sábado, 6 de abril de 2013

Fettuccine con Calabacín y Azafrán



Esta es una receta de pasta sencilla, rápida y deliciosa. Es apta para vegetarianos y la excusa perfecta para que los niños coman verdura. También se puede hacer con otras pastas largas y cintas como tallarines, spaghetti, linguine, bucatini, fusilli lunghi, tagliatelle, pappardelle, tonnarelli, etc.

Azafrán
El azafrán es una especia que procede de los 3 estigmas rojos secos del pistilo de la la flor Crocus sativus. Se caracteriza por su sabor, por su aroma y por el intenso color amarillo dorado que da a la comida. Es el ingrediente que no puede faltar en la paella y el que le da su color característico. En España también se usa en otros muchos platos de arroz, carne y marisco. También es un ingrediente fundamental en la cocina árabe encontrándose en tajines, pastelas, etc.

El azafrán tiene un precio elevado porque su cultivo, recolección y manipulación son muy delicados. Son necesarias 250.000 flores de azafrán para lograr un kilo de azafrán puro. Por este motivo también se conoce como "oro rojo".

Sin embargo, si se utiliza correctamente y se añade la cantidad necesaria, no resulta excesivamente caro, ya que con muy poca cantidad de azafrán podemos conseguir el resultado deseado.

Puedes encontrar consejos para que la pasta te quede perfecta aquí.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Ensalada de Calabacín, Tomates y Anchoas
Fettuccine all'Arancio (con Naranja y Menta Fresca)
Farfalle con Calabacín y Yogur

























INGREDIENTES (4 personas):

- 350 g de fettuccine al huevo secos
- 50 g de mantequilla
- 80 de cebolla bien picada
- 700 g de calabacines cortados en bastones
- 250 ml de nata líquida
- 1/4 de cucharadita de hebras de azafrán picadas
- 4 cucharadas de queso parmesano rallado
- pimienta negra recién molida
- sal

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

Puedes ver la receta paso a paso en este vídeo de alta definición (la música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí):




1) Ponemos la mantequilla en una sartén grande a fuego medio.

2) Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos la cebolla y la cocinamos hasta que esté de un profundo color dorado.

3) Mientras tanto, aprovechamos para cortar los calabacines, primero en rodajas y cada rodaja en bastoncitos (puedes ver las imágenes en el vídeo).

4) Cuando la cebolla está dorada se añaden los calabacines y se cocinan a fuego fuerte hasta que estén tiernos y dorados. En ese momento se añade la sal y la pimienta.

5) Se añade la nata y el azafrán y se cocina hasta que la nata se reduzca a la mitad (en el vídeo puedes ver imágenes del aspecto que debe tener en ese momento). En ese momento se aparta la sartén del fuego.

6) Mientras la nata se reduce, ponemos 3 o 4 litros de agua a calentar a fuego fuerte.

7) Cuando el agua esté hirviendo, se añade una cucharada de sal y se echa toda la pasta de una vez.

8) Cuando la pasta esté al dente, la colamos y la añadimos a la sartén para mezclarla con los calabacines con salsa de azafrán. Si la salsa se hubiera enfriado, ponla al fuego para calentarla de nuevo antes de añadir la pasta.

9) Se añade el queso parmesano, se mezcla y se sirve inmediatamente.

¡Y a disfrutarlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...