martes, 19 de abril de 2016

Ensalada de Coliflor Asada, Arándanos Rojos, Almendras y Queso Cheddar con Aderezo de Mostaza, Miel y Limón



Esta ensalada es una forma original de comer coliflor. Es perfecta como entrante o prime plato en una comida, o bien como plato único en una cena ligera.

Sobre los ingredientes...

Para preparar la ensalada se necesita una coliflor entera, arándanos rojos secos, queso cheddar y almendras laminadas.

Para el aderezo se necesita ajo, mostaza de dijon, zumo y ralladura de limón, miel y aceite de oliva. El ajo es opcional. Si tu sabor te parece demasiado fuerte, puedes prescindir de él.


Arándanos Rojos Secos

Los arándanos rojos (cranberries) son unas bayas originarias de américa del norte. Son pequeñas, con forma ovalada, duras, y de color rojo intenso. Cuando se comen crudas y frescas son muy ácidas.

Los indios americanos usaban esta bayas como alimento y también como medicina, ya que tienen un alto contenido de vitamina C y también contienen muchos antioxidantes. Los marineros y los colonos americanos las usaban para prevenir el escorbuto, enfermedad que aparece cuando hay carencia de vitamina C.

Nunca se comen frescos y crudos. Se toman secos (como las uvas pasas) o bien se cocinan, ya que se necesita añadir azúcar para contrarrestar su sabor ácido. Normalmente se usan en postres, bizcochos, muffins o magdalenas, tartas, galletas, pasteles, etc. Pero también se usan para hacer compotas, mermeladas, confituras y salsas para platos salados como por ejemplo asados. Su sabor afrutado se acentúa cuando se mezclan con ingredientes dulces y cuando se combinan con otras frutas como manzanas, peras y naranjas.

El queso Cheddar es un queso de origen inglés originario de la villa de Cheddar, en Somerset. Sin embargo, hoy en día se fabrica en Reino Unido, Irlanda, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Argentina, Suecia y Australia.

Se hace con leche de vaca y dependiendo del tiempo de curación podrá ser de sabor suave o de sabor mas fuerte en los cheddar curados. Hay variedades de color pálido y las hay que tienen un color anaranjado. Se suele vender en empaquetado en bloques de unos 200 g.

El queso cheddar que usamos en esta receta es queso cheddar curado y, por tanto más, sabroso que el queso suave. Si no lo encuentras puedes sustituirlo por otro queso sabroso que te guste.

Sobre la forma de prepararla...

Esta ensalada lleva más tiempo de preparación que otras, ya que hay que asar la coliflor en el horno, pero es muy fácil de hacer y el resultado merece la pena.

La coliflor se asa una vez que se ha separado en trozos del tamaño de un bocado. Es importante poner los trozos en una bandeja suficientemente grande como para que se puedan colocar formando una sola capa. De lo contrario, al estar unos encima de otros, no se asarían todos por igual y habría unos más duros y otros más tiernos.

En esta receta, las almendras laminadas se tuestan para que estén más crujientes y para acentuar su sabor. Es muy fácil de hacer. Sólo hay que ponerlas en una sartén al fuego y cocinarlas unos minutos, dando vueltas frecuentemente, con una cuchara hasta que comiencen a ponerse doradas. Es importante quitarlas del fuego inmediatamente y sacarlas de la sartén, para que no se tuesten demasiado con el calor residual de la sartén.

El aderezo de la ensalada se prepara simplemente poniendo todos los ingredientes en un cuenco y dado vueltas rápidamente con una cuchara para conseguir que la mezcla se emulsione.


Sobre su conservación...

Una vez que se ha asado la coliflor, se puede conservar en la nevera si no se va a hacer la ensalada en ese momento. Por ejemplo, se puede asar la coliflor a mediodía y preparar la ensalada para la cena o al día siguiente.

Sin embargo, una vez hecha es mejor consumirla en ese momento, ya que las almendras perderán su textura crujiente, sobre todo si entran en contacto con el aderezo, y el queso se puede resecar.



Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan las ensaladas? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Ensaladas.

¿Te gustan los arándanos rojos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Arándanos Rojos.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Crema de Coliflor Asada y Queso Cheddar
Arroz con Calabacín y Queso Cheddar
Ensalada de Calabacín Marinado, Queso y Piñones

Ensalada de Naranja, Aguacate, Arándanos y Almendras























INGREDIENTES (4 personas):

- 1 coliflor
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 4 cucharadas de arándanos rojos secos
- 4 cucharadas de almendras laminadas
- 4 cucharadas de queso cheddar rayado grueso

Aderezo:

- 1 diente de ajo pequeño machacado (opcional)
- 1 cucharada de mostaza de dijon
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharadita de ralladura de limón
- 3 cucharadas de zumo de limón
- 4 cucharadas de aceite de oliva


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration



1) Precalienta el horno a 200 ºC (enciende la resistencia inferior y también la superior).

2) Corta la coliflor en pequeños ramilletes del tamaño de un bocado. Trocea los ramilletes más grandes con el cuchillo si es necesario. Puedes ver imágenes en el vídeo.

3) Colócalos en una bandeja para hornear forrada de papel de aluminio. Espolvoréalos con sal al gusto, pimienta negra al gusto y riégalos con 4 cucharadas de aceite de oliva. Dales la vuelta con una cuchara mezclándolos para que todos se impregnen por igual del aceite de oliva.

4) Hornea la coliflor durante 45 minutos a 200 ºC o hasta que esté dorada. Tras sacarla del horno deja que se enfríe hasta que este templada antes de preparar la ensalada.

5) Mientras tanto prepara el aderezo. Para ello pon todos los ingredientes en un cuenco y da vueltas rápidamente con una cuchara hasta que la mezcla se emulsione.

6) Pon las almendras laminadas en una sartén a fuego medio-fuerte. Cocínalas dando vueltas con una cuchara frecuentemente hasta que empiecen a ponerse doradas (3-5 minutos). Retíralas del fuego y sácalas de la sartén, ya que con el calor residual pueden seguir cocinándose y podrían tostarse demasiado.

7) Prepara la ensalada en platos individuales. Coloca en primer lugar la coliflor. Riégala con el aderezo. Añade los arándanos rojos, las almendras laminadas y el queso cheddar.

¡Y a disfrutarla!

viernes, 8 de abril de 2016

Ternera Salteada con Verduras y Pasta al Estilo Oriental




Esta es una receta de inspiración oriental muy fácil y rápida de hacer. Es sana porque es baja en grasa, pero al mismo tiempo es muy sabrosa.

Es una buena idea para un plato único.

Sobre los ingredientes...

Las verduras que lleva esta receta son champiñones, brócoli y zanahoria.

Para preparar la salsa se usa salsa de soja, salsa de ostras, azúcar moreno, jengibre fresco, ajo, aceite de sésamo, pimienta de cayena y pimienta negra.

La pasta empleada pueden ser tallarines (linguine), spaghetti, fettucine, o bien alguna variedad de fideos orientales

Salsa de Soja
La salsa de soja o soya se obtiene de la fermentación de las semillas de soja y es muy fácil encontrarla en los supermercados.

Lo mejor es elegir una que se haya fermentado de forma natural y no mediante procesos industriales.

Como en el proceso de fermentación de la soja se usa sal, la salsa de soja es salada. Por este motivo, en esta receta no se añade sal adicional, ya que, es suficiente con la que ya contiene la salsa de soja.

La salsa de ostras es una salsa viscosa de color muy oscuro que se hace a partir de extractos de ostras en salmuera. Tiene su origen en china, pero se usa mucho en toda la cocina asiática sobre todo en platos de salteados de verduras, carne, etc.

