sábado, 26 de diciembre de 2015

Chocolate Pecan Pie (Tarta Americana de Nueces Pecanas y Chocolate)



La pecan pie o tarta de nueces pecanas es una de las recetas más famosas de repostería americana y uno de los postres tradicionales que no suele faltar en la cena del día de Acción de Gracias o Thanksgiving.

Tiene una base crujiente y con sabor a mantequilla hecha con masa quebrada, un relleno de crema y una capa de nueces pecanas tostadas. Es una delicia :-)

Esta receta es una versión de la Pecan Pie que lleva chocolate y, por tanto, el relleno de crema tradicional se convierte en un relleno de crema de chocolate.

Es muy fácil de hacer. La masa quebrada de la base puedes hacerla en casa, o bien, comprarla ya hecha.

Sobre los ingredientes...

Para hacer la masa quebrada sólo se necesita harina de trigo, mantequilla, azúcar, sal y agua.

Para el relleno se utilizan huevos, nata líquida (crema de leche), golden syrup o sirope dorado, azúcar moreno, mantequilla, chocolate negro y un poco de ron para aromatizar,

Nueces Pecanas
Las nueces pecanas son originarias de América. Son más alargadas que las nueces normales y tienen la piel más oscura. Su sabor es similar al de otras nueces, pero un poco más suave. Otra diferencia con las nueces normales es que su cáscara es lisa en lugar de rugosa.

También se conocen con los nombres de pecana, pacana, nuez pacana, nuez americana, nuez de Illinois y nuez pecán.

Si no encuentras nueces pecanas puedes sustituirlas por nueces normales.


Sirope Dorado
El golden syrup, en español, sirope dorado o jarabe dorado, es un líquido denso, pegajoso y dulce. Su sabor recuerda al del caramelo, pero es mucho más suave y con un sabor más sutil. Su textura no es tan espesa como la de la miel. Es más parecida a la del sirope de arce.

Se trata de un producto original de Reino Unido. Se descubrió en el siglo XIX cuando se comprobó que durante el proceso de transformación del jugo de la caña de azúcar en azúcar, se podía obtener un líquido denso y dulce.

Se puede preparar sirope dorado casero muy fácilmente. Mira aquí cómo hacer sirope dorado casero.

El ron sólo se usa para dar un poco de sabor y aroma y se usa un cantidad muy pequeña (sólo una cucharada). Puede sustituirse por bourbon si se desea.



























Sobre la forma de prepararla...

Esta receta es muy fácil de preparar. Además, se puede hacer mucho más fácil si se usa una masa quebrada de las que se comercializan ya estiradas. Sin embargo, merece la pena utilizar una masa quebrada casera, ya que la textura crujiente y el sabor a mantequilla no se pueden igualar con una masa quebrada industrial.

Aquí puedes encontrar consejos útiles para que la masa quebrada casera te quede bien.

Las nueces pecanas deben tostarse antes de hacer la tarta. De esta manera se potencia su sabor. Para tostarlas hay dos opciones:

1) Hornearlas a 180 ºC sobre una bandeja durante unos 8 minutos hasta que estén doradas y desprendan aroma.

2) Usar el gratinador del microondas. En este caso, ponlas en un plato que aguante bien el calor y coloca el plato sobre el accesorio que traen los microondas para acercar los alimentos al gratinador. En unos 8-10 minutos estarán listas. En este caso, dales vueltas con una cuchara cuando hayan pasado unos 5 minutos.

Una vez, tostadas hay que dejarlas enfriar y después trocearlas ligeramente partiéndolas con las manos. Hay algunas Pecan Pie donde las nueces se ponen enteras de forma decorativa. Sin embargo, esto es muy poco práctico a la hora de cortar las raciones de la tarta, ya que las nueces enteras lo harán más difícil.

Para preparar el relleno de crema de chocolate hay que mezclar el azúcar, el sirope dorado, el ron y la mantequilla, y llevarlo a ebullición. Esto hará que el azúcar se disuelva mejor. Después se añade el chocolate negro y se da vueltas hasta que se derrita.

Por último, hay que dejarlo enfriar hasta que esté tibio o templado antes de añadir los huevos mezclados con la nata líquida o crema de leche. Si estuviera demasiado caliente, los huevos podrían cuajarse y la crema no quedaría bien.


Sobre su conservación...

Una vez hecha, la tarta se conservará bien durante unos 3-4 días. Se consume templada o a temperatura ambiente, así que si la pones en la nevera, sácala unos 30 minutos antes de consumirla o bien caliéntala ligeramente en el horno o con el gratinador del microondas.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los postres? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Postres.

¿Te gusta el chocolate? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Chocolate.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pecan Pie (Tarta Americana de Nueces Pecanas)
American Biscuits (Panecillos de Mantequilla Americanos)
Cornbread (Pan de Maíz Americano)
Banana Bread (Bizcocho Americano de Plátano)












INGREDIENTES (8-10 raciones):

Para la masa quebrada:

- 175 g de harina de trigo
- 1 cucharada de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 115 g de mantequilla muy fría cortada en dados
- 4 cucharadas de agua muy fría.

Para el relleno:

- 150-200 g de nueces pecanas
- 100 g de azúcar moreno, o bien, blanco
- 160 ml de golden syrup o sirope dorado
- 1 cucharada de ron
- 55 g de mantequilla
- 55 g de chocolate negro (70% de cacao)
- 3 huevos
- 4 cucharadas de nata líquida (crema de leche)
- 1/4 de cucharadita de sal

Para adornar (Opcional):

- 12 nueces pecanas


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Happy Trip
Dreams Of Success
Winds Of Inspiration
Minimal Illusions




Comenzamos preparando la masa quebrada...

1) En una fuente amplia o un cuenco grande, pon la harina, el azúcar y la sal. Mézclalo dando vueltas con una cuchara.

2) Añade la mantequilla cortada en dados y presiónala con los dedos junto a la harina hasta que tenga una textura similar al pan rallado grueso (puedes ver imágenes en el vídeo). Intenta hacerlo rápidamente presionando durante periodos de tiempo cortos para no calentar la mantequilla con las manos. Tienen que quedar una especie de migas sueltas, no grumos pegajosos.

