viernes, 19 de junio de 2015

Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel


Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel


Esta es una receta de pollo al horno que se marina en una mezcla a base de salsa de soja y miel y después se hornea junto a la marinada. La marinada contribuye a que se forme una deliciosa salsa.

La miel le da un toque dulce sin que sea demasiado dulce. Además, al caramelizarse con el calor del horno, hace que la piel del pollo quede muy brillante y con un toque muy apetecible.

Una receta de inspiración asiática perfecta como segundo plato o plato principal de una comida o cena. También es una buena idea para una ocasión con invitados, ya que puedes marinar el pollo la noche antes y después sólo tienes que meterlo al horno. Además durante el tiempo que el pollo está en el horno, se puede aprovechar para preparar los entrantes o preparar la mesa.


Sobre los ingredientes...


Para hacer esta receta de pollo al horno se usa carne de pollo con hueso. Pueden ser muslos o contramuslos.

Para preparar la marinada se necesita salsa de soja, miel, aceite de oliva, aceite de sésamo, ajo, jengibre fresco, sal y pimienta negra.

Salsa de soja
Salsa de Soja
La salsa de soja  o soya, también conocida como sillao o shoyu, en japonés, es uno de los condimentos más antiguos y más conocidos del mundo y es originaria de China.

La salsa de soja tradicional se obtiene de la fermentación de las semillas de soja con los hongos Aspergillus oryzae o Aspergillus sojae. Sin embargo, se puede producir artificialmente con mucho menos coste, pero también con menos calidad.

Es una salsa muy fácil de encontrar en los supermercados. Lo mejor es elegir una que se haya fermentado de forma natural y no mediante procesos industriales.

Como en el proceso de fermentación de la soja se usa sal, la salsa de soja es salada. Por este motivo, esta receta requiere menos sal que una receta que no lleve salsa de soja.

De hecho, dependiendo de la sal que incluya en la dieta cada persona, es posible que no se considere necesario añadir sal si se ve que ya es suficiente con la sal que contiene la salsa de soja.

Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel

El aceite de sésamo, como su nombre indica, es un aceite vegetal que se obtiene de las semillas de sésamo. Este aceite se usa mucho en la cocina china y la coreana, pero no para freír sino como toque final para dar sabor. Por eso, se comercializa en botellas pequeñas, ya que se utiliza en pequeñas cantidades. Se suele encontrar en la zona de comida asiática de supermercados y grandes superficies.

Jengibre fresco
Jengibre Fresco
El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo o rizoma se usa mucho en la cocina oriental.

Crece en regiones tropicales, tiene un aroma muy apreciado y un sabor fuerte, ligeramente picante.

En la cocina occidental, en lugar de fresco, se suele emplear seco y en polvo en diferentes recetas de dulces para aromatizar.

En esta receta, el jengibre se emplea fresco, rallado con la parte fina de un rallador o cortado en pequeños trozos y machacado en el mortero.




Sobre la forma de preparar el pollo...


Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel
Esta receta es muy fácil de hacer. 

Tan sólo hay que preparar la marinada, impregnar bien el pollo  y dejarlo reposar 3 horas, o bien, toda la noche.

Después se mete el pollo marinado en el horno precalentado a 190 ºC y se hornea durante 1 hora aproximadamente.

Para preparar la marinada para el pollo tan solo hay que mezclar todos los ingredientes en un cuenco. 

PRECAUCIÓN: Cuidado con la medida de la miel. Las cucharadas deben ser cucharadas rasas (15 ml por cucharada). Como la miel es muy densa, si no se tiene cuidado, las cucharadas pueden ir más llenas de lo esperado y el pollo puede quedar demasiado dulce. Utiliza una cuchara para coger la miel y una segunda cuchara para eliminar la miel sobrante de forma que la cucharada sea una cucharada rasa. La segunda cuchara también te ayudará a despegar la miel de la cuchara que has utilizado para cogerla.
 
El pollo debe estar en el horno aproximadamente una hora. El tiempo exacto de horneado dependerá del horno, ya que no todos funcionan igual, y del tamaño de los trozos de pollo (mayor tamaño requerirá más tiempo).

