sábado, 17 de junio de 2017

Bizcocho de Limón, Maíz y Tomillo



Este bizcocho tiene un sabor intenso a limón que combina muy bien con el aroma del tomillo fresco. Tiene una textura esponjosa pero firme, con un puntito crujiente que pone el maíz.

Es perfecto para el desayuno, la merienda o para acompañar un café o un té a cualquier hora del día.

Sobre los ingredientes...

Para hacer el bizcocho se necesita harina de trigo, polenta, azúcar, levadura química de repostería, bicarbonato sódico (soda), huevos, mantequilla, yogur, ralladura de limón y tomillo fresco.

La polenta es harina de maíz gruesa. Es de color amarillo y tiene una textura arenosa. No hay que confundirla con el almidón de maíz (Maizena) que se usa como espesante. También se conoce como polenta un plato italiano hecho a base de polenta hervida en agua.

Tomillo Fresco

El tomillo es una hierba aromática muy usada en la cocina mediterránea.

Tiene un olor intenso y un sabor característico que va muy bien con diferentes tipos de recetas: guisos de carne, adobos, ensaladas, etc.

En general, el tomillo se usa en la cocina tanto seco como fresco. En esta receta debe emplearse fresco.

No puede sustituirse por tomillo seco puesto que tiene un sabor mucho más fuerte que el fresco y no quedaría bien en el bizcocho.





La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos, las levaduras, y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

El bicarbonato sódico,  también conocido como soda, sirve para potenciar la acción de la levadura química. Cuando se mezcla con el ácido láctico que contiene el yogur se produce una reacción química que hace que el bizcocho quede muy esponjoso.

La mantequilla debe ser mantequilla sin sal pura procedente de leche. Debe estar derretida pero no caliente sino a temperatura ambiente. El motivo es que hay que mezclarla con huevo y, si estuviera muy caliente, el huevo se podría cuajar. Se puede derretir en el microondas o bien en una sartén o un cazo. Después de derretirla, hay que esperar a que se enfríe y alcance una temperatura cercana a la temperatura ambiente sin que llegue a solidificarse.


Sobre la forma de prepararlo...

Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños.

Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar, un tenedor y una cuchara.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos suavemente con una cuchara, sin movimientos bruscos, hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría desprender el gluten que contiene y, en este caso, el bizcocho podría quedar duro.

La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.


Sobre su conservación...

Este bizcocho se conservará en perfectas condiciones 3-4 días si lo envuelves bien para que no se seque y lo guardas en un lugar fresco y seco. 

Se puede congelar, bien entero o bien en rebanadas individuales envueltas en papel de aluminio.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

¿Te gustan el limón? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Limón.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Bizcocho de Limón, Tomillo y Queso
Bizcocho de Limón, Romero Fresco y Yogur

Pastel de Pistachos y Limón

Bizcocho de Calabacín y Limón





















INGREDIENTES (1 bizcocho):

- 200 g de harina
- 60 g de polenta (harina de maíz)
- 150 g de azúcar
- 2 cucharaditas de levadura de repostería
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 3/4 de cucharadita de sal
- 2 cucharadas de hojas de tomillo fresco
- 2 huevos
- 85 g de mantequilla derretida a temperatura ambiente
- 2 yogures (2 x 125g)
- La ralladura de la piel de 2 limones








INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria



1) Pon a precalentar el horno a 180 ºC y unta con mantequilla un molde rectangular para bizcochos de unos 24 o 25 cm de largo por 11 o 12 cm de ancho.

2) Pon en una fuente amplia la harina, la polenta, el azúcar, la levadura química de repostería, el bicarbonato sódico, la sal y las hojas de tomillo fresco. Mézclalo muy bien dando vueltas con una cuchara. Forma un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) Pon 2 huevos en otro recipiente para mezclar que sea amplio. Bátelos ligeramente con un tenedor. Añade los yogures, la mantequilla derretida y la ralladura de limón. Mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme. No pasa nada si queda algún grumo pequeño de yogur.

4) Añade la mezcla anterior en el hueco que has dejado en la harina y mézclalo suavemente (sin movimientos bruscos) con una cuchara o una espátula hasta que la mezcla de harina se haya humedecido y no queden grumos. La mezcla resultante será una pasta espesa, pero suave.

5) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornéalo en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante unos 50 minutos hasta que haya crecido y esté dorado. Estará hecho si, al pinchar un palillo en el centro, el palillo sale limpio.

 6) Tras sacarlo del horno, deja que se enfríe 10 - 15 minutos dentro del molde sobre una rejilla antes de desmoldarlo. Tras desmoldarlo, colócalo sobre una rejilla y deja que se enfríe hasta que esté tibio.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...