NOTA: Si dispones de un robot de cocina o una batidora con un accesorio triturador/picador de 1.5 litros, puedes conseguir el mismo resultado presionando el botón para triturar con pulsaciones intermitentes de 2-3 segundos, hasta que consigas la consistencia de pan rallado grueso.

3) Añade 4 cucharadas de agua muy fría y da vueltas con la cuchara rápidamente hasta que se empiecen a formar grandes grumos, es decir, hasta que la masa empiece a compactarse y a unirse (puedes ver imágenes en el vídeo). En este momento, usa la parte de atrás de la cuchara para presionarla haciendo que esos grandes grumos se unan.

NOTA: Si dispones de un robot de cocina o una batidora con un accesorio triturador/picador, presiona el botón para triturar mientras añades al mismo tiempo el agua lentamente, hasta que se forme una pasta que comience a unirse. Hay que parar antes de que se una por completo formando una bola.

4) Pon una lámina de film transparente sobre la encimera y coloca la pasta encima. Levanta las 4 esquinas de la lámina de film envolviendo la pasta. Forma una bola con la pasta utilizando las manos (el film evitará que te manches las manos). Una vez que tengas una bola, aplástala formando un disco de unos 10 - 12 cm. Intenta que en los bordes del disco no queden grietas. Así será más fácil estirarla con el rodillo sin que se rompa. Si los borden tuvieran grietas, al estirar la masa con el rodillo, se podría quebrar por ahí.

5) Pon el disco envuelto en film transparente en la nevera durante 30 minutos.

Estiramos la masa quebrada y forramos el molde...

6) Pon la pasta en una superficie de trabajo enharinada y extiéndela con el rodillo enharinado hasta tener un círculo de unos 30 cm. Extiende desde el centro hacia los extremos y, de vez en cuando, gírala 90º para que se extienda de forma uniforme y para asegurarte de que no se queda pegada a la superficie de trabajo. Si la masa está demasiado dura para estirarla, déjala reposar unos minutos para que coja un poco la temperatura ambiente y se ablande. Cuando está así no debes presionarla con fuerza porque se puede romper fácilmente. Tampoco dejes que se caliente demasiado, porque podría ponerse demasiado pegajosa. Hay que encontrar un punto medio.

7) Una vez estirada, enróllala en el rodillo enharinado sin presionarla, sólo lo suficiente para poder transportarla. Desenróllala sobre un molde acanalado de 24 cm de base desmontable untado de mantequilla. Presiona la pasta con las manos, primero contra el fondo, y después contra las paredes del molde, para que se adhiera a la superficie.

8) Empuja hacia abajo la masa de las paredes hasta que su altura sea un poco superior a las paredes del molde. Dobla hacia afuera la pasta que sobre y dale alguna forma decorativa con los dedos, como por ejemplos, forma de pétalos.

9) Cubre con film transparente el molde forrado con la masa quebrada y ponlo en la nevera durante 30 minutos.

Continuamos preparando el relleno ...

10) Tuesta las nueces pecanas en una bandeja en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 8 minutos o hasta que estén doradas y desprendan aroma. Esto también se puede hacer con el gratinador del microondas. Es este caso, acerca el plato en el que las coloques al gratinador y dales la vuelta cuando hayan pasado unos 5 minutos. Deja que se enfrían y trocéalas ligeramente.

11) Pon en un cazo el azúcar, el sirope dorado, el ron y la mantequilla. Llévalo a ebullición dando vueltas con una cuchara de vez en cuando. Cuando empiece a hervir, baja el fuego al mínimo, añade el chocolate negro y da vueltas con la cuchara hasta que se derrita. Apaga el fuego y deja que se enfríe hasta que este tibio o templado.

12) Pon en un cuenco los huevos, la nata líquida y la sal. Bátelos ligeramente hasta tener una mezcla uniforme.

13) Añade los huevos a la mezcla de sirope dorado y chocolate y mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme. Añade las nueces troceadas y mézclalo de nuevo.

Por último montamos la tarta y la horneamos

14) Saca de la nevera el molde forrado de masa quebrada. Colócalo sobre una bandeja para horno forrada con papel de aluminio. Esto recogerá posibles escapes de mantequilla durante el horneado y así se evitará que se manche el horno.

15) Vierte en el molde el relleno de chocolate y nueces. Opcionalmente, puedes colocar encima 12 nueces pecanas de forma decorativa (puedes ver imágenes en el vídeo). Hazlo con cuidado para que no se hundan.

16) Hornéa la tarta en el horno precalentado a 180 º C durante unos 40-45 minutos (hasta que el relleno haya cuajado). Para evitar que se tueste demasiado la superficie, puedes colocar la bandeja en el tercio inferior del horno en lugar de ponerla en la mitad.

17) Tras sacarla del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla antes de consumirla. Se toma templada o a temperatura ambiente. Se puede acompañar de nata montada.

¡Y a disfrutarlo!

martes, 22 de diciembre de 2015

Pollo Asado con Salsa de Tomates Secados al Sol y Parmesano



Esta es una receta de pollo asado con una salsa cremosa de tomates secados al sol, queso parmesano y hierbas aromáticas. Tiene un sabor muy rico que recuerda la cocina italiana.

Es perfecta para una comida o una cena de un día especial de fiesta o una celebración con invitados.

Sobre los ingredientes...

Esta receta lleva carne de pollo con hueso. Es decir, quedará bien con muslos de pollo, o bien, con contramuslos.

La salsa se prepara con caldo de pollo, mantequilla, nata líquida (crema de leche), queso parmesano rallado, tomates secados al sol, ajo, pimienta de cayena molida y se aromatiza con orégano, tomillo y albahaca secos.

Tarro de Tomates Secados al Sol en Aceite de Oliva
Tomates Secados al Sol en Aceite
Los tomates secados al sol, tomates secos o tomates deshidratados son tomates maduros que pasan por un proceso lento de secado que hace que pierdan el contenido de agua de su interior de forma que su sabor se hace más intenso.

