viernes, 28 de marzo de 2014

Champiñones al Ajillo



Estos champiñones salteados al ajillo son perfectos como entrante, o bien para compartir entre varias personas en una comida o cena a base de tapas.

Además de ser sencillísimos y rápidos de hacer (unos 15 minutos), son muy bajos en calorías por su alto contenido en agua. Un entrante muy sano y ligero, apto para vegetarianos y personas que siguen dietas de adelgazamiento, y al mismo tiempo muy rico.

Se sirven muy calientes y lo mejor es tener a mano un buen pan para mojarlo en la salsa :-)

Recuerda que para limpiar los champiñones no está recomendado sumergirlos en agua, ya que absorben gran cantidad de agua y, al expulsarla, pierden su sabor. Hay que intentar usar la mínima cantidad de agua posible y además sin sumergirlos. Si no están muy sucios, puede ser suficiente limpiarlos con un paño mojado.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Fettuccine con Tomates Secos, Champiñones y Albahaca
Pollo con Champiñones, Bacon, Nata y Vino Blanco
Crema de Champiñones
Fettuccine alla Fiorenticna con Champiñones y Espinacas
























INGREDIENTES (4 personas):

- 450 g de champiñones
- 5 cucharadas de aceite de oliva
- 2 dientes de ajo
- Un chorrito de zumo de limón ( 1/4 de limón basta)
- Sal y pimienta al gusto
- 4 cucharadas de perejil picado fino


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:



1) Limpia los champiñones, córtales los pies y pártelos a la mitad. Pica los dientes de ajo muy finos.

2) Calienta el aceite en una sartén y cocina el ajo picado durante 1 minuto.

3) Añade los chapiñones y saltéalos a fuego vivo removiendo constantemente hasta que hayan absorbido todo el aceite de la sartén.

4) Baja el fuego a medio-bajo y sigue cocinándolos hasta que los champiñones suelten su jugo (puedes ver imágenes en el vídeo).

5) Sube de nuevo el fuego y saltéalos hasta que el jugo casi se haya evaporado (unos 4-5 minutos).

6) Añade sal al gusto, unas vueltas de molinillo de pimienta, un chorrito de zumo de limón (bastará con presionar con los dedos un cuarto de limón) y 4 cucharadas de perejil picado fino. Remueve y mantén sólo un minuto más al fuego.

¡Y a disfrutarlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...