Se comercializa en botellas pequeñas de unos 250 ml y se puede encontrar en la parte de alimentos internacionales de los supermercados o bien en la zona de salsas.


Jengibre Fresco
El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo o rizoma se usa mucho en la cocina oriental.

Crece en regiones tropicales, tiene un aroma muy apreciado y un sabor fuerte ligeramente picante.

En la cocina occidental, en lugar de fresco, se suele emplear seco y en polvo en diferentes recetas de dulces para aromatizar.

En esta receta, el jengibre se emplea fresco.



Sobre la forma de prepararlo...

Esta receta es muy fácil y rápida de hacer. Puedes tenerla lista en poco tiempo, ya que se puede cocer la pasta al mismo tiempo que se cocinan las verduras.

Para prepararla hay que saltear la carne y las verduras por separado. Se hace así, para cocinar cada una el tiempo exacto que necesitan, ya que requieren tiempos diferentes.

Para que quede perfecto hay que intentar que los trozos de carne sean iguales y lo mismo con los trozos de verdura. Así no habrá unos trozos más crudos que otros. Todos se cocinarán por igual.

Para preparar la salsa tan sólo hay que mezclar los ingredientes en un cuenco dando vueltas con una cuchara.

Una vez cocida la pasta y salteadas las verduras y la carne, se mezcla todo con la salsa y listo.

Sobre su conservación...

Aunque la pasta está mejor recién hecha, esta receta aguanta bien el recalentado. Puedes guardarla en la nevera 3-4 días.

También se puede congelar.

Esta receta es una buena candidata para llevar en un tupper o fiambrera para comer en la oficina.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)



Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Ternera Guisada con Brócoli al Estilo Chino
Pollo a la Naranja al Estilo Chino
Ensalada de Pepino con Sésamo y Jengibre

Ternera al Pesto de Albahaca en Ensalada






















INGREDIENTES (4 personas):

- 350 g de pasta (spaghetti, tallarines o fideos orientales)
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 225 g de carne de ternera (p.ej. lomo)
- 225 g de champiñones
- 180 g de brócoli
- 2 zanahorias

Salsa:

- 5 cucharadas de salsa de soja
- 3 cucharadas de salsa de ostras
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 1 cucharada de jengibre fresco rallado
- 2 dientes de ajo machacados
- 1 cucharadita de aceite de sésamo
- 1/4 de cucharadita de pimienta de cayena molida
- 1/4 de cucharadita de pimienta negra


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




1) Prepara la salsa poniendo todos los ingredientes en un cuenco y mézclándolos dando vueltas con una cuchara.

2) Corta la carne de ternera en tiras finas del tamaño de un bocado. Corta los champiñones en láminas finas, el brócoli en pequeños ramilletes y las zanahorias en dados (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) Pon a calentar 4 litros de agua en una cazuela grande.

4) Mientras tanto, calienta 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio-fuerte en una sarten grande o un wok. Añade la carne de ternera y cocínala dando vueltas de vez en cuando con una cuchara hasta que comience a ponerse dorada (3-5 minutos). Retírala.

5) Añade al wok la zanahoria, el brócoli y los champiñones. Cocínalos a fuego medio-fuerte, dando vueltas frecuentemente, hasta que estén tiernos pero no demasiado blandos (5-8 minutos). Apaga el fuego y añade la ternera al wok.

4) Cuando el agua empiece a hervir añade una cucharada de sal y agrega toda la pasta de una vez. Utiliza una cuchara para presionar la pasta de forma que se sumerja en el agua (ten cuidado de no romperla). Deja cocer la pasta a fuego medio-fuerte hasta que esté al dente (tierna, pero no demasiado blanda).

5) Cuando la pasta esté al dente, escúrrela bien y añádela inmediatamente a la sartén con la ternera y las verduras. Agrega la salsa y mézclalo bien con una cuchara.

6) Sirve inmediatamente.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...