La forma tradicional de hacerlos era partirlos a la mitad y colocarlos boca abajo, con la piel hacia arriba, en los tejados de las casas sobre una cama de sal. Se dejaban varios días (dependiendo del tipo de tomate, incluso una semana) hasta que alcanzaban el punto óptimo de deshidratación.

Hoy en día existen procesos industriales que aplican calor artificial para conseguir la deshidratación. Como siempre, lo natural es mucho mejor, pero también su precio es mucho mayor. Los tomates secados al sol de forma natural están considerados una delicatessen.

Los puedes encontrar en dos formatos: completamente deshidratados en bolsitas, o bien, en tarros conservados en aceite. En los dos casos, vienen cortados en mitades. Están mucho más ricos los que vienen en aceite, ya que contienen hierbas aromáticas como el orégano que aportan sabor adicional. Eso sí, es mejor que el aceite sea aceite de oliva, ya que proporciona un mejor sabor.

Si no encuentras los tomates en aceite, puedes usar de los que vienen en bolsas, pero tendrás que hidratarlos previamente, ya que vienen completamente secos.


Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo es muy sencilla. El éxito está asegurado.

Lo primero que hay que hacer es sellar la carne. Para ello se dora en una cazuela junto a la mantequilla. Haciendo esto nos aseguramos de que los jugos quedan en el interior y al hornearlo quedará tierno, pero jugoso en el interior.

A continuación se prepara la salsa. Para ello, se empieza cocinando el ajo y la pimienta de cayena en la mantequilla. Después se añaden el resto de ingredientes y se deja hervir unos minutos hasta que espesa ligeramente.

Por último se hornea el pollo junto a la salsa, y listo para disfrutarlo!


Sobre su conservación...

Esta receta está mas rica cuando está recién hecha. Sin embargo, al tener gran cantidad de salsa, permite el recalentado en el microondas o en una cazuela sin que quede seco. El resultado no será igual que cuando está recién cocinado, pero será aceptable si se calienta lentamente y durante el tiempo suficiente para que la carne se caliente, no sólo por fuera, sino también en el interior.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


¿Te gusta el pollo? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas de Pollo.


Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Fettuccine con Champiñones, Tomates Secos y Albahaca
Pollo Asado con Mostaza, Miel y Romero

Pollo Asado Marinado en Yogur al Estilo Griego

Pollo Asado con Leche de Coco



















INGREDIENTES (4-6 personas):

- 10 -12 muslos de pollo, o bien, 8 contramuslos (aproximadamente 1,3 kg de pollo)
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto
- 25 g + 15 g de mantequilla
- 1/8 de cucharadita de pimienta de cayena molida
- 3 dientes de ajo machacados
- 240 ml de caldo de pollo (o bien, 240 ml de agua y ½ pastilla de concentrado de caldo)
- 120 ml de nata líquida espesa (crema de leche)
- 6-8 mitades de tomates secados al sol en aceite
- 4 cucharadas de queso parmesano rallado
- ¼ de cucharadita de tomillo seco
- ¼ de cucharadita de orégano seco
- ¼ de cucharadita de albahaca seca


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




1) Pon a precalentar el horno a 205 ºC.

2) Añade al pollo sal y pimienta al gusto.

3) Calienta 25 g de mantequilla en una cazuela a fuego medio-fuerte. Añade el pollo en tandas. Cocínalo hasta que se ponga dorado por la superfie que está en contacto con la cazuela (unos 3 minutos). Dale la vuelta y cocínalo por el otro lado hasta que esté dorado. En el caso de que hagas muslos de pollo tendrás que girarlos de nuevo para que se doren por los laterales. Si son, contramuslos será suficiente con vuelta y vuelta. Coloca el pollo en la bandeja para horno.

4) Mientras el pollo se dora puedes aprovechar para cortar los tomates secados al sol en tiras y para machacar en el mortero los dientes de ajo.

5) En la misma cazuela donde has dorado el pollo, añade 15 g de mantequilla. Añade los dientes de ajo machacados y la pimienta de cayena y cocínalos sin parar de dar vueltas hasta que desprendan aroma (aproximadamente 1 minuto).

6) Añade el caldo de pollo, la nata líquida, los tomates secados al sol, el queso parmesano, el tomillo, el orégano y la albahaca. Llévalo a ebullición dando vueltas con una cuchara de vez en cuando, baja el fuego y deja cocer a fuego lento durante 3-5 minutos hasta que espese ligeramente.

7) Añade la salsa a la bandeja con el pollo y hornéalo en el centro del horno precalentado a 205 ºC durante 30-40 minutos, hasta que el pollo esté cocinado.

8) Puedes servirlo decorado con hojas de albahaca frescas en tiras.

¡Y a disfrutarlo!

sábado, 19 de diciembre de 2015

Bizcocho de Naranja y Jengibre Fresco




Este es un bizcocho esponjoso y jugoso con sabor a naranja y un toque refrescante y exótico que proporciona el jengibre fresco. Se pinta recién sacado del horno con un almíbar de naranja. Esto intensifica su sabor a naranja, pero al estar todavía muy caliente, no queda mojado.

Es perfecto para el desayuno, la merienda o para acompañar un café o un té en cualquier momento del día. Además, es tan fácil de hacer que puedes hacerlo con niños.

Sobre los ingredientes...

Los ingredientes básicos del bizcocho son harina, azúcar, levadura química de repostería, huevos, yogur natural y aceite vegetal. El sabor a naranja se obtiene de la ralladura de naranja. Para aromatizar se utiliza jengibre fresco y extracto de vainilla.

El almíbar de naranja con el que se baña el bizcocho se hace con zumo de naranja y azúcar.

La levadura química de repostería es una levadura que se comercializa en forma de polvo blanco. Puede encontrarse en sobres o bien en botecitos pequeños. La marca más famosa que la comercializa es Royal. Por este motivo, este tipo de levadura también es conocida como levadura Royal. Sin embargo, hoy en día la comercializan muchas otras marcas comerciales.

