viernes, 8 de julio de 2016

Pasta con Salsa Cremosa de Pimientos Asados, Nueces y Bacon



Este plato de pasta tiene una salsa deliciosa a base de pimientos rojos asados y nueces que va aromatizada con albahaca fresca y acompañada de bacon o panceta. Lleva dos tipos de queso, parmesano y mozzarella, y también lleva nata que le da una textura muy cremosa.

Sobre los ingredientes...

El tipo de pasta que va mejor con esta receta es pasta en forma de tubo. Mejor si son tubos un poco grandes.

Se pueden utilizar elicoidali, rigatoni, etc. Nosotros hemos usado elicoidali.

Elicoidali significa "helicoidales" y son tubos con cortes perpendiculares en las puntas pero con rayas que se curvan alrededor de los tubos.

Los rigatoni son tubos más anchos que los elicoidali, pero más cortos. Sus rayas son rectas.

Sin embargo, esta receta también se puede preparar con otros tipos de pasta como fettuccine, tallarines o linguine, etc.

Para hacer la salsa se necesitan pimientos rojos morrones, nueces, albahaca fresca, ajo, queso parmesano, aceite de oliva, nata líquida (crema de leche), queso mozarella y bacon.

Los pimientos morrones son pimientos carnosos y dulces (no son picantes). También se conocen con los nombres de morrón, ají morrón, pimiento, chile morrón y pimentón.

El bacon, pronunciado "beicon", es el nombre que se le da en inglés a la panceta salada y ahumada y es una palabra comúnmente usada en España. La panceta es la parte del cerdo que comprende la piel y varias capas de grasa (tocino) entreverada de carne. En algunos países de América Latina también se conoce como tocino, tocineta o unto.

Albahaca Fresca
La albahaca es una de las hierbas aromáticas más representativas de la cocina italiana. Con ella se prepara la famosa salsa "pesto de albahaca genovés" o "pesto di basilico" en italiano.

Se trata de una salsa a base de hojas de albahaca fresca, piñones, ajo, aceite de oliva y queso parmesano, originaria de la región de Liguria donde crece la albahaca por la que es famosa la Riviera italiana.

La albahaca es una planta muy fácil de cultivar. Si dispones de un pequeño huerto o de una terraza donde se puedan colocar unas macetas, es una buena idea plantar unas plantas de albahaca para poder consumirla fresca y recién cortada.

En esta receta se usan las hojas de la planta fresca. No se puede utilizar albahaca seca o deshidratada.

Sobre la forma de prepararla...

Como la mayoría de las recetas de pasta, esta receta es muy fácil de preparar.

En primer lugar hay que asar en el horno a alta temperatura los pimientos durante 25 o 30 minutos hasta que la piel esté muy tostada, de forma que después se desprenda fácilmente.

Para preparar la salsa, primero se tritura muy fino en una picadora los pimientos asados juntos a las nueces, la albahaca, el parmesano y el aceite de oliva. Con esto se obtiene una pasta muy espesa.

Después sólo hay que cocinarla unos minutos en la sartén junto a la nata líquida y la mozzarella hasta obtener una salsa cremosa.

Esta salsa se mezcla con la pasta cocida y escurrida y, ¡listo!

El bacon se añade al final, después de cocinarlo en una sartén dejando que se fría en su propia grasa, es decir, sin añadir aceite a la sartén.


Sobre su conservación...

Cómo la mayoría de recetas de pasta, esta receta está mejor cuando está recién hecha. Sin embargo, se puede conservar en el frigorífico durante unos 2 -3 días y calentarla en el microondas con un resultado aceptable.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gustan la pasta? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas de Pasta Italiana. En esta página también puedes encontrar recetas para que la pasta te quede siempre perfecta.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Linguine con Salsa de Pimientos Asados y Queso de Cabra
Fettuccine con Champiñones, Tomates Secos y Albahaca












INGREDIENTES (4 personas):

Para la pasta:

- 400 g de pasta con forma de tubo (elicoidali, rigatoni, etc.)
- 4 litros de agua
- 1 cucharada de sal

Para la salsa:

- 2 pimientos rojos morrones
- 10 - 15 g de hojas de albahaca fresca
- 3 dientes de ajo pequeños
- 100 g de nueces
- 50 g de queso parmesano
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- Sal al gusto (aproximadamente 1 cucharadita rasa)
- 150 - 200 ml de nata líquida (crema de leche)
- 100 g de queso mozzarella rallado
- Pimienta negra al gusto
- 150 g de bacon cortado en tiras


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration



1) Precalienta el horno a 230 ºC. Deben estar funcionando tanto la resistencia de abajo como la de arriba.

2) Pon los pimientos rojos en una bandeja forrada de aluminio. Hornéalos en el horno precalentado a 230 ºC durante 20 o 30 minutos, hasta que la piel de los pimientos esté muy tostada casi negra (puedes ver imágenes en el vídeo). Cúbrelos con papel de aluminio y déjalos reposar durante unos 10 minutos.

3) Mientras tanto, pon el bacon en una sartén a fuego medio-fuerte. Cocínalo dando vueltas con una cuchara de vez en cuando hasta que el bacon se ponga dorado. No es necesario añadir aceite ya que el bacon se cocinará en su propia grasa.

4) Pon 4 litros de agua al fuego en una cazuela grande.

5) Quita la piel de los pimientos asados. Se tiene que desprender fácilmente en tiras grandes (puedes ver imágenes en el vídeo). Elimina el tallo y las semillas y córtalos en tiras longitudinalmente.

6) Pon en el accesorio picador de la batidora o en un robot de cocina picador los pimientos asados, la albahaca, los dientes de ajo, las nueces, el queso parmesano, el aceite de oliva y añade sal al gusto (aproximadamente una cucharadita rasa). Tritúralo hasta obtener un puré espeso.

7) Cuando el agua hierva, añade una cucharada de sal. A continuación añade todas la pasta al mismo tiempo y déjalo cocer hasta que la pasta esté "al dente" (tierna pero no pasada).

8) Pon el puré de pimientos asados en una sartén a fuego medio. Añade 150 ml de nata y mézclalo.  A continuación añade el queso mozzarella y mézclalo dando vueltas con la cuchara hasta que se funda y se incorpore a la salsa. Añade más sal si es necesario y pimienta al gusto. Si la salsa está demasiado espesa, añade más nata líquida. Apaga el fuego.

9) Cuando la pasta esté al dente, escúrrela, añádela a la sartén junto con el bacon y mézclala con la salsa.

10) Sirve inmediatamente. Opcionalmente, puedes reservar parte del bacon para añadirlo sobre la pasta en el momento de servir junto con albahaca fresca picada fina.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...