martes, 22 de agosto de 2017

Bizcocho de Albaricoques Secos, Piñones y Aceite de Oliva






Normalmente en repostería se usan aceites vegetales de sabor suave para que el sabor del aceite no enmascare el resto de sabores. En este bizcocho ocurre todo lo contrario. El sabor del aceite de oliva es uno de los sabores protagonistas y combina muy bien con el zumo de naranja que lleva el bizcocho, las frutas secas y los piñones.

Además, este bizcocho no lleva huevo y, por tanto, es apto para aquellas personas que no pueden tomarlo por intolerancias alimentarias, alergias u otros motivos.

Sobre los ingredientes...

La pasta para el bizcocho se prepara con harina de trigo, azúcar, levadura química de repostería, leche, zumo de naranja y aceite de oliva. A esto se añaden los albaricoques secos, los piñones y, por último, uvas pasas.

La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos, las levaduras, y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.



Sobre la forma de prepararlo...

Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños.

Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar y una cuchara.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos suavemente con una cuchara, sin movimientos bruscos, hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría desprender el gluten que contiene y, en este caso, el bizcocho podría quedar duro.

La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.

Las frutas secas y los piñones se añaden al final, justo antes de meterlo en el horno.

Sobre su conservación...

Este bizcocho se conservará en buenas condiciones 3-4 días después de prepararlo si se conserva en un lugar fresco tapado con film transparente para que no se seque.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Galette de Albaricoques y Pistachos
Bizcocho de Melocotón, Avena y Yogur













INGREDIENTES (1 bizcocho):

- 225 g de harina de trigo
- 100 g de azúcar
- 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química de repostería
- 125 ml de aceite de oliva
- 125 ml de leche
- 4 cucharadas de zumo de naranja
- 75 g de albaricoques secos (orejones) cortados en pequeños dados
- 25 g de uvas pasas
- 25 g de piñones








INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration



1) Pon a precalentar el horno a 180 ºC y unta con mantequilla un molde rectangular para bizcochos de unos 24 o 25 cm de largo por 11 o 12 cm de ancho.

2) Pon en una fuente amplia la harina, el azúcar y la levadura química de repostería. Mézclalo muy bien dando vueltas con una cuchara. Forma un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) Pon en otro recipiente para mezclar el aceite de oliva, la leche y el zumo de naranja. Mézclalo dando vueltas rápidamente con una cuchara hasta que el aceite se emulsione (puedes ver imágenes en el vídeo).

4) Añade la mezcla anterior en el hueco que has dejado en la harina y mézclalo suavemente (sin movimientos bruscos) con una cuchara o una espátula hasta que la mezcla de harina se haya humedecido y no queden grumos. La mezcla resultante será una pasta espesa, pero suave.

5) Añade los albaricoques secos cortados en dados pequeños, las pasas y los piñones. Mézclalo con una cuchara hasta que se distribuya uniformemente por la pasta.

6) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornéalo en el centro del horno precalentado a 180 ºC durante unos 45 minutos hasta que haya crecido y esté dorado. Estará hecho si, al pinchar un palillo en el centro, el palillo sale limpio.

 7) Tras sacarlo del horno, deja que se enfríe 10 - 15 minutos dentro del molde sobre una rejilla antes de desmoldarlo. Tras desmoldarlo, colócalo sobre una rejilla y deja que termine de enfriarse.

¡Y a disfrutarlo!

sábado, 19 de agosto de 2017

Hummus de Pimientos Asados



El hummus es un puré espeso de garbanzos cocidos que se sirve frío, extendido en un plato y regado con un chorrito de aceite de oliva. Se suele comer con pan de pita cortado en porciones que se usan para coger el hummus del plato.

Es un plato muy popular en Oriente Medio, y también en Grecia, Chipre, Turquía, Líbano, Palestina, Israel, Siria y Armenia.

Al hummus tradicional se le pueden añadir otros ingredientes para crear diferentes variantes. En esta receta, se añaden pimientos rojos asados, que dan un toque de sabor adicional, y se acompaña de crujientes piñones tostados, aceitunas negras y perejil espolvoreado.

Esta es un buena receta para un entrante o para una comida o una cena a base de tapas para compartir. Además, es saludable y también es apta para vegetarianos. Si no dispones de pan de pita, puedes utilizar otro tipo de pan. Mejor si está ligeramente tostado :-)


Sobre los ingredientes...

Para preparar el hummus, además de garbanzos cocidos, que es el ingrediente principal, se necesita ajo, tahini, zumo de limón, pimientos morrones rojos, sal y pimienta.

Para servirlo necesitarás un buen aceite de oliva virgen extra y, opcionalmente, piñones, aceitunas negras y perejil.

Los garbanzos deben estar cocidos en agua con sal. Se pueden cocer en casa hasta que estén tiernos, o se pueden comprar ya cocidos envasados en tarros de cristal. Si se utilizan garbanzos de bote, es necesario lavarlos muy bien.

Los pimientos morrones son pimientos carnosos y dulces (no son picantes). También se conocen con los nombres de morrón, ají morrón, pimiento, chile morrón y pimentón.