A diferencia de la levadura de panadería, que está formada por organismos vivos y que actúa durante un proceso de fermentación previo al horneado, la levadura química de repostería se activa con el calor del horno y no necesita fermentación previa.

Jengibre Fresco

El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo o rizoma se usa mucho en la cocina oriental.

Crece en regiones tropicales, tiene un aroma muy apreciado y un sabor fuerte ligeramente picante.

En la cocina occidental, en lugar de fresco, se suele emplear seco y en polvo en diferentes recetas de dulces para aromatizar.

En esta receta, el jengibre se emplea fresco.


El aceite vegetal debe ser aceite de vegetal de sabor suave para que su sabor no interfiera con el sabor del bizcocho. La mejor opción es aceite de girasol, pero también va bien el aceite de maíz.

El extracto de vainilla se comercializa en forma líquida o bien en forma de azúcar avainillado. Se puede emplear en cualquiera de los dos formatos.


Sobre la forma de prepararlo...

 Este bizcocho es muy fácil de preparar. Tan fácil que es una receta apropiada para hacer con niños.

Además, no se necesita tener una batidora eléctrica ni utensilios de cocina sofisticados. Es suficiente con los recipientes para mezclar, un rallador, un exprimidor, un tenedor y una cuchara.

Para prepararlo, tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y mezclar ambos suavemente, sin movimientos bruscos, hasta que los ingredientes secos se humedezcan. 

Una vez llegados a este punto, no hay que insistir más mezclando, ya que la harina podría soltar el gluten que contiene y, en este caso, el bizcocho podría quedar duro. La pasta que resultará de esta mezcla será espesa pero al mismo tiempo suave.

El almíbar de naranja se prepara mezclando el azúcar con el zumo de naranja y dejando que hierba, bien en el microondas, bien al fuego, hasta conseguir que el azucar se disuelva y espese ligeramente.

Sobre su conservación...

Este bizcocho se conservará en perfectas condiciones 3-4  días después de hacerlo si lo tapas bien para que no se seque y lo guardas en un lugar fresco y seco.

Se puede congelar, bien entero o bien en rebanadas individuales envueltas en papel de aluminio. Si lo congelas recién sacado del horno, cuando lo consumas estará como si acaras de hacerlo :-)


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

¿Te gusta la naranja? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Naranja.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Bizcocho de Plátano, Naranja y Arándanos Rojos Secos
Pastel de clementina y Almendra


Muffins de Naranja y Cardamomo
Muffins de Naranja y Arándanos Rojos Frescos












INGREDIENTES (1 bizcocho):

Para el bizcocho:

- 200 g de harina de trigo
- 175 g de azúcar
- 2 cucharadita de levadura química de repostería
- 1/2 cucharadita de sal
- 3 huevos
- 2 yogures naturales (2x125g)
- 1 cucharada de jengibre rallado
- 1 cucharada de ralladura de naranja
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla (líquido o bien en forma de azúcar avainillado)
- 5 cucharadas de aceite de girasol

Para el almíbar de naranja:

- 4 cucharadas de zumo de naranja
- 4 cucharadas de azúcar


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria.



1) Precalienta el horno a 180 ºC y unta de mantequilla un molde de rectangular de 25 x 11 cm o medidas similares (24 x 12, etc.)

2) Pon en una fuente amplia la harina, el azúcar, la levadura química de repostería y la sal. Mézclalo todo bien con una cuchara y deja un hueco en el centro (puedes ver imágenes en el vídeo).

3) En otra fuente mediana, bate los huevos ligeramente con un tenedor. Añade los yogures, el aceite vegetal, el extracto de vainilla, la ralladura de naranja y el jengibre rallado. Mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme (no pasa nada si queda algún grumo del los yogures).

4) Añade la mezcla anterior a la fuente con los ingredientes secos. Mézclalos suavemente, sin movimientos bruscos, con una cuchara o una espátula hasta que los ingredientes secos se humedezcan. A partir de ese punto, no es necesario insistir más mezclando o el bizcocho podría quedar duro.

5) Pon la mezcla en el molde untado de mantequilla y hornea en el centro del horno a 180 ºC durante unos 55 minutos. Sabrás que está hecho porque al pinchar con un palillo el centro del bizcocho, el palillo saldrá limpio.

6) Tras sacarlo del horno, déjalo unos 10-15 minutos dentro del molde sobre una rejilla metálica. Después sácalo del molde y colócalo sobre una rejilla.

7) Mientras el bizcocho se enfría en el molde, prepara el almíbar de naranja. Pon en un cuenco o una taza, el azúcar y el zumo de naranja. Caliéntalo en el microondas y deja que hierva hasta que el azúcar se disuelva y haya espesado ligeramente. Pincha el bizcocho varias veces con un palillo a lo largo de su superficie. Distribuye por encima el almíbar con un pincel de cocina dejando que penetre en los agujeros. Debes hacerlo después de desmoldar el bizcocho mientras esta caliente.

NOTA: Si no dispones de microondas, puedes preparar al almíbar  en un cazo al fuego.

8) Deja que el buzcocho termine de enfriarse sobre la rejilla. Se puede consumir tibio o a temperatura ambiente.

¡Y a disfrutarlo!

martes, 15 de diciembre de 2015

Crema de Champiñones




Esta crema es una verdadera delicia para aquellos a los que les gustan los champiñones. Tiene una textura cremosa y un sabor riquísimo que se acentúa con un toque de vino blanco.

Es un primer plato perfecto para los días fríos de otoño y de invierno.

Sobre los ingredientes...

Los ingredientes fundamentales de esta crema son los champiñones a los que se añaden cebolla, ajo, mantequilla, nata líquida (crema de leche), vino blanco, caldo de pollo y tomillo.

El caldo de pollo puede ser hecho en casa o bien de los que se comercializan envasados. También se puede sustituir por la misma cantidad de agua y pastillas de caldo concentrado.

El caldo de pollo puede sustituirse por caldo de verduras. De esta forma se consigue una receta apta para vegetarianos.

Para conseguir una textura de la crema más espesa se puede usar almidón de maíz. El almidón de maíz es un espesante natural. También se conoce con el nombre de Maizena, ya que esta es la marca comercial más conocida de las que lo comercializan.


Sobre la forma de prepararla...

Esta receta es muy fácil de hacer. No son necesarios conocimientos especiales de cocina ni tampoco utensilios sofisticados.

Para hacerla, tan sólo hay que saltear los champiñones y el ajo en mantequilla hasta que los champiñones expulsen el agua que contienen. Después se añade la cebolla cocinándola hasta que esté blanda.

A continuación se añade el vino y se deja que se reduzca.

Una vez hecho esto, ya sólo queda añadir el caldo, la nata y el tomillo, llevarlo a ebullición y pasar la batidora.

Para hacerla necesitarás aproximadamente 30 minutos.


Sobre su conservación...

Esta crema se conserva bien en la nevera hasta 4-5 días y tras calentarla queda como recién hecha.

Por este motivo se puede hacer con antelación.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)






¿Te gustan las sopas y cremas? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Sopas y Cremas.


Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Crema de Zanahoria, Jengibre, Curry y Leche de Coco
Crema de Calabaza con Leche de Coco
Champiñones al Ajillo

Sopa de Calabaza, Manzana, Canela y Yogur






















INGREDIENTES (6 personas):

-  700 g de champiñones
- 1 cebolla picada
- 55 g de mantequilla
- 3 dientes de ajo machacados
- Sal al gusto
- Pimienta negra al gusto
- 240 ml de vino blanco
- 1 litro de caldo de pollo o verduras (o bien, 1 litro de agua y 2 pastillas de concentrado de caldo)
- 240 ml de nata líquida (crema de leche)
- 1/2 cucharadita de tomillo seco
- 1 ó 2 cucharadas de almidón de maíz (opcional)



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Winds Of Inspiration de Eria



1) Limpia los champiñones y córtalos en láminas. Pica la cebolla.

2) Calienta en una olla o cazuela grande la mantequilla a fuego medio-fuerte. Cuando se haya derretido añade los ajos machacados y cocínalos dando vueltas con una cucharada contínuamente hasta que desprendan aroma (entre 30 segundos y 1 minuto).

3) Añade los champiñones y cocínalos a fuego medio fuerte, dando vueltas de vez en cuando, hasta que estén marrones y se haya evaporado el agua que contienen (entre 8 y 15 minutos dependiendo de fuego).

4) Añade la cebolla picada y cocínala hasta que esté blanda y transparente (unos 3-5 minutos). Añade sal y pimienta negra al gusto.

NOTA: En este punto puedes reservar unas láminas de champiñones para añadir a la crema en el momento de servir.

5) Añade el vino blanco, llévalo a ebullición, baja el fuego y déjalo cocer unos 5 minutos hasta que se reduzca a la mitad.

6) Añade el tomillo seco, el caldo, la nata líquida y, opcionalmente, si te gustan las cremas más espesas, el almidón de maíz. Mézclalo dando vueltas con una cuchara y llévalo a ebullición. Deja que hierva a fuego lento 1 o 2 minutos.

7) Tritúralo con la batidora hasta obtener una crema fina.

8) Sírvela acompañada opcionalmente de las láminas de champiñones reservadas. También puedes espolvorearla con unas hojas de tomillo fresco.

¡Y a disfrutarlo!

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Pecan Pie (Tarta Americana de Nueces Pecanas)



La pecan pie o tarta de nueces pecanas es una de las recetas más famosas de repostería americana y uno de los postres tradicionales que no suele faltar en la cena del día de Acción de Gracias o Thanksgiving.

Tiene una base crujiente y con sabor a mantequilla hecha con masa quebrada, un relleno de crema y una capa de nueces pecanas tostadas. Es una delicia :-)

También se puede hacer con nueces normales y es muy fácil de hacer. La masa quebrada de la base puedes hacerla en casa, o bien, comprarla ya hecha.

También existe una versión de la pecan pie con chocolate.

Sobre los ingredientes...

Para hacer la masa quebrada sólo se necesita harina de trigo, mantequilla, azúcar, sal y agua.

Para el relleno de crema se utilizan huevos, nata líquida (crema de leche), golden syrup o sirope dorado, azúcar, mantequilla y un poco de ron para aromatizar,

Nueces Pecanas
Las nueces pecanas son originarias de América. Son más alargadas que las nueces normales y tienen la piel más oscura. Su sabor es similar al de otras nueces, pero un poco más suave. Otra diferencia con las nueces normales es que su cáscara es lisa en lugar de rugosa.

También se conocen con los nombres de pecana, pacana, nuez pacana, nuez americana, nuez de Illinois y nuez pecán.

Si no encuentras nueces pecanas puedes sustituirlas por nueces normales.


Sirope Dorado
El golden syrup, en español, sirope dorado o jarabe dorado, es un líquido denso, pegajoso y dulce. Su sabor recuerda al del caramelo, pero es mucho más suave y con un sabor más sutil. Su textura no es tan espesa como la de la miel. Es más parecida a la del sirope de arce.

Se trata de un producto original de Reino Unido. Se descubrió en el siglo XIX cuando se comprobó que durante el proceso de transformación del jugo de la caña de azúcar en azúcar, se podía obtener un líquido denso y dulce.

Se puede preparar sirope dorado casero muy fácilmente. Mira aquí cómo hacer sirope dorado casero.

El ron sólo se usa para dar un poco de sabor y aroma y se usa una cantidad muy pequeña (sólo una cucharada). Puede sustituirse por bourbon si se desea.

El azúcar que se emplea en la receta puede ser azúcar normal o azúcar moreno. El azúcar moreno hará que la crema quede de color más oscuro en lugar de quedar de color dorado.




Sobre la forma de prepararla...

Esta receta es muy fácil de preparar. Además, se puede hacer mucho más fácil si se usa una masa quebrada de las que se comercializan ya estiradas. Sin embargo, merece la pena utilizar una masa quebrada casera, ya que la textura crujiente y el sabor a mantequilla no se pueden igualar con una masa quebrada industrial.

Aquí puedes encontrar consejos útiles para que la masa quebrada casera te quede bien.