Para que el pollo se dore uniformemente, hay que dar la vuelta a las piezas en la mitad del horneado, es decir, cuando lleva 30 minutos dentro del horno.

NOTA: Si no se dispone de tiempo suficiente, se puede meter el pollo directamente al horno sin marinarlo. Sin embargo, es muy recomendable marinarlo, ya que así tiene más sabor.

Sobre su conservación...


Esta receta está mucho más rica cuando se consume recién hecha, ya que la carne de pollo que lleva hueso, cuando se recalienta, no queda igual que cuando se acaba de hacer.

Sin embargo, al tener gran cantidad de salsa, permite el recalentado en el microondas o en una cazuela sin que quede muy seco. El resultado no será igual que cuando está recién cocinado, pero será aceptable si se calienta lentamente y durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente, no sólo por fuera, sino también en el interior.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gusta el pollo? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas de Pollo.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Pollo a la Naranja al Estilo Chino

Pollo Asado con Miel, Mostaza
y Romero Fresco
Pollo Marroquí con Albaricoques
Secos y Almendras
Pollo Asado con Leche de Coco

Pollo Asado con Lima, Miel
y Salsa de Soja
Ternera Salteada con Verduras y Pasta
Al Estilo Oriental


















VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:


En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel

Esta es una receta de pollo que se marina en una mezcla a base de salsa de soja y miel y después se hornea junto a la marinada. La marinada contribuye a que se forme una deliciosa salsa. La miel le da un toque dulce sin que sea demasiado dulce. Una receta de inspiración asiática perfecta como segundo plato o plato principal de una comida o cena. También es una buena idea para una ocasión con invitados, ya que puedes marinar el pollo la noche antes y después sólo tienes que meterlo al horno. Además durante el tiempo que el pollo está en el horno, se puede aprovechar para preparar los entrantes o preparar la mesa.

INGREDIENTES:

  • 900 g -1,3 Kg de pollo (muslos o contramuslos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 5 cucharadas ( 75 ml) de miel
  • 4 cucharadas (60 ml) de salsa de soja
  • 3 dientes de ajo machacados
  • 1 cucharadita de jengibre machacado
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Perejil o cilantro picado para servir (OPCIONAL)


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
  1. Pon en un cuenco el aceite de oliva, el aceite de sésamo, la miel, la de salsa de soja, los dientes de ajo machacados, el jengibre machacado, sal al gusto y pimienta negra al gusto. Ten en cuenta que la salsa de soja ya lleva sal. Mézcla todos los ingredientes dando vueltas con una cuchara. En el vídeo puedes ver imágenes del aspecto que debe tener.
  2. Pon el pollo en una bolsa para congelar con cierre hermético. Añade la mezcla de soja y miel. Mézclalo bien asegurándote de que todos los trozos de pollo se impregnan de la marinada. Cúbrelo con film transparente y déjalo en la nevera durante 3 horas o bien toda la noche.

  3. NOTA 1: Si no dispones de bolsas para congelar puedes poner el pollo en una fuente amplia de base ancha, para que las piezas estén en contacto con la marinada del fondo, tapada con film transparente o plástico de cocina.

    NOTA 2: Si no tienes tiempo, puedes saltarte este paso y meter el pollo directamente al horno sin marinar. Sin embargo, tras marinarlo tendrá más sabor. Por eso es recomendable hacerlo.

  4. Pon el pollo junto con la marinada en una bandeja para horno. Ásalo en el horno precalentado a 190 ºC durante 30 minutos. Saca la bandeja del horno, da la vuelta a los muslos de pollo para que se doren uniformemente y hornea durante 30 minutos más o hasta que el pollo esté hecho.
  5. Tras sacarlo del horno, tapa la bandeja con papel de aluminio hasta el momento de servir  para evitar que se seque.
  6. Opcionalmente, sírvelo espolvoreado con perejil o cilantro picado.
¡Y a disfrutarlo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario