miércoles, 30 de julio de 2014

Tarta de Manzanas y Almendras Laminadas con relleno de Queso



Una base crujiente con sabor a mantequilla, una capa suave de crema de queso, rodajas finas de manzana con canela y una última capa crujiente de almendras laminadas tostadas con el calor de horno. Todo esto hace que esta tarta sea completamente irresistible.

Está exquisita cuando todavía no se ha enfriado por completo y se toma templada. Pero también está deliciosa fría. Es el postre perfecto de una comida o cena especial o de una velada con invitados, pero también un acompañamiento de lujo de un café o un té en el desayuno o la merienda.

Sobre los ingredientes...

Manzana Granny Smith
A esta tarta le van bien las variedades de manzana que son más firmes y más crujientes y que por tanto conservan mejor su forma al ser horneadas. Yo he usado manzanas de la variedad Granny Smith, pero también podrían usarse otras variedades o incluso podrían mezclarse manzanas de varias clases para tener diferentes sabores y diferentes texturas en la misma tarta.

Para hacer la crema de queso, se usa una tarrina de 200 g de queso de untar de tipo Philadelphia. Sin embargo, no tiene que ser necesariamente Philadelphia, es suficiente con que sea un queso de untar de sabor suave.

Las almendras laminadas deben ser almendras crudas, sin tostar. Se tostarán durante el horneado y quedarán bien crujientes.

Sobre el procedimiento para prepararla...

Aunque por su aspecto tan espectacular, pueda parecer que es difícil de hacer, en realidad es muy sencillo y no se necesitan utensilios especiales, robots de cocina ni nada por el estilo. Desde la base de la tarta, hasta el relleno se pueden hacer con los utensilios comunes que se encuentran en cualquier cocina.

Para preparar la base de la tarta tan sólo hay que mezclar harina, sal, azúcar y mantequilla presionando con los dedos hasta que se empiecen a formar grumos pegajosos. Si eres de los que les da pereza utilizar el rodillo, no tienes que preocuparte, ya que en esta tarta, la base no necesita ser estirada con rodillo.  Cuando se hayan formado los grumos, se vuelcan en el molde untado de mantequilla y se presionan con los dedos contra las paredes y el fondo.

Para hacer la crema de queso, tan sólo hay que mezclar un huevo, azúcar, queso de untar y extracto de vainilla con unas varillas de forma manual (o incluso un tenedor o cuchara si no dispones de varillas), o bien con una batidora o procesador de alimentos.

Una vez hecha la base y la crema de queso, tan sólo queda pelar y cortar las manzanas, mezclarlas con azúcar y canela y esparcirlas sobre la crema de queso terminando con almendras laminadas.

La temperatura de horno debe ser muy alta los primeros 10 minutos (230 ºC) para conseguir que la base de la tarta tenga una textura crujiente. Es importante no poner papel de aluminio al molde, ya que es un aislante y no conseguiríamos este resultado. Para evitar escapes del molde durante el horneado que puedan manchar el horno, como por ejemplo, escapes de mantequilla, pon el molde sobre una bandeja de hornear en lugar de ponerlo sobre la rejilla.

Un consejo para cuando vayas a retirar la parte desmontable del molde: Pasa antes un cuchillo por el borde para evitar que se rompa la base crujiente de la tarta si alguna parte se ha quedado ligeramente pegada a la pared del molde.

Sobre la conservación...

Esta tarta está más buena cuando se consume en el día en el que se cocina. Si te sobra, puedes guardarla en el frigorífico cubierta con film transparente o papel de aluminio. Sin embargo, dentro del frigorífico, con el paso del tiempo, aunque la tarta seguirá teniendo buen sabor, las almendras y la base perderán su textura crujiente.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pastel de Manzana a Sidra con Frambuesas y Pasas
Compota de Manzana Casera
Gachas de Avena con Manzana y Albaricoques Secos























INGREDIENTES (8-10 raciones):

Para la base de la tarta:
- 165 g de harina
- 45 g de azúcar glasé
- ¼ de cucharadita de sal
- 140 g de mantequilla muy fría


Para la crema de queso:
- 1 huevo
- 50 g de azúcar
- 200 g de queso de untar (estilo Philadelphia), a temperatura ambiente
- ½ cucharadita de  extracto de vainilla

Para el relleno de manzanas y almendras:
- 50 g de azúcar
- ½ cucharadita de canela
- 3 manzanas grandes ( ó bien, 4 pequeñas)
- 50 g de almendras laminadas

Azúcar glasé para espolvorear (opcional).


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Happy Trip
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



En primer lugar se prepara la base de la tarta...

1) Precalienta el horno a 230 ºC y unta de mantequilla un molde desmontable redondo de unos 24 cm de diámetro.

2) Pon en una fuente amplia la harina, el azúcar glasé y la sal. Mézclalos con una cuchara.

3) Añade la mantequilla fría cortada en dados. Presiona con los dedos la mantequilla junto a la mezcla de harina hasta que empiezan a formarse grumos pegajosos (en el vídeo puedes ver el aspecto que debe tener).

4) Vuelca los grumos en el molde untado de mantequilla. Repártelos uniformemente por toda la superficie. Presiónalos con los dedos contra el molde, comenzando por las paredes hasta una altura de 2,5 cm y continuando por la base. No es necesario ejercer mucha fuerza al presionar. Sólo hasta que se forme una capa uniforme que esté adherida al molde. Puedes ver imágenes en el vídeo.

5) Pon el molde en la nevera mientras preparas la crema de queso y las manzanas.

A continuación la crema de queso...

6) Pon en una fuente amplia, un huevo, el azúcar, el queso de untar y el extracto de vainilla.

7) Pasa la batidora (con las varillas o con el accesorio triturador) o bate manualmente con unas varillas (o incluso puede valer un tenedor) hasta que todo está bien mezclado y se ha formado una pasta fina.

Preparamos las manzanas...

8) Mezcla en un cuenco el azúcar y la canela.

9) Parte las manzanas en cuartos, quítales la piel y el corazón. Parte cada cuarto longitudinalmente en 4 trozos (en el vídeo puedes ver cómo).

10) Pon los trozos de manzana en una fuente amplia, añade la mezcla de azúcar y canela, y dales la vuelta con una cuchara (o con tus manos) hasta que todos los trozos se impregnen de azúcar y canela por igual.

Y por último se montan las capas y se hornea

11) Saca la base de la nevera y vuelca encima la crema de queso. Repártela con una cuchara hasta tener una capa uniforme.

12) Coloca por encima las manzanas (sin presionar). No es necesario que las coloques de ninguna forma especial, basta con que estén repartidas uniformemente (puedes ver imágenes en el vídeo).

13) Reparte por encima de las manzanas las almendras laminadas.

14) Hornea la tarta sobre una bandeja de hornear para evitar que posibles escapes del molde ensucien el horno. Los primeros 10 minutos la temperatura debe ser de 230 ºC. Después se baja a 205 ºC y se hornea 25-30 minutos más. Estará hecha cuando la base tenga un profundo color dorado, las almendras laminadas se hayan tostado y las manzanas estén tiernas.

15) Tras sacarla del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla. Una vez que esté templada, antes de quitar la parte desmontable del molde, pasa un cuchillo por el borde para evitar que la base crujiente de la tarta se rompa (puedes ver imágenes en el vídeo).

16) Espolvorea la superficie con azúcar glasé a través de un colador (puedes ver imágenes en el vídeo).

¡Y a disfrutarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...