Las nueces pecanas deben tostarse antes de hacer la tarta. De esta manera se potencia su sabor. Para tostarlas hay dos opciones:

1) Hornearlas a 180 ºC sobre una bandeja durante unos 8 minutos hasta que estén doradas y desprendan aroma.

2) Usar el gratinador del microondas. En este caso, ponlas en un plato que aguante bien el calor y coloca el plato sobre el accesorio que traen los microondas para acercar los alimentos al gratinador. En unos 8-10 minutos estarán listas. En este caso, dales vueltas con una cuchara cuando hayan pasado unos 5 minutos.

Una vez, tostadas hay que dejarlas enfriar y después trocearlas ligeramente partiéndolas con las manos. Hay algunas Pecan Pie donde las nueces se ponen enteras de forma decorativa. Sin embargo, esto es muy poco práctico a la hora de cortar las raciones de la tarta, ya que las nueces enteras lo harán más difícil.

Para preparar el relleno de crema hay que mezclar el azúcar, el sirope dorado, el ron y la mantequilla, y llevarlo ebullición. Esto hará que el azúcar se disuelva mejor.

Después, hay que dejarlo enfriar hasta que esté tibio o templado antes de añadir los huevos mezclados con la nata líquida o crema de leche. Si estuviera demasiado caliente, los huevos podrían cuajarse y la crema no quedaría bien.

Sobre su conservación...

Una vez hecha, la tarta se conservará bien durante unos 3-4 días. Se consume templada o a temperatura ambiente, así que si la pones en la nevera, sácala unos 30 minutos antes de consumirla o bien caliéntala ligeramente en el horno o con el gratinador del microondas.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los postres? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Postres.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Chocolate Pecan Pie
Cornbread (Pan de Maíz Americano)
Banana Bread (Bizcocho Americano de Plátano)


American Biscuits (Panecillos de Mantequilla Americanos)






















INGREDIENTES (8-10 raciones):

Para la masa quebrada:

- 175 g de harina de trigo
- 1 cucharada de azúcar
- 1/2 cucharadita de sal
- 115 g de mantequilla muy fría cortada en dados
- 4 cucharadas de agua muy fría.


Para el relleno:

- 150-200 g de nueces pecanas
- 100 g de azúcar moreno, o bien, blanco
- 160 ml de golden syrup o sirope dorado
- 1 cucharada de ron
- 55 g de mantequilla
- 3 huevos
- 4 cucharadas de nata líquida (crema de leche)
- 1/4 de cucharadita de sal


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Happy Trip
Dreams Of Success
Winds Of Inspiration
Minimal Illusions




Comenzamos preparando la masa quebrada...

1) En una fuente amplia o un cuenco grande, pon la harina, el azúcar y la sal. Mézclalo dando vueltas con una cuchara.

2) Añade la mantequilla cortada en dados y presiónala con los dedos junto a la harina hasta que tenga una textura similar al pan rallado grueso (puedes ver imágenes en el vídeo). Intenta hacerlo rápidamente presionando durante periodos de tiempo cortos para no calentar la mantequilla con las manos. Tienen que quedar una especie de migas sueltas, no grumos pegajosos.

NOTA: Si dispones de un robot de cocina o una batidora con un accesorio triturador/picador de 1.5 litros, puedes conseguir el mismo resultado presionando el botón para triturar con pulsaciones intermitentes de 2-3 segundos, hasta que consigas la consistencia de pan rallado grueso.

3) Añade 4 cucharadas de agua muy fría y da vueltas con la cuchara rápidamente hasta que se empiecen a formar grandes grumos, es decir, hasta que la masa empiece a compactarse y a unirse (puedes ver imágenes en el vídeo). En este momento, usa la parte de atrás de la cuchara para presionarla haciendo que esos grandes grumos se unan.

NOTA: Si dispones de un robot de cocina o una batidora con un accesorio triturador/picador, presiona el botón para triturar mientras añades al mismo tiempo el agua lentamente, hasta que se forme una pasta que comience a unirse. Hay que parar antes de que se una por completo formando una bola.

4) Pon una lámina de film transparente sobre la encimera y coloca la pasta encima. Levanta las 4 esquinas de la lámina de film envolviendo la pasta. Forma una bola con la pasta utilizando las manos (el film evitará que te manches las manos). Una vez que tengas una bola, aplástala formando un disco de unos 10 - 12 cm. Intenta que en los bordes del disco no queden grietas. Así será más fácil estirarla con el rodillo sin que se rompa. Si los borden tuvieran grietas, al estirar la masa con el rodillo, se podría quebrar por ahí.

5) Pon el disco envuelto en film transparente en la nevera durante 30 minutos.

Estiramos la masa quebrada y forramos el molde...

6) Pon la pasta en una superficie de trabajo enharinada y extiéndela con el rodillo enharinado hasta tener un círculo de unos 30 cm. Extiende desde el centro hacia los extremos y, de vez en cuando, gírala 90º para que se extienda de forma uniforme y para asegurarte de que no se queda pegada a la superficie de trabajo. Si la masa está demasiado dura para estirarla, déjala reposar unos minutos para que coja un poco la temperatura ambiente y se ablande. Cuando está así no debes presionarla con fuerza porque se puede romper fácilmente. Tampoco dejes que se caliente demasiado, porque podría ponerse demasiado pegajosa. Hay que encontrar un punto medio.

7) Una vez estirada, enróllala en el rodillo enharinado sin presionarla, sólo lo suficiente para poder transportarla. Desenróllala sobre un molde acanalado de 24 cm de base desmontable untado de mantequilla. Presiona la pasta con las manos, primero contra el fondo, y después contra las paredes del molde, para que se adhiera a la superficie.

8) Empuja hacia abajo la masa de las paredes hasta que su altura sea un poco superior a las paredes del molde. Dobla hacia afuera la pasta que sobre y dale alguna forma decorativa con los dedos, como por ejemplos, forma de pétalos.

9) Cubre con film transparente el molde forrado con la masa quebrada y ponlo en la nevera durante 30 minutos.

Continuamos preparando el relleno ...

