viernes, 28 de agosto de 2015

Arroz con Calabacín y Queso Cheddar



Esta es una receta muy fácil, sin complicaciones, con muy pocos ingredientes y con un resultado muy rico. Es una buena manera de comer verdura y tener al mismo tiempo un plato sabroso.

Sirve tanto de entrante como de acompañamiento o guarnición de platos principales.

Sobre los ingredientes...

Queso Cheddar
Esta receta lleva muy pocos ingredientes y además son fáciles de encontrar. Tan sólo arroz, caldo de pollo, mantequilla, calabacín (zucchini o zapallito), queso cheddar, sal y pimienta.

El arroz que se usa en esta receta es arroz de grano largo.

El queso Cheddar es un queso de origen inglés originario de la villa de Cheddar, en Somerset. Sin embargo, hoy en día se fabrica en Reino Unido, Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Argentina, Suecia y Australia.

Se hace con leche de vaca y dependiendo del tiempo de curación podrá ser de sabor suave o de sabor mas fuerte en los cheddar curados. Hay variedades de color pálido y las hay que tienen un color anaranjado.

Se suele vender en bloques de unos 200 g empaquetados.

El queso cheddar que usamos en esta receta es queso cheddar curado y por tanto más sabroso que el queso suave. Si no lo encuentras puedes sustituirlo por otro queso sabroso que te guste.

El caldo de pollo puede sustituirse por caldo de verduras. De esta forma esta receta es apta para vegetarianos. Además, en lugar de caldo se puede usar la misma cantidad de agua y pastillas de caldo concentrado.


Sobre la forma de prepararla...

La forma de prepararla es muy fácil. Hasta un niño podría hacerlo.

No se necesitan utensilios de cocina sofisticados. Únicamente un rallador que pueda rallar tanto fino como grueso (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta paso a paso, más abajo), ya que el calabacín debe rallarse con la parte gruesa del rallador y el queso con la parte fina.

Además, se puede preparar en tan sólo 25 minutos: 20 minutos para la cocción del arroz a los que se añaden 5 minutos de reposo.

Para prepararla, en primer lugar se cuece el arroz junto al caldo. Mientras tanto se puede aprovechar para rallar el calabacín y el queso.

Cuando el arroz ha absorbido todo el caldo es cuando se añaden los demás ingredientes y se deja reposar 5 minutos antes de servir.


Sobre su conservación...

Aunque esta receta está mejor recién hecha, puedes conservar en la nevera el arroz que te sobre durante 2 o 3 días.

Para calentarla puedes usar el microondas o puedes ponerla al fuego en una sartén o en una cazuela.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Fettuccine con Calabacín y Azafrán
Ensalada de Calabacín, Tomate y Anchoas

Farfalle con Calabacín y Yogur
Risotto de Gorgonzola y Pera Caramelizada























INGREDIENTES (3-6 personas):

- 480 ml de caldo de pollo o de verdura (o bien, 480 ml de agua y una pastilla de concentrado de caldo)
- 240 ml de arroz de grano largo
- 30 g de mantequilla
- 200 g de calabacín
- 75 g de queso cheddar rallado fino
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto

NOTA: Las cantidades dan para 3 raciones si se toma como entrante, o bien, 6 raciones si se toma como guarnición para acompañar otros platos


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions



1) Pon el caldo a fuego medio-fuerte en una cazuela o en una sartén que tenga tapa. Llévalo a ebullición.

2) Añade el arroz y sumérgela en el caldo dando una vuelta con una cuchara. Baja el fuego y déjala cocer a fuego lento durante 20 minutos o bien hasta que el arroz absorba todo el agua (sin dejar que se pegue a la cazuela).

3) Mientras esto ocurre, aprovecha para rallar el calabacín con la parte gruesa del rallador y para rallar el queso con la parte más fina.

4) Cuando el arroz haya absorbido el agua, apaga el fuego, añade la mantequilla, el calabacín y el queso. Mézclalo dando vueltas con una cuchara. Deja que repose 5 minutos sin tapar.

5) Rectifica de sal, si lo consideras necesario. Añade pimienta negra a tu gusto y mézclalo.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...