domingo, 4 de abril de 2021

Quiche de Manzana, Bacon, Queso Cheddar Curado y Romero Fresco

Quiche de Manzana, Bacon, Queso Cheddar Curado y Romero




Un quiche es un tarta salada de origen francés. Se suelen elaborar con una base de masa quebrada (pasta brisa) y un relleno de verduras mezcladas con huevo y nata (crema de leche). A veces también llevan otras cosas además de verdura como, por ejemplo, bacon (panceta) o jamón. El bacon es el ingrediente estrella del quiche más famoso: el quiche lorrain, originario de la región francesa de Lorena y el primero del que se conocen referencias (las primeras, en el siglo XVII). 

En el quiche de esta receta, se usa manzana, bacon y queso cheddar curado y se aromatiza con romero  fresco que combina muy bien con la manzana. ¡El resultado de esta combinación es delicioso!

Es muy fácil de hacer, ya que puedes utilizar masa quebrada de las que se venden extendidas y listas para forrar el molde. Sin embargo, merece la pena utilizar masa quebrada casera, ya que será más sana, tendrá mejor sabor y una textura más crujiente. Puedes ver cómo hacerla aquí.

También se puede hacer con masa de hojaldre de las que se comercializan ya extendidas.

Este quiche se puede comer a temperatura ambiente o tibio, pero está mucho más rico cuando está caliente, ya que el queso estará fundido y la textura de la masa quebrada será más crujiente.

Es perfecto como entrante de una comida o como uno de los platos de una comida o cena a base de tapas para compartir entre varias personas. También puede ser un plato único de una comida o una cena ligera si se acompaña de una ensalada variada.

Puedes eliminar el bacon si deseas hacer esta receta vegetariana.  


Sobre los ingredientes...


Para preparar el relleno de este quiche se necesitan manzanas, bacon, queso cheddar curado, huevos, y nata líquida. Se condimenta con sal y pimienta negra y se aromatiza con romero fresco.

El bacon, pronunciado "beicon", es el nombre que se le da en inglés a la panceta salada y ahumada y es una palabra comúnmente usada en España. La panceta es la parte del cerdo que comprende la piel y varias capas de grasa (tocino) entreverada de carne. En algunos países de América Latina también se conoce como tocino, tocineta o unto.

Queso Cheddar
El queso Cheddar es un queso de origen inglés originario de la villa de Cheddar, en Somerset. Sin embargo, hoy en día se fabrica en Reino Unido, Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Argentina, Suecia y Australia.

Se hace con leche de vaca y dependiendo del tiempo de curación podrá ser de sabor suave o de sabor mas fuerte en los cheddar curados. Hay variedades de color pálido y las hay que tienen un color anaranjado.

Se suele vender en bloques de unos 200 g empaquetados.

El queso cheddar que usamos en esta receta es queso cheddar blanco curado y, por tanto, más sabroso que el queso suave. Si no lo encuentras puedes sustituirlo por otro queso sabroso que te guste.


romero fresco
Romero Fresco
El romero es una planta aromática originaria de la región mediterránea que se lleva usando en la cocina desde tiempos inmemoriales acompañando sobre todo asados de carnes, pero también pescados y vegetales.

Un ejemplo del uso del romero en asados de carnes es nuestra receta de pollo asado con mostaza, miel y romero fresco. Un ejemplo en pescados son nuestras recetas de salmón con salsa balsámica de romero y salmón al horno con limón y romero.

El romero también se usa para aromatizar aceites incorporando una ramita fresca en el envase donde se conservan. En la región española de Castilla-La Mancha es habitual encontrarlo cubriendo quesos curados (Queso Manchego al Romero).

No hay que olvidar el uso de esta planta aromática en dulces como nuestro bizcocho de limón, romero fresco y yogur.

En la cocina el romero se puede usar tanto fresco como seco. En esta receta debe emplearse romero fresco. No puede sustituirse por romero seco puesto que tiene un sabor mucho más fuerte y no se conseguiría el resultado deseado.