10) Tuesta las nueces pecanas en una bandeja en el horno precalentado a 180 ºC durante unos 8 minutos o hasta que estén doradas y desprendan aroma. Esto también se puede hacer con el gratinador del microondas. Es este caso, acerca el plato en el que las coloques al gratinador y dales la vuelta cuando hayan pasado unos 5 minutos. Deja que se enfrían y trocéalas ligeramente.

11) Pon en un cazo el azúcar, el sirope dorado, el ron y la mantequilla. Llévalo a ebullición dando vueltas de vez en cuando. Apaga el fuego y deja que se enfríe hasta que este tibio o templado.

12) Pon en un cuenco los huevos, la nata líquida y la sal. Bátelos ligeramente hasta tener una mezcla uniforme.

13) Añade los huevos a la mezcla de sirope dorado y mézclalo dando vueltas con una cuchara hasta tener una mezcla uniforme.

Por último montamos la tarta y la horneamos

14) Saca de la nevera el molde forrado de masa quebrada. Colócalo sobre una bandeja para horno forrada con papel de aluminio. Esto recogerá posibles escapes de mantequilla durante el horneado y así se evitará que se manche el horno. Esparce por encima las nueces pecanas tostadas y troceadas.

15) Vierte encima de las nueces la mezcla de sirope dorado y huevos.

16) Hornéa la tarta en el horno precalentado a 180 º C durante unos 45 minutos. Para evitar que se tueste demasiado la superficie, puedes colocar la bandeja en el tercio inferior del horno en lugar de ponerla en la mitad. La tarta estará hecha cuando, tras pinchar un palillo en el centro, el palilo salga limpio.

17) Tras sacarla del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla antes de consumirla. Se toma templada o a temperatura ambiente. Se puede puede acompañar de nata montada o bien de chocolate fundido.

¡Y a disfrutarla!

sábado, 21 de noviembre de 2015

Cómo Hacer Masa Quebrada Casera (Sin Huevo)



La masa quebrada también se conoce como pasta brisa o Pâte Brisée en francés (brisée significa rota o quebrada). Esta masa se hace principalmente con harina y mantequilla, a las que se añade un poco de agua para que la masa se compacte. También se puede añadir un poco de azúcar y una pizca de sal.

Es una masa con una textura crujiente y sabor a mantequilla que se suele emplear como base de tartas dulces, tartas saladas o quiches, tartaletas, etc.

Esta es la forma tradicional de prepararla en la que no se utilizan robots de cocina.

Sobre los ingredientes...

Para preparar la masa se necesita harina de trigo, mantequilla, azúcar, sal y agua.

La mantequilla debe ser mantequilla pura sin sal procedente de leche. No se puede sustituir por margarinas ni mantecas vegetales.

Es importante que tanto la mantequilla como el agua estén muy frías para que la masa quede crujiente pero sin estar dura.


Sobre la forma de prepararla...

La forma de prepararla es muy sencilla y no es necesario utilizar robots de cocina, ni procesadores de alimentos, ni accesorios especiales.

Se comienza mezclando la harina con el azúcar y la sal. Después hay que mezclarla con la mantequilla, añadiendo la mantequilla en dados y presionándola junto a la harina con las yemas de los dedos hasta conseguir una textura parecida a la del pan rallado grueso. Es decir, tienen que quedar una especie de miguitas sueltas Esto también se puede conseguir cortando la mantequilla con dos cuchillos en trozos más y más pequeños hasta obtener esa textura. Sin embargo es más rápido hacerlo con las manos.

Después se añade el agua, que hará que se forme una pasta pegajosa. Por último, se forma una bola con esa pasta y se aplasta para darle forma de disco. Este disco debe ponerse al menos 30 minutos en la nevera antes de estirar la masa con el rodillo.

Aunque preparar la masa quebrada es bastante sencillo, estirarla con el rodillo necesita un poco de habilidad. Estos son algunos consejos que hay tener en cuenta para que quede bien:

- Asegúrate de que en la superficie de trabajo hay suficiente harina para que la pasta no se pegue a ella. El rodillo también debe enharinarse de vez en cuando.

- Pasa el rodillo desde el centro de la pasta hacia afuera y, de vez en cuando, gira la pasta 90º para que la masa se extienda de manera uniforme y para evitar que se pegue a la superficie de trabajo. Al pasar el rodillo, la masa debe deslizarse. Si no se mueve nada, puede que se haya pegado a la superficie de trabajo.

- Como la pasta es muy quebradiza, los bordes pueden abrirse y formar grietas. Si ocurre, intenta cerrarlas con los dedos.

- Tras sacar la pasta de la nevera, puede ocurrir que esté demasiado dura y sea difícil estirarla. Si eso ocurre, no intentes hacer más presión con el rodillo para estirarla porque se puede romper. Lo mejor en este caso es dejarla reposar unos minutos para que coja un poco la temperatura ambiente, pero ten en cuenta que si se calienta demasiado puede ponerse muy pegajosa y adherirse más fácilmente a la superficie de trabajo. Hay que intentar encontrar un punto medio en el que se pueda estirar bien y no se se pegue a la superficie de trabajo.

- Para mover la pasta de la superficie de trabajo al molde sin que se rompa, lo mejor es enrollarla con cuidado en el rodillo enharinado sin presionarla. Sólo lo suficiente para poder transportarla sin que se caiga.

Sobre su conservación...

Una vez que la masa quebrada se mete en la nevera en forma de disco, aguanta bien hasta una semana. Es decir, puedes prepararla el día antes de hacer la receta o incluso varios días antes.

También se puede congelar. En este caso, tiene que estar muy bien envuelta, no sólo con el film transparente, sino poniendo además una capa de papel de aluminio. Una vez congelada, puede durar meses. Sácala del congelador a la nevera la noche antes de utilizarla.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)



Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Tarta de Crema de Limón
Galette de Fresas y Queso



INGREDIENTES (350 g de masa):

- 175 g de harina de trigo
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 cucharada de azúcar
-115 g de mantequilla muy fría cortada en dados de 1 cm
- 4 cucharadas de agua muy fría


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions
Winds Of Inspiration




1) En una fuente amplia o un cuenco grande, pon la harina, el azúcar y la sal. Mézclalo dando vueltas con una cuchara.

