martes, 5 de agosto de 2014

Espárragos con Salsa Balsámica de Mantequilla Tostada



¿Alguien pensaba que comer verdura es aburrido? ¡Estos espárragos asados al horno acompañados de la salsa balsámica están simplemente deliciosos! :-) Está garantizado que no quedará nada en el plato :-)

Es una receta muy sencilla, rápida y con un resultado excepcional, para comer verdura sin renunciar al sabor. Es perfecta como entrante, sobre todo en cenas de verano, o para compartir en una comida o cena a base de tapas. Además, es apta para vegetarianos.

Sobre los ingredientes...

Salsa de Soja
Esta receta no requiere muchos ingredientes. Aparte de los espárragos, que van sazonados con sal y pimienta y regados con aceite de oliva, sólo se necesita mantequilla, salsa de soja y vinagre balsámico de Módena para hacer la salsa.

La salsa de soja se obtiene de la fermentación de las semillas de soja y es muy fácil encontrarla en los supermercados. Lo mejor es elegir una que se haya fermentado de forma natural y no mediante procesos industriales. Aquellos a los que la salsa de soja no les guste por su sabor salado, no tienen que preocuparse ya que la salsa lleva poca cantidad y su sabor es casi inapreciable.

El vinagre balsámico o aceto balsámico es un vinagre de origen italiano, concretamente de la ciudad de Módena. Destaca por su sabor fuerte, ligeramente dulce y su color oscuro. El vinagre hecho de la forma tradicional requiere una maduración de al menos 12 años. Sin embargo, las versiones industriales reducen muchísimo este tiempo para reducir el coste.

Al igual que la salsa de soja, es muy fácil encontrarla en los supermercados.


Sobre el procedimiento para prepararlos...

El procedimiento para prepararlos en muy sencillo y al mismo tiempo muy rápido. Hay que asar los espárragos al horno y durante ese tiempo (unos 15 minutos) se puede aprovechar para preparar la salsa. El único punto en el que hay que tener un cuidado especial es a la hora de tostar la mantequilla, ya que un descuido podría hacer que en lugar de conseguir mantequilla tostada consigamos mantequilla quemada.

El procedimiento para tostar la mantequilla consiste en ponerla a fuego medio hasta que toma un color dorado. Lo primero que ocurrirá es que la mantequilla se derretirá y a continuación, con el calor, empezará a salir espuma. Esto ocurre porque se separa el agua de la grasa y de los residuos sólidos de la mantequilla. Un poco más tarde, los sólidos se empezarán a poner dorados.

En este punto, al tostarse desprende un característico aroma a avellana, por eso en francés se conoce con el nombre de "beurre noisette" o "mantequilla avellana". Es importante retirarla inmediatamente del utensilio de cocina en el que la hemos tostado, ya que, aunque apaguemos el fuego, se seguirá tostando con el calor residual y puede llegar a quemarse. Y la mantequilla quemada, además de un color feo, tiene un sabor amargo. Nada que ver con el delicado sabor de la mantequilla tostada.

Para tostar la mantequilla es importante elegir bien el utensilio de cocina. Debe tener un color claro, para que se pueda apreciar bien el color de la mantequilla. Por ejemplo, una sartén oscura, no dejaría ver bien en qué punto se encuentra la mantequilla y tendríamos una alta probabilidad de quemarla. Lo mejor es emplear un cazo de color claro o de aluminio.

También es importante que el fuego sea medio y no alto, para que el proceso sea más lento y nos de tiempo a reaccionar a tiempo cuando se alcance el punto óptimo.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Champiñones al Ajillo
Ensalada de Tomates al Estilo Egipcio













INGREDIENTES (4 personas):

- 900 g de espárragos trigueros
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1/4 cucharadita de sal
- 1/8 de cucharadita de pimienta negra
- 50 g de mantequilla
- 4 cucharaditas de salsa de soja
- 2 cucharadita de vinagre balsámico


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta de definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí.


1) Precalienta el horno a 205 ºC.

2) Lava los espárragos y corta las partes duras de los tallos.

3) Colócalos en una bandeja de hornear suficientemente grande como para que no queden amontonados y esparce por encima la sal, la pimienta negra y el aceite de oliva. Muévelos con una cuchara revolviéndolos para que se impregnen todos por igual.

4) Hornéalos durante 15 o 20 minutos dependiendo de cómo te gusten de hechos y de cómo sea tu horno.

5) Mientras tanto, pon la mantequilla a fuego medio en un cazo de color claro o de aluminio. Deja que se tueste removiendo de vez en cuando (no continuamente). En cuando los residuos sólidos empiecen a ponerse dorados (puedes ver imágenes en el vídeo), apaga el fuego y pon la mantequilla en un cuenco pequeño. No la dejes en el recipiente donde la has tostado porque seguirá tostándose con el calor residual.

6) Añade a la mantequilla, la salsa de soja, el vinagre balsámico y mézclalo.

7) Tras sacar los espárragos del horno, colócalos en la bandeja de servir, vierte la salsa por encima y remuévelos para que todos se impregnen de la salsa por igual.
NOTA: La salsa tenderá a separarse. Si es necesario mézclala de nuevo antes de verterla por encima de los espárragos.

¡Y a disfrutarlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...