La nata (crema de leche) debe ser nata líquida para montar, es decir, con contenido alto en materia grasa, que suele ser más espesa que las natas que tienen un contenido más bajo en grasa. Sin embargo, se puede sustituir por la misma cantidad de leche si se desea reducir un poco la cantidad de calorías.


Sobre la forma de prepararlo...


Este quiche es muy fácil de hacer.

Tan sólo hay que forrar un molde para quiches con la masa quebrada estirada, poner el relleno de manzana, bacon y queso cheddar y hornearlo 30-35 minutos.

El molde para el quiche debe ser un molde acanalado con el fondo desmontable. Así es más fácil desmoldar el quiche y servirlo.

Las manzanas se deben cocinar en una sartén con mantequilla antes de ponerlas en el quiche. Así se consigue que queden tiernas, ya que el tiempo de horneado del quiche dentro del horno, no es suficiente para ablandarlas.

El bacon también debe cocinarse antes de añadirlo a quiche. Se cocina en una sartén al fuego hasta que se ponga dorado. No es necesario añadir aceite, mantequilla, ni ningún otro tipo de grasa, ya que el bacon va a desprender la grasa que contiene.


ALGUNOS TRUCOS Y CONSEJOS PARA QUE EL QUICHE QUEDE PERFECTO:

- El bacon va a desprender mucha grasa cuando se cocine en la sartén. Es bueno ponerlo sobre papel de cocina absorbente para que la absorba antes de añadirlo al quiche.

- El molde desmontable puede dejar escapar mantequilla durante el horneado. Para evitar que esto ensucie el fondo del horno, es recomendable colocar el quiche sobre una bandeja con una lámina de papel de aluminio para que recoja los restos.

- Para evitar que el quiche se tueste demasiado por la superficie, se hornea sólo con la resistencia de abajo del horno. Si se horneara con las dos resistencias, la superficie quedaría dorada, pero la base de masa quebrada del quiche quedaría poco hecha. Otra opción es hornearlo con las dos resistencias, pero colocando el quiche en la parte inferior del horno.


Sobre su conservación...


Este quiche se toma caliente, o bien, tibio, y está más rico cuando se consume en el mismo día en el que se ha hecho.

Si te sobra, puedes conservarlo en la nevera. Sin embargo, a medida que pase el tiempo dentro de la nevera, la masa quebrada perderá la textura crujiente.

Tras sacarlo de la nevera, puedes meterlo en el horno unos minutos para devolverle parte de su textura crujiente y hasta que se ponga a temperatura ambiente o templada.

Si no quieres encender el horno puedes usar el microondas con la función de gril o gratinador (si dispone de ella, claro). No uses el microondas con su función de microondas o la masa quedará blanda en lugar de crujiente.

Aunque otras recetas de quiches se pueden congelar y siguen quedando perfectas tras descongelarlas, esta no queda igual, ya que las manzanas se degradan al congelarlas.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gustan las tartas saladas? Puedes encontrar más recetas de tartas saladas en nuestra Página de Recetas de Tartas Saladas.

¿Te gusta la manzana? Puedes encontrar más recetas con manzana en nuestra Página de Recetas con Manzana.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Risotto de Manzana y Bacon

Popover de Espárragos,
Bacon y Gruyère
Galette de Calabacín y Queso

Scones de Manzana, Queso Cheddar
y Salvia Fresca
Quiche de Coliflor, Champiñones
y Queso de Cabra
Galette de Higos Morados,
Queso de Cabra y Miel


















VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:


En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. 




Quiche de Manzana, Bacon, Queso Cheddar Curado y Romero Fresco

Un quiche es un tarta salada de origen francés. Se suelen elaborar con una base de masa quebrada (pasta brisa) y un relleno de verduras mezcladas con huevo y nata (crema de leche). A veces también llevan otras cosas además de verdura como, por ejemplo, bacon (panceta) o jamón.

