domingo, 15 de enero de 2017

Bizcocho de Chocolate y Yogur






Este bizcocho hará las delicias de los amantes del chocolate. Tiene un sabor intenso a chocolate con un toque de aroma de vainilla y un fondo de mantequilla y, además, es consistente pero esponjoso.

Es perfecto para el desayuno, la merienda o para acompañar un café o un té a cualquier hora del día.

Sobre los ingredientes...

Para hacer el bizcocho se necesita harina, azúcar, cacao en polvo, levadura química de repostería, bicarbonato sódico (soda), huevo, yogur, mantequilla y extracto de vainilla.

El cacao en polvo que se usa en esta receta debe ser cacao puro, sin azúcar y desgrasado (sin nada de grasa).

La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

El bicarbonato sódico,  también conocido como soda, sirve para potenciar la acción de la levadura química. Cuando se mezcla con el ácido láctico que contiene el yogur se produce una reacción química que hace que el bizcocho quede muy esponjoso.

La mantequilla debe ser mantequilla sin sal pura procedente de leche. Debe estar derretida pero no caliente sino a temperatura ambiente. El motivo es que hay que mezclarla con huevo y, si estuviera muy caliente, el huevo se podría cuajar. Se puede derretir en el microondas o bien en una sartén o un cazo. Después de derretirla, hay que esperar a que se enfríe y alcance una temperatura cercana a la temperatura ambiente sin que llegue a solidificarse.

El extracto de vainilla se comercializa en forma líquida o bien en forma de azúcar avainillado. Se puede emplear en cualquiera de los dos formatos.


Sobre la forma de prepararlo...

Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños.

Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar, un tenedor y una cuchara.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos suavemente con una cuchara, sin movimientos bruscos, hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría desprender el gluten que contiene y, en este caso, el bizcocho podría quedar duro.

La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.

Sobre su conservación...

Este bizcocho se conservará en perfectas condiciones 3-4 de días si lo envuelves bien para que no se seque y lo guardas en un lugar fresco y seco. 

Se puede congelar, bien entero o bien en rebanadas individuales envueltas en papel de aluminio.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)



¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:


Pastel de Chocolate y Pera
Bizcocho de Chocolate y Plátano

Muffins de Chocolate con Pepitas de Chocolate

Chocolate Pecan Pie (Tarta de Nueces y Chocolate)





















INGREDIENTES (1 bizcocho):

- 200 g de harina de trigo
- 60 g de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar
- 150 g de azúcar
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química de repostería
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 huevo
- 3 yogures naturales (3 x 125 g)
- 55 g de mantequilla derretida a temperatura ambiente
- 1 cucharadita de extracto de vainilla (líquido, o bien, en forma de azúcar avainillado)










INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria.




1) Pon a precalentar el horno a 180 ºC y unta con mantequilla un molde rectangular para bizcochos de unos 24 o 25 cm de largo por 11 o 12 cm de ancho.

2) Pon en una fuente amplia la harina, el cacao en polvo desgrasado, el azúcar, la levadura química de repostería, el bicarbonato sódico y la sal. Mézclalo muy bien dando vueltas con una cuchara. Forma un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) Pon un huevo en otro recipiente para mezclar que sea amplio. Bátelo ligeramente con un tenedor. Añade los yogures, la mantequilla derretida y el extracto de vainilla. Mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme. No pasa nada si quera algún grumo pequeño de yogur.

4) Añade la mezcla anterior en el hueco que has dejado en la harina y mézclalo suavemente (sin movimientos bruscos) con una cuchara o una espátula hasta que la mezcla de harina se haya humedecido y no queden grumos. La mezcla resultante será una pasta espesa, pero suave.

5) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornéalo en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante unos 50 minutos hasta que haya crecido. Estará hecho si al pinchar un palillo en el centro, el palillo sale limpio.

 6) Tras sacarlo del horno, deja que se enfríe 10 - 15 minutos dentro del molde sobre una rejilla antes de desmoldarlo. Tras desmoldarlo, colócalo sobre una rejilla y deja que se enfríe hasta que esté tibio.

¡Y a disfrutarlo!

viernes, 30 de diciembre de 2016

Muffins de Plátano y Avena



Estos muffins están hechos con puré de plátano y aromatizados con vainilla. Además contienen avena, que los hace saludables por las buenas propiedades que tiene.

Son perfectos para el desayuno, la merienda, para un tentempié o para acompañar un café o un té a cualquier hora del día.

Sobre los ingredientes...

La pasta para hacer los muffins se prepara con harina, avena, azúcar, levadura química de repostería, bicarbonato sódico (soda), huevos, yogur y mantequilla. A esto se añade los plátanos hechos puré y se aromatiza con extracto de vainilla.

Plátanos maduros para hacer dulces de plátano
Para hacer los muffins, se necesitan plátanos muy maduros, con la piel llena de manchas y prácticamente de color marrón oscuro, casi negro. Cuando tienen este aspecto por fuera, por dentro su carne está blanda y muy dulce, y es muy fácil reducirlos a puré sólo con un tenedor.

Se pueden aprovechar para hacer estos muffins esos plátanos que se van poniendo demasiado maduros para comerlos. Si no tienes suficientes plátanos maduros y temes que se te estropeen si los dejas madurar más tiempo, puedes congelarlos envueltos en papel de aluminio mientras consigues más plátanos maduros.


