miércoles, 26 de marzo de 2014

Compota de Fresas




Esta compota de fresas es perfecta para acompañar unas tostadas, unos crepes, unas pancakes (panqueques o tortitas americanas), helados y tartas.

Una de las cosas buenas de hacer compota de frutas casera es que se puede ajustar la cantidad de azúcar a tu gusto según el estado de maduración de la fruta. Además, igual que todo lo que hacemos en casa, es más natural, más sana y no lleva aditivos artificiales.


¿Sabes cuál es la diferencia entre la compota, la mermelada y la confitura? 

La clave está en la cantidad de azúcar que llevan.

La compota es la que menor cantidad de azúcar lleva (< 45%), conservando parte de la acidez natural de la fruta.

En segundo lugar está la mermelada (45%-65%), que además suele ser más parecida a un puré que la compota, que conserva trocitos de fruta.

La confitura es la que más cantidad de azúcar lleva, por encima del 65%.



Sobre los ingredientes...

Esta compota se hace con fresas, azúcar, agua y zumo de limón.

Aunque pueda parecer extraño mezclar limón con las fresas, el resultado es exquisito, ya que intensifica el sabor de las fresas sin que el sabor del propio limón se note.

La cantidad de azúcar que lleva la receta es suficiente para conseguir un resultado dulce, pero que no enmascare el sabor natural ligeramente ácido de las fresas.

Si lo prefieres, puedes variar la cantidad de azúcar a tu gusto.

Sobre la forma de prepararla...

La forma de prepararla no puede ser más sencilla. Sólo hay que cortar las fresas y cocerlas con el agua, el zumo de limón y el azúcar.

La forma de cortar las fresas (rodajas en sentido longitudinal) hace que, tras la cocción, todavía se conserven trozos de fresas. Si prefieres que haya menos trozos, puedes cortar las fresas en trocitos más pequeños para que se deshagan durante la cocción.

Con 450 g de fresas se obtienen aproximadamente 400 ml de confitura.

Sobre su conservación...

Se puede tomar tanto fría como caliente. Aguanta varios días en la nevera (unos 10 días). Se puede congelar.


¡Aquí os dejo la receta! ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Mirad como quedaron nuestras Tortitas Americanas de Yogur con la compota de fresas :-) ¡Riquísimo!



Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pastel de Fresas
Bizcocho de Fresas y Nueces
Pastelitos de Queso, Fresa y Limón
Galette de Fresas y Queso
























INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso en imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:




Compota de Fresas Casera

Esta compota de fresas es perfecta para acompañar unas tostadas, unos crepes, unas pancakes (panqueques o tortitas americanas), helados y tartas. Una de las cosas buenas de hacer compota de frutas casera es que se puede ajustar la cantidad de azúcar a tu gusto según el estado de maduración de la fruta. Además, igual que todo lo que hacemos en casa, es más natural, más sana y no lleva aditivos artificiales.

INGREDIENTES:
  • 450 g de fresas
  • 50 g de azúcar
  • 65 ml de agua
  • El zumo de medio limón


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
  1. Corta las fresas en rodajas en sentido longitudinal (a lo largo).
  2. Ponlas en una cazuela. Añade el agua, el zumo de limón y el azúcar. Remueve con una cuchara para que se mezcle todo bien.
  3. Llévalo a ebullición y cuece a fuego lento, sin tapa, durante 30 minutos aproximadamente.
¡Y a disfrutarla!Se puede tomar tanto fría como caliente.


2 comentarios:

  1. Cuanto aguanta? Y se podría congelar? Porque así haría monododis para sacarlas cuando me interese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, aguanta varios días en la nevera (unos 10 días o incluso alguno más). Sí se puede congelar, aunque no he probado a hacerlo porque nunca sobra... :-)

      Eliminar