El tahini, también conocido con tahina o tahín, es una pasta de semillas de sésamo que se comercializa en tarros de cristal. Si no lo encuentras en tu establecimiento habitual, podrás encontrarlo en un herbolario o un establecimiento de comida dietética.


Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo es muy fácil. Se necesita un robot de cocina o bien una batidora que se pueda conectar a un accesorio picador (puedes ver imágenes en el vídeo de la receta, más abajo).

Lo primero que hay que hacer es asar los pimientos en el horno, dejarlos enfriar y quitarles la piel y las semillas.

Para que el hummus quede perfecto hay que empezar triturando los garbanzos junto al ajo sin añadir ningún líquido. Estará muy seco, pero es la manera de que el hummus quede más suave y cremoso. Es importante insistir en este punto y también bajar con una cuchara los garbanzos que se queden en las paredes del accesorio picador para que todos los garbanzos se trituren por igual y el resultado sea más cremoso.

Una vez hecho esto, ya se puede añadir el tahini, el zumo de limón y los pimientos asados.

Cuando esté todo bien triturado se añade aceite de oliva y la cantidad de agua necesaria para obtener una textura menos espesa y más suave y cremosa.

¿Cómo saber cuál es la textura ideal? Debe ser necesario utilizar una cuchara para extender el hummus en un plato, es decir, no debe ser tan líquido como para que se extienda sólo. Debe conservar su forma. Sin embargo, la textura debe ser muy suave y cremosa, y se debe extender con mucha facilidad y sin ningún esfuerzo al utilizar la cuchara.

Hay que tener en cuenta que, al meter el hummus en la nevera, éste espesará ligeramente con las bajas temperaturas.

Una vez que se ha obtenido la textura deseada es cuando se rectifica de sal y pimienta.

Sobre su conservación...

Se puede conservar hasta 3 días en la nevera, cubierto con plástico de cocina o film transparente para que no se seque.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


Si te gusta esta receta, también te gustarán:


Linguine con Pimientos Asados y Queso de Cabra
Pasta con Salsa de Pimientos Asados, Nueces y Bacon
Hummus de Cilantro
Hummus de Aguacate y Lima






















INGREDIENTES (4-6 personas):

- 2 pimientos rojos
- Un tarro de 400 g de garbanzos cocidos (o bien, 400 g de garbanzos cocidos en casa con agua con sal)
- 1 diente de ajo grande (o bien, 2 pequeños)
- 4 cucharadas (60 ml) de tahini
- 4 cucharadas de zumo de limón
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- Agua fría al gusto
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto

Para servir:

- Aceite de oliva virgen extra
- 4 cucharadas de piñones tostados
- 1 puñado de aceitunas negras
- Perejil fresco picado



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria




1) Precalienta el horno a 230 ºC. Deben estar funcionando tanto la resistencia de abajo como la de arriba.

2) Pon los pimientos rojos en una bandeja forrada de papel de aluminio. Hornéalos en el horno precalentado a 230 ºC durante 20 o 30 minutos, hasta que la piel de los pimientos esté muy tostada casi negra (puedes ver imágenes en el vídeo). Cúbrelos con papel de aluminio y déjalos reposar durante unos 10 minutos.

3) Quita la piel de los pimientos asados. Se tiene que desprender fácilmente en tiras grandes (puedes ver imágenes en el vídeo). Elimina el tallo y las semillas y córtalos en tiras longitudinalmente.

4) Escurre muy bien los garbanzos cocidos. Si son de bote, lávalos muy bien y escúrrelos. Ponlos en el picador/triturador junto al diente de ajo. Tritúralos a máxima velocidad durante al menos 5 minutos. De vez en cuando, para el triturador y baja con una cuchara los trozos que queden en las paredes para que todos los garbanzos y el ajo se trituren lo mejor que sea posible hasta que se obtenga una pasta muy espesa. Repite la operación las veces que sean necesarias.

NOTA: No añadas ningún líquido en este punto aunque la mezcla esté demasiado seca. Esto hace que el hummus quede más cremoso.

5) Añade el tahini y el zumo de limón y vuelve a triturar a máxima velocidad aproximadamente durante un minuto. Baja con una cuchara los restos que se queden pegados a las paredes si es necesario.

6) Añade los pimientos asados y tritura de nuevo a máxima velocidad hasta que quede tan triturado como sea posible (unos 5 minutos). Añade el aceite de oliva y mézclalo

7) Añade agua fría mientras el triturador está funcionando para aligerar la consistencia del hummus. Empieza añadiendo 4 cucharadas. Es posible que sea necesario añadir hasta 10-12 cucharadas. Ten en cuenta que cuando el hummus se meta a la nevera, con el frío va a espesar un poco. Debe tener una consistencia espesa, es decir, debe ser necesaria una cuchara para extenderlo en un plato, pero aún así, debe tener una textura cremosa y suave y se debe extender muy fácilmente.

8) Añade sal al gusto y pimienta negra al gusto.

9) Tuesta los piñones en una sartén a fuego medio dando vueltas continuamente hasta que estén dorados.

