martes, 20 de enero de 2015

Bizcocho de Coco y Lima

Bizcocho de Coco y Lima


Coco y lima: Una combinación riquísima en forma de bizcocho jugoso y esponjoso. El sabor a coco lo pone la leche de coco y el coco rallado mientras que el toque de lima lo pone la ralladura y zumo de lima y el glaseado que cubre el bizcocho.

Es perfecto para el desayuno, la merienda o para acompañar un café o un té en cualquier momento del día. Además, es tan fácil de hacer que puedes hacerlo con niños.

Sobre los ingredientes...

Además de los ingredientes principales, leche y ralladura de coco y zumo y ralladura de lima, para hacer el bizcocho se requieren harina, azúcar, huevos, levadura química de repostería, aceite vegetal de sabor suave y sal.

Lata de Leche de Coco
La leche de coco es un ingrediente muy utilizado en la cocina del Caribe (Colombia, Panamá, Venezuela, Puerto Rico, Ecuador, República Dominicana) y la cocina de Asia (Malasia, Indonesia, Filipinas...).

Se suele encontrar en los supermercados envasada en latas. No hay que confundirla con el jugo o agua de coco, que es el líquido que se encuentra en la cavidad interna de los cocos.

La leche de coco está hecha con agua y coco rallado. Tiene una textura espesa, densa y muy cremosa. Va muy bien con los currys, ya que da suavidad y contrasta con el sabor más fuerte de las mezclas de especias que llevan. En los currys más picantes, la leche de coco ayuda a suavizar el sabor demasiado picante.

En esta receta, aporta el sabor a coco y también suavidad en la textura del bizcocho.


Para hacer el glaseado se usa azúcar glas mezclada con zumo de lima, para intensificar el sabor a lima del bizcocho. El azúcar glas también se conoce como azúcar glasé, azúcar glacé, azúcar glass, azúcar flor, azúcar lustre, azúcar impalpable, azúcar pulverizada, nevazúcar o azúcar en polvo. Se trata de azúcar molida muy fina con textura de polvo.

Sobre la forma de prepararlo...

Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños. Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar, un rallador, un exprimidor, un tenedor y una cuchara.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos (junto al azúcar) por otro, y mezclar ambos suavemente hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría soltar el gluten que contiene y el bizcocho podría quedar duro. La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.

El glaseado se prepara mezclando el azúcar glas con el zumo de lima hasta conseguir una pasta espesa. Se puede ajustar la cantidad de zumo para que quede más o menos espeso. El punto correcto es cuando cae de la cuchara lentamente.

Hay que verterlo sobre el bizcocho y espolvorearlo inmediatamente con ralladura de lima para que se adhiera al glaseado mientras éste está fresco. Si se espera, el glaseado se solidificará y la ralladura no se quedará pegada.

Hay que dejar que se solidifique antes de consumir el bizcocho.


Sobre su conservación...

Este bizcocho se conservará en perfectas condiciones 2-4  días después de hacerlo si lo tapas bien para que no se seque y lo guardas en un lugar fresco y seco.

Se puede congelar, bien entero o bien en rebanadas individuales envueltas en papel de aluminio.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:


Muffins de Lima con Streusel de Coco y Macadamia
Pechuga de Pollo con Curry de Coco y Lima
Bizcocho de Limón, Romero Fresco y Yogur
Bizcocho de Limón, Tomillo Fresco y Queso
























INGREDIENTES (1 bizcocho):

Para el bizcocho:

- 200 g de harina
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química de repostería (tipo Royal u otra marca comercial)
- 1/2 cucharadita de sal
- 125 ml (8 cucharadas) de coco rallado fino para repostería (aproximadamente 35 g)
- 2 huevos
- 100 g de azúcar
- 5 cucharadas de aceite vegetal de sabor suave (por ejemplo de girasol o maíz)
- 240 ml de leche de coco
- 1 cucharada de ralladura de lima
- 1 cucharada de zumo de lima

Para el glaseado:

- 70 g de azúcar glas
- 2 y 1/2 cucharadas de zumo de lima
- Ralladura de lima


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:


En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration



1) Precalienta el horno a 180 ºC y unta de mantequilla un molde de rectangular de 26 x 11 cm o medidas similares (24 x 12, etc.)

2) Pon en una fuente amplia la harina, la levadura, la sal y el coco rallado. Mézclalo todo bien con una cuchara y deja un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) En otra fuente mediana, bate los huevos ligeramente con un tenedor. Añade el azúcar, el aceite vegetal, la leche de coco, la ralladura de lima y el zumo de lima. Mézclalo removiendo con una cuchara. Asegúrate de que el azúcar se deshace.

4) Añade la mezcla anterior a la fuente con los ingredientes secos. Mézclalos suavemente con una cuchara o una espátula hasta que los ingredientes secos se humedezcan. A partir de ese punto, no es necesario insistir más mezclando o el bizcocho podría quedar duro.

5) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornea en el centro del horno a 180 ºC durante una hora. Sabrás que está hecho porque al pinchar con un palillo el centro del bizcocho, el palillo saldrá limpio.

6) Tras sacarlo del horno, déjalo unos 10-15 minutos dentro del molde sobre una rejilla metálica. Después sácalo del molde y deja que se enfríe por completo sobre una rejilla.

7) Para hacer el glaseado, mezcla el azúcar glas con el zumo de lima.  El resultado de la mezcla debe ser bastante denso. Viértelo por encima del bizcocho poco a poco usando una cuchara. Cuando lo hagas, asegúrate de tener un papel debajo de la rejilla para que recoja el glaseado que caiga del bizcocho. Por último, espolvorea con la ralladura de lima antes de que el glaseado cuaje para que ésta se quede pegada.

Deja que el glaseado se solidifique antes de servirlo. ¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...