En el quiche de esta receta, se usa manzana, bacon y queso cheddar curado y se aromatiza con romero  fresco que combina muy bien con la manzana. ¡El resultado de esta combinación es delicioso!

Es muy fácil de hacer, ya que puedes utilizar masa quebrada de las que se venden extendidas y listas para forrar el molde. Sin embargo, merece la pena utilizar masa quebrada casera, ya que será más sana, tendrá mejor sabor y una textura más crujiente.


INGREDIENTES:

  • 350 g de masa quebrada casera, o bien, una lámina de masa quebrada comprada ya estirada
  • 2 manzanas grandes o 3 medianas (450 g aprox.)
  • 30 g de mantequilla
  • 100 g de bacon (panceta)
  • 3 huevos
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 1 cucharadita de romero fresco picado muy fino
  • 200 ml de nata líquida (crema de leche), o bien, de leche
  • 80 g de queso cheddar curado rallado


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
  1. Pon a precalentar el horno a 190 ºC. Sólo es necesario utilizar la resistencia de abajo.
  2. Forra con la masa quebrada un molde para quiches de 24 cm de diámetro untado de mantequilla. Ponlo en la nevera hasta el momento de usarlo.
  3. Corta las manzanas en cuartos, quítales la piel y las semillas. Corta cada cuarto en 2 octavos y cada octavo en 3 o 4 trozos, dependiendo del tamaño de las manzanas (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta).
  4. Pon una sartén a fuego medio-fuerte. Añade la mantequilla y los trozos de manzana. Cocínalos dando vueltas con una cuchara de vez en cuando hasta que se ablanden y empiecen a ponerse dorados. Apaga el fuego.
  5. Pon una sartén a fuego medio-fuerte. Añade el bacon y cocínalo dando vueltas de vez en cuando hasta que se ponga dorado. Retíralo de la sartén y ponlo sobre papel de cocina absorbente para que absorba la grasa.
  6. Pon en un cuenco los huevos, sal al gusto, pimienta negra al gusto y el romero fresco picado. Bátelos ligeramente. Añade la nata líquida y mézclalo.
  7. Coloca el molde forrado de masa quebrada sobre una bandeja con una lámina de papel de aluminio. Añade las manzanas y repártelas uniformemente por el fondo. Reparte por encima el bacon y el queso cheddar rallado. Vierte por encima la mezcla de huevo y nata líquida.
  8. Hornea el quiche en el centro del horno precalentado a 190 ºC durante 30-35 minutos, hasta que se ponga ligeramente dorado por la parte de arriba.
  9. Tras sacar el quiche del horno, colócalo sobre una rejilla para que se enfríe durante unos 10-15 minutos antes de servirlo.
¡Y a disfrutarlo!


jueves, 1 de abril de 2021

Champiñones Portobello al Horno Rellenos de Queso, Jamón, Albahaca y Piñones

Champiñones portobello al horno rellenos de queso, jamón, albahaca y piñones


Esta es una receta de champiñones al horno rellenos que es muy fácil de hacer y que es una delicia. El sabor del jamón combina muy bien con los champiñones. El queso proporciona una textura cremosa que contrasta con la textura crujiente de los piñones tostados, y la albahaca proporciona el toque aromático.

Esta receta es un entrante perfecto para comidas o cenas de ocasiones especiales con invitados, o para cuando queramos darnos un capricho :-)


Sobre los ingredientes...


Esta receta lleva champiñones Portobello en lugar de los tradicionales champiñones comunes de color blanco pero, si no te es fácil encontrarlos, puedes sustituirlos perfectamente por champiñones blancos (crimini).

Para preparar el relleno de los champiñones se necesita queso crema, queso parmesano, jamón, albahaca y piñones.

Champiñones portobello
Champiñones Portobello
Los champiñones Portobello son una variedad de seta de cultivo de la misma familia que el champiñón blanco. Se caracterizan por su tamaño, superior al del champiñón blanco. Los portobello más grandes llegan a tener un diámetro de más de 15 cm. Tienen un sabor más dulce, fresco y delicado y una textura más firme. Su sombrero es de color marrón tostado pero su tallo y su interior son de color blanco.