9) Sirve el hummus extendido en 1 o 2 platos, regado con 1 o 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, con aceitunas negras y espolvoreado con los piñones tostados y perejil picado.

¡Y a disfrutarlo!

domingo, 13 de agosto de 2017

Pollo Asado con Ciruelas, Aceitunas y Alcaparras






Esta es una receta de pollo que se marina en una mezcla de especias, hierbas aromáticas, ciruelas, aceitunas y alcaparras, y se cocina al horno junto a su marinada.

El resultado es un pollo tierno y sabroso con una salsa muy rica.

Sobre los ingredientes...

Es receta se puede preparar tanto con muslos de pollo como con contramuslos.

Para preparar la marinada se necesita ajo, orégano, vinagre de vino tinto, aceite de oliva, ciruelas, aceitunas verdes, alcaparras y hojas de laurel.

La función del vinagre es conseguir que la carne del pollo se ablande. El vinagre es un ácido y, por tanto, tiene la capacidad de romper los tejidos conjuntivos de la carne para conseguir que quede más tierna.

Para contrarrestar la acidez del vinagre, la receta lleva la misma cantidad de azúcar moreno.

Por último, también lleva un poco de vino blanco, que añade sabor. Respecto al vino blanco, hay un dicho que dice: "no añadas a la comida un vino que no te beberías". Intenta que tenga una calidad aceptable, ya que un mal vino no ayudaría a que el pollo tenga un buen sabor. Todo lo contrario...

Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo es muy sencilla. El éxito está asegurado.

Se comienza preparando la marinada mezclando todos los ingredientes en un cuenco. Después se mezcla bien con el pollo salpimentado y se pone en la nevera cubierta con film transparente o plástico de cocina. Lo ideal es hacerlo el día antes por la noche, pero puede hacer se cómo mínimo 3 horas antes.

Después ya sólo queda hornear el pollo junto a la marinada. Justo antes de meterlo al horno se espolvorea con azúcar moreno y cuando esté a mitad del horneado se añade el vino blanco.

La bandeja en la que se hornee el pollo debe ser lo suficientemente grande como para poder colocar el pollo en una sola capa. Pero tampoco es bueno que sea demasiado grande. Si es demasiado pequeña y los trozos se amontonarán unos encima de otros y habrá algunos que queden más cocidos que asados. Por el contrario, si la bandeja es demasiado grande, la salsa se evaporará con mayor facilidad y el pollo podría quedar algo seco.



Sobre su conservación...

Esta receta está mas rica cuando está recién hecha. Sin embargo, al tener salsa, permite el recalentado en el microondas o en una cazuela sin que quede muy seco. El resultado no será igual que cuando está recién cocinado, pero será aceptable si se calienta lentamente y durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente, no sólo por fuera, sino también en el interior.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gusta el pollo? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas de Pollo.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pollo Asado con Pimentón y Salsa de Limón y Espinacas
Pollo Asado con Tomates Secados al Sol y Parmesano
Pollo Asado con Salsa de Soja y Miel
Pollo Asado con Leche de Coco






















INGREDIENTES (6 personas):

- 1,5 Kg de muslos o contramuslos de pollo
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto
- 4-5 dientes de ajo machacados
- 2 cucharadas de orégano
- 4 cucharadas de vinagre de vino tinto
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 8-10 ciruelas pasas
- 10 aceitunas verdes
- 4 cucharadas de alcaparras
- 3 hojas de laurel
- 4 cucharadas de azúcar moreno
- 120 ml de vino blanco
- Perejil picado para servir







INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria



1) Salpimienta el pollo y colócalo en una fuente de base amplia.

2) Corta las aceitunas a la mitad.

3) Pon en un cuenco el ajo machacado, el orégano, el vinagre, el aceite de oliva, las ciruelas, las aceitunas, las alcaparras y mézclalo dando vueltas con una cuchara.

4) Vierte la mezcla anterior sobre el pollo y mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta que todos los trozos de pollo se impregnen de la mezcla. Añade las hojas de laurel colocándolas bajo el pollo.

5) Cubre la fuente con plástico de cocina (film transparente) y ponla en la nevera. Debe estar al menos 3 horas pero es mejor prepararlo el día antes y dejarlo toda la noche. No es imprescindible, pero es bueno volver a dar vueltas al pollo junto a la marinada cuando lleve un tiempo en la nevera.

6) Pon a precalentar el horno a 210 ºC.

7) Coloca el pollo junto a su marinada en una bandeja para horno que sea lo suficientemente amplia para poder colocar los trozos de pollo en una sola capa. Espolvorea el azúcar moreno por encima.

8) Hornéalo en el centro del horno precalentado a 210 ºC durante un total de 50 - 60 minutos hasta que esté dorado y la carne se haya cocinado. Cuando lleve en el horno unos 25- 30 minutos, añade el vino blanco y riega el pollo con la salsa que habrá soltado antes de volver a meterlo al horno para que termine de cocinarse.

9) Sírvelo espolvoreado de perejil picado fino.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...