miércoles, 12 de marzo de 2014

Bizcocho de Fresas y Nueces




El sabor de este bizcocho de fresas y nueces recuerda al verano :-) Tiene una textura jugosa debido a que las fresas se deshacen con el calor de horno. Su sabor se mezcla con los sabores del yogur, la vainilla y la canela y el resultado es magnífico. Es perfecto para el desayuno, para la merienda o para acompañar un café o un té en cualquier momento del día.

Igual que en el caso del pastel de clementina y almendra, para hacer este bizcocho necesitarás una batidora con el accesorio de varillas, ya que hay que batir muy bien, primero la mantequilla y el azúcar, y después los huevos de uno en uno. El objetivo es conseguir una mezcla muy cremosa y espumosa antes de añadir la harina y el yogur.

Se sirve templado o bien a temperatura ambiente. Si está frío, por ejemplo por tenerlo en la nevera, se pondrá duro al solidificarse la mantequilla que contiene. Si esto ocurre, puedes meter las rebanadas en la tostadora o bien puedes ponerlas unos segundos en el microondas.

El bizcocho aguanta unos días después de hacerlo si se tapa bien para que no se seque. También se puede congelar entero o bien en rebanadas que puedes descongelar poco a poco según se vayan consumiendo.

¡Aquí os dejo la receta! ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pastel de Manzana a la Sidra con Frambuesas y Pasas
Pan Dulce de Arándanos Rojos y Naranja












INGREDIENTES:

- 50 g de nueces
- 260 g de harina
- ½ cucharadita de levadura de repostería
- ½ cucharadita de bicarbonato sódico
- ¼ de cucharadita de sal
- 1 cucharadita de canela
- 115 g de mantequilla ablandada a temperatura ambiente
- 150 g de azúcar
- 3 huevos (mejor a temperatura ambiente)
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1 yogur (125 g) (mejor a temperatura ambiente)
- 250 g de fresas en dados pequeños


RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver la receta paso a paso en imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illussions
Winds Of Inspiration




1) Precalienta el horno a 180º C y unta con mantequilla un molde rectangular de entre 24 y 26 cm de largo.

2) Tuesta las nueces entre 8 y 10 minutos en el grill hasta que estén marrones (sin llegar a quemarlas) y desprendan aroma. Así se intensifica su sabor. Cuando se hayan enfriado, trocéalas.

3) En una fuente amplia, pon la harina, la levadura de repostería, el bicarbonato sódico, la sal y la canela. Mezcla todo muy bien con una cuchara o bien unas varillas para que conseguir una mezcla homogenea.

4) En otra fuente amplia, pon la mantequilla ablandada a temperatura ambiente troceada. Bate la mantequilla con la batidora eléctrica con el accesorio de varillas hasta que la mantequilla tenga la consistencia de una crema o pomada. Si tu batidora permite regular la velocidad, pon la velocidad más lenta para evitar que la mantequilla salpique.

5) Añade el azúcar a la mantequilla y vuelve a batir a velocidad lenta hasta que se incorpore a la mantequilla y tengamos de nuevo una textura de crema o pomada.

6) Añade los huevos de uno en uno y el extracto de vainilla batiendo muy bien la adición de cada huevo. Puedes ir subiendo la velocidad poco a poco, ya que a medida que vas añadiendo huevos, va a ser menos probable que salpique. Tienes que conseguir una mezcla suave y espumosa (puedes ver imágenes en el vídeo).

7) Añade la mitad de la mezcla de harina y bate sólo hasta que la harina se incorpore a la mezcla. Pon la velocidad más lenta para evitar salpicaduras.

8) Añade la mitad del yogur y bate hasta que se incorpore a la mezcla.

9) Añade la harina restante y bate a velocidad lenta hasta que se incorpore a la mezcla. En este punto la mezcla será bastante espesa.

10) Añade el yogur restante y bate de nuevo únicamente hasta que se incorpore a la mezcla. El resultado será una mezcla espesa pero cremosa (puedes ver imágenes en el vídeo).

11) Corta la fresas en dados pequeños (si son demasiado grandes pueden terminar en el fondo del bizcocho). Añade dos cucharadas de harina y mézclala con los dados de fresas. La harina ayuda a prevenir que las fresas se vayan a fondo del bizcocho.

12) Añade a la mezcla las fresas y las nueces. Remueve con una cuchara o una espátula hasta que se reparten uniformemente por la mezcla.

13) Pon la mezcla en el molde untado con mantequilla y hornea en el centro del horno precalentado a 180ºC  durante 60 o 70 minutos. Sabrás que el bizcocho está hecho porque estará dorado y si pinchas un palillo en el centro saldrá limpio.

14) Tras sacarlo del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...