Por su tamaño, son los champiñones ideales para cocinarlos rellenos. Por su textura, los champiñones Portobello son ideales para hacer a la parrilla o a la plancha, pero también están deliciosos en ensaladas (cortados en láminas muy finas), en guisos o como parte de salsas.

Los champiñones, además de tener un sabor muy rico, tienen muy buenas propiedades y beneficios:
- Tienen muy pocas calorías (unas 20 calorías por cada 100 g), ya que la mayor parte de su contenido es agua.
- Contienen fibra alimentaria que contribuye a saciar el hambre.
- Son una buena fuente de vitaminas (B6, C, D...), minerales (selenio, potasio...) y antioxidantes.

Recuerda que para limpiar los champiñones no está recomendado sumergirlos en agua, ya que son como esponjas. Absorben gran cantidad de agua y, al expulsarla, con ella también se va su sabor. Hay que intentar usar la mínima cantidad de agua posible y además sin sumergirlos. Si no están muy sucios, puede ser suficiente limpiarlos con un paño mojado.

Champiñones portobello al horno rellenos de queso, jamón, albahaca y piñones

El queso crema que se usa en esta receta es queso de untar de tipo Philadelphia. No es necesario que sea de esta marca, puede ser de cualquier otra. Lo que sí es importante es que no tenga especias o hierbas aromáticas añadidas u otros componentes para darle otros sabores. Debe ser queso de untar sin nada más.

Para facilitar que se mezcle con el resto de ingredientes debe estar ablandado. Esto quiere decir que, tras sacarlo de la nevera, es necesario dejar que se ponga a temperatura ambiente para que deje de estar duro. Si no tienes tiempo para esperar, se puede meter en el microondas sólo unos segundos hasta que esté pierda la rigidez. 

El queso parmesano es un queso italiano muy famoso que tiene una consistencia dura y granulosa. Se suele usar rallado y se emplea frecuentemente en recetas de pasta y para gratinar. Aunque se suele comercializar ya rallado, si se encuentra en trozos, es mejor comprarlo así y rallarlo en casa, ya que será de mejor calidad que el que se compra ya rallado.

Albahaca Fresca
La albahaca es una de la hierbas aromáticas más representativas de la cocina italiana.

Con ella se prepara la famosa salsa "pesto de albahaca genovés" o "pesto di basilico", una salsa a base de hojas de albahaca fresca, piñones, ajo, aceite de oliva y queso parmesano, originaria de la región de Liguria.

Si no la encuentras fresca, no intentes sustituirla por albahaca deshidratada, ya que su sabor es mucho más fuerte y diferente al de la hierba fresca y la receta no quedaría bien.

Sí se puede puede sustituir por una cantidad similar de perejil fresco.

Respecto al jamón, comentar que es suficiente con utilizar jamón serrano, pero si es de calidad un poco superior como un ibérico, se va a notar en el resultado final.

Sobre la forma de prepararlos...


La forma de prepararlos es muy fácil.

El relleno de los champiñones se prepara simplemente poniendo todos los ingredientes en un cuenco y mezclándolos con una cuchara. Sólo hay que tener en cuenta que es necesario reservar un poco de queso parmesano para espolvorearlos antes de introducirlos al horno, y la mitad de los piñones para espolvorear los champiñones antes de servirlos.

Para poder rellenar los champiñones hay que quitarles el pie. Es muy fácil. Simplemente hay que tirar de él haciendo un poco de presión hacia un lado y saldrá entero. Puedes verlo en el vídeo de la receta, más abajo.

El pie no se usa en la receta. Puedes añadirlo cortado en rodajas finas a una ensalada o puedes utilizarlo en alguna receta que lleve champiñones, como por ejemplo, nuestra crema de champiñones o nuestra receta de pasta con salsa de champiñones, tomates secados al sol y albahaca.