Copos de Avena
La avena es un alimento con muchos beneficios. Estos son algunos de ellos:
- Tiene una alta cantidad de fibra, es decir, ayuda al sistema digestivo a funcionar mejor y favorece la sensación de saciedad.
- Ayuda a reducir el colesterol malo.
- Contiene una alta cantidad de vitaminas y minerales (vitaminas del complejo B, vitaminas A y E, y minerales como el calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio y sodio) que forman parte de una buena alimentación.
- Es un carbohidrato de absorción lenta, lo que hace que su energía se libere poco a poco y por tanto ayuda a regula el nivel de azúcar en la sangre.

La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

El bicarbonato sódico,  también conocido como soda, sirve para potenciar la acción de la levadura química. Cuando se mezcla con el ácido láctico que contiene el yogur se produce una reacción química que hace que los muffins queden muy esponjosos.

La mantequilla debe ser mantequilla sin sal pura procedente de leche. Debe estar derretida pero no caliente sino a temperatura ambiente. El motivo es que hay que mezclarla con huevo y, si estuviera muy caliente, el huevo se podría cuajar. Se puede derretir en el microondas o bien en una sartén o un cazo. Después de derretirla, hay que esperar a que se enfríe y alcance una temperatura cercana a la temperatura ambiente sin que llegue a solidificarse.

El extracto de vainilla se comercializa en forma líquida o bien en forma de azúcar avainillado. Se puede emplear en cualquiera de los dos formatos.


Sobre la forma de prepararlos...

La forma de prepararlos no puede ser más fácil. Hasta un niño puede hacerlo.

Para hacerlos no se necesitan utensilios especiales, ni batidora ni robots de cocina. Sólo son necesarios, los recipientes para mezclar y una cuchara y un tenedor.

Tan sólo hay que mezclar por un lado los ingredientes secos y por otro los ingredientes húmedos. Después se mezclan ambos hasta que los ingredientes secos se humedezcan. El resultado será una pasta muy espesa.

Es importante insistir en que, una vez que se humedece la harina, no hay que seguir mezclando. El motivo es que la harina desprende gluten y esto puede hacer que los muffins queden duros. Por este motivo, se debe mezclar con suavidad (sin realizar movimientos enérgicos) y parar tan pronto como la harina se haya humedecido y no queden grumos.

Sobre su conservación...

Estos muffins se conservan en buen estado hasta 4-5 días, siempre que estén en un lugar fresco y seco, bien tapados, por ejemplo, con film transparente, para que no se sequen.

Se pueden congelar aquellos que no se vayan a consumir envueltos en papel de aluminio de forma individual. Así se pueden ir sacando del congelador a medida que se vayan consumiendo.

Si  los congelas tras sacarlos del horno cuando todavía están tibios, podrás disfrutar de ellos como si estuvieran recién hechos.

Recuerda que están mejor cuando están templados, o bien, a temperatura ambiente. Un truco que funciona muy bien es meterlos al microondas sólo unos 5-7 segundos.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gustan los muffins? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Muffins.

¿Te gustan los plátanos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Plátano.

¿Te gusta la avena? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Avena.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Muffins de Plátano y Pepitas de Chocolate
Bizcocho de Plátano, Arándanos y Yogur

Muffins de Fresas y Plátano

Banana Bread (Bizcocho Americano de Plátano)






















INGREDIENTES (12 muffins):

- 200 g de harina de trigo
- 95 g de copos de avena
- 100 g de azúcar
- 2 cucharaditas de levadura química de repostería
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (soda)
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 huevos
- 3 plátanos muy maduros
- 60 g de mantequilla derretida a temperatura ambiente
- 4 cucharadas de yogur natural (60 g)
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (líquido, o bien, en forma de azúcar avanillado)









INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria.




1) Precalienta el horno a 190 ºC y unta con mantequilla un molde para 12 muffins.

2) Pon en una fuente amplia la harina, los copos de avena el azúcar, la levadura química de repostería, el bicarbonato sódico y la sal. Mezcla bien todos los ingredientes con una cuchara. Haz un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) En un plato, tritura 3 plátanos muy maduros con un tenedor hasta que tengan la consistencia de una papilla.

4) Pon en otra fuente los huevos y bátelos ligeramente con un tenedor. Añade el puré de plátanos, la mantequilla derretida a temperatura ambiente, el yogur, el extracto de vainilla y da vueltas con una cuchara para que se mezclen.

5) Añade la mezcla anterior a la fuente con los ingredientes secos y mézclalos suavemente con una cuchara o una espátula hasta que los ingredientes secos se humedezcan. No es necesario insistir en la mezcla más allá de ese punto o los muffins pueden quedar duros. Se obtendrá una pasta espesa pero al mismo tiempo suave.

6) Reparte la mezcla anterior en los moldes para muffins untados de mantequilla con la ayuda de dos cucharas (una para coger porciones de la mezcla y la otra para desprender la pasta de la primera cuchara).

7) Hornea los muffins en el horno precalentado a 190 ºC durante 20 - 25 minutos aproximadamente. Estarán hechos cuando hayan crecido y estén ligeramente dorados. Además, si se pinchan con un palillo en el centro, el palillo debe salir limpio.

8) Deja que los muffins se enfríen sobre una rejilla unos 10 minutos antes de desmoldarlos. Después sácalos de los moldes y deja que terminen de enfriarse sobre la rejilla hasta que estén tibios.

¡Y a disfrutarlos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...