadamente 1,3 kg de pollo)
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto
- 25 g + 15 g de mantequilla
- 1/8 de cucharadita de pimienta de cayena molida
- 3 dientes de ajo machacados
- 240 ml de caldo de pollo (o bien, 240 ml de agua y ½ pastilla de concentrado de caldo)
- 120 ml de nata líquida espesa (crema de leche)
- 6-8 mitades de tomates secados al sol en aceite
- 4 cucharadas de queso parmesano rallado
- ¼ de cucharadita de tomillo seco
- ¼ de cucharadita de orégano seco
- ¼ de cucharadita de albahaca seca


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




1) Pon a precalentar el horno a 205 ºC.

2) Añade al pollo sal y pimienta al gusto.

3) Calienta 25 g de mantequilla en una cazuela a fuego medio-fuerte. Añade el pollo en tandas. Cocínalo hasta que se ponga dorado por la superfie que está en contacto con la cazuela (unos 3 minutos). Dale la vuelta y cocínalo por el otro lado hasta que esté dorado. En el caso de que hagas muslos de pollo tendrás que girarlos de nuevo para que se doren por los laterales. Si son, contramuslos será suficiente con vuelta y vuelta. Coloca el pollo en la bandeja para horno.

4) Mientras el pollo se dora puedes aprovechar para cortar los tomates secados al sol en tiras y para machacar en el mortero los dientes de ajo.

5) En la misma cazuela donde has dorado el pollo, añade 15 g de mantequilla. Añade los dientes de ajo machacados y la pimienta de cayena y cocínalos sin parar de dar vueltas hasta que desprendan aroma (aproximadamente 1 minuto).

6) Añade el caldo de pollo, la nata líquida, los tomates secados al sol, el queso parmesano, el tomillo, el orégano y la albahaca. Llévalo a ebullición dando vueltas con una cuchara de vez en cuando, baja el fuego y deja cocer a fuego lento durante 3-5 minutos hasta que espese ligeramente.

7) Añade la salsa a la bandeja con el pollo y hornéalo en el centro del horno precalentado a 205 ºC durante 30-40 minutos, hasta que el pollo esté cocinado.

8) Puedes servirlo decorado con hojas de albahaca frescas en tiras.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...