Champiñones Portobello al Horno Rellenos de Queso, Jamón, Albahaca y Piñones

Los piñones se utilizan tostados. Para tostarlos sólo hay que ponerlos en una sartén a fuego medio-fuerte y moverlos continuamente con una cuchara, o bien, moviendo la sartén, hasta que estén tostados. No es necesario poner aceite ni ningún otro tipo de grasa en la sartén. Los piñones se tostarán con su propia grasa.

Es importante sacar los piñones de la sartén inmediatamente en cuanto estén tostados, ya que, si no se hace así, podrían quemarse con el calor residual de la sartén, aunque el fuego esté apagado.

Los champiñones se hornean en una bandeja en el centro del horno a 180 ºC durante 20 minutos. Es necesario poner calor tanto arriba como abajo para que la parte superior de los champiñones se ponga dorada.

Sobre su conservación...


Una vez horneados, los champiñones pueden guardar en la nevera cubiertos de film transparente para que no se sequen y se pueden recalentar en el microondas.

El único inconveniente es que los piñones tostados perderán su textura crujiente, pero su sabor se conservará intacto.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gustan los champiñones? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Champiñones.

Si te gusta esta receta, también te gustarán éstas:

Champiñones al Horno con
Salsa Balsámica de Soja y Ajo
Quiche de Coliflor, Champiñones
y Queso de Cabra
Champiñones al Ajillo

Pollo con Salsa de Champiñones, Bacon, Nata y Vino Blanco
Pollo con Champiñones, Bacon,
Nata y Vino Blanco
Crema de Champiñones

Fettuccine con Champiñones,
Tomates Secos y Albahaca


















VÍDEO DE LA RECETA, INGREDIENTES E INSTRUCCIONES PASO A PASO:


En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Cotton Candy de Eria




Champiñones Portobello al Horno Rellenos de Queso, Jamón, Albahaca y Piñones

Esta es una receta de champiñones al horno rellenos que es muy fácil de hacer y que es una delicia. El sabor del jamón combina muy bien con los champiñones. El queso proporciona una textura cremosa que contrasta con la textura crujiente de los piñones tostados, y la albahaca proporciona el toque aromático. Esta receta es un entrante perfecto para comidas o cenas de ocasiones especiales con invitados, o para cuando queramos darnos un capricho :-)

INGREDIENTES:

  • 6 champiñones portobello medianos (400 g aprox.), o bien, 12 champiñones blancos
  • 2 cucharadas de piñones
  • 125 g de queso crema (queso de untar)
  • 60 g (5 lonchas aprox.) de jamón picado finamente
  • 5 g de hojas de albahaca fresca picadas
  • 120 ml (8 cucharadas rasas) de queso parmesano rallado (40 g aprox.)


INSTRUCCIONES DE LA RECETA:
  1. Pon a precalentar el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.
  2. Limpia los champiñones y quítales el pie.
  3. Pon una sartén a fuego medio-fuerte, añade los piñones y dales vueltas contínuamente con una cucharada, o bien, moviendo la sartén, hasta que estén tostados. Sácalos inmediatamente de la sartén para no se quemen.
  4. Pon en un cuenco el queso crema, el jamón picado, la albahaca picada, 6 cucharadas de queso parmesano rallado (reservando 2 cucharadas) y una cucharada de piñones (reservando otra cucharada). Mézclalo muy bien.
  5. Rellena los champiñones con la mezcla de queso y jamón utilizando una cuchara.
  6. Colócalos en una bandeja para hornear untada de aceite de oliva. Espolvorea por encima de los champiñones las 2 cucharadas de queso parmesano reservadas.
  7. Hornea los champiñones en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante 20 minutos.
  8. Coloca los champiñones en una fuente de servir. Espolvorea por encima la cucharada de piñones tostados reservada y unas hojas de albahaca picadas.
¡Y a disfrutarlos!