2) Añade la mantequilla cortada en dados y presiónala con los dedos junto a la harina hasta que tenga una textura similar al pan rallado grueso (puedes ver imágenes en el vídeo). Intenta hacerlo rápidamente presionando durante periodos de tiempo cortos para no calentar la mantequilla con las manos. Tienen que quedar una especie de migas sueltas no grumos pegajosos.

3) Añade 4 cucharadas de agua muy fría y da vueltas con la cuchara rápidamente hasta que se empiecen a formar grandes grumos, es decir, hasta que la masa empiece a compactarse y a unirse (puedes ver imágenes en el vídeo). En este momento, usa la parte de atrás de la cuchara para presionarla haciendo que esos grandes grumos se unan.

4) Pon una lámina de film transparente sobre la encimera y coloca la pasta encima. Levanta las 4 esquinas de la lámina de film envolviendo la pasta. Forma una bola con la pasta utilizando las manos (el film evitará que te manches las manos). Una vez que tengas una bola, aplástala formando un disco de unos 10 - 12 cm. Intenta que en los bordes del disco no queden grietas. Así será más fácil estirarla con el rodillo sin que se rompa. Si los borden tuvieran grietas, al estirar la masa con el rodillo, se podría quebrar por ahí.

5) Pon el disco envuelto en film transparente en la nevera durante 30 minutos.

6) Pon la pasta en una superficie de trabajo enharinada y extiéndela con el rodillo enharinado dándole la forma deseada en función del molde que vayas a utilizar. Extiende desde el centro hacia afuera y, de vez en cuando, gírala 90º para que se extienda de forma uniforme y para asegurarte de que no se queda pegada a la superficie de trabajo.  Es una pasta muy quebradiza y hay que manipularla con cuidado. Es normal que los extremos se abran un poco. No pasa nada porque se pueden eliminar esos bordes irregulares al poner la masa en el molde. Si la masa se rompe o se queda pegada a la superficie de trabajo, no pasa nada. Vuelve a ponerla en la nevera 30 minutos en forma de disco envuelta en film transparente y vuelve a intentar estirarla.

7) Cuando tenga la forma deseada (redonda, cuadrada, etc), enróllala en el rodillo enharinado sin presionarla, sólo lo suficiente para poder transportarla y desenróllala sobre el molde que vayas a utilizar untado de mantequilla. Presiona la pasta con las manos, primero contra el fondo, y después contra las paredes del molde, para que se adhiera a la superficie.

8) Empuja hacia abajo la masa de las paredes para que su altura sea similar o un poco superior a las paredes del molde. Si sobra demasiada puedes cortarla con un cuchillo o pasar el rodillo por encima para eliminar la sobrante. También puedes doblar hacia afuera la pasta que sobre y darle alguna forma decorativa con los dedos, como por ejemplos, forma de pétalos.

9) A partir de este punto sigue las instrucciones de la receta que vayas a preparar.


viernes, 13 de noviembre de 2015

Golden Syrup (Sirope Dorado Casero)



La receta de hoy permite hacer de forma casera un producto muy difícil de encontrar fuera de los países anglosajones y que permite hacer otras recetas de repostería.

¿Qué es el Golden Syrup o Sirope Dorado?

El golden syrup, en español, sirope dorado o jarabe dorado, es un líquido denso, pegajoso y dulce. Su sabor recuerda al del caramelo, pero es mucho más suave y con un sabor más sutil. Su textura no es tan espesa como la de la miel. Es más parecida a la del sirope de arce.

Se trata de un producto original de Reino Unido. Se descubrió en el siglo XIX cuando se comprobó que durante el proceso de transformación del jugo de la caña de azúcar en azúcar, se podía obtener un líquido denso y dulce.

¿Para qué se usa?

Tiene los mismos usos que la miel y otros siropes como el sirope de arce o el caramelo líquido. Los británicos lo suelen usar en los desayunos para endulzar tostadas, tortitas o pancakes, gofres, cereales como copos de avena, etc.

Además, sirve como ingrediente para preparar otras recetas dulces como la Pecan Pie o Tarta de Nueces Americana, las galletas de jengibre, etc.

También sirve para sustituir el sirope o jarabe de maíz que se usa en muchas recetas de repostería americana.

Sobre los ingredientes...

Para prepararlo tan sólo se necesita azúcar, agua y zumo de limón recién exprimido.

Lo único que hay que tener en cuenta es que el zumo de limón recién exprimido debe pasarse por un colador para filtrar cualquier resto de la pulpa o pequeñas pepitas que pueda tener.

Sobre la forma de prepararlo...

La forma de prepararlo no puede ser más fácil.

Tan sólo poner los ingredientes en un cazo al fuego, llevarlos a ebullición y esperar a que se forme el jarabe mientras hierve a fuego lento.

Ni siquiera es necesario dar vueltas ni prestarle atención durante los primeros 35 minutos.

Tras 35 minutos cociendo a fuego lento tendremos un jarabe sin mucho color.

A partir de este punto hay que estar atentos y quitarlo del fuego una vez haya cogido el color dorado. Hay que evitar que el color pases de dorado a marrón y el jarabe espese demasiado.

El tiempo total que se tarda en hacer son unos 45 minutos.

Sobre su conservación...

Una vez hecho aguanta en buenas condiciones durante varios meses (hasta 1 año) guardado en un bote con tapa.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)


Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Compota de Fresas
Compota de Manzana













INGREDIENTES (350 ml aprox.):

- 400 g de azúcar
- 200 ml de agua
- 50 ml de zumo de limón recién exprimido y pasado por un colador

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
Minimal Illusions de Eria



1) Pon en un cazo el azúcar y el agua. Caliéntalo a fuego medio hasta que rompa a hervir.

2) Añade el zumo de limón.

3) Cuando rompa a hervir de nuevo baja el fuego y déjalo cocer a fuego lento sin tocarlo (no hay que dar vueltas con la cuchara).

4) Tras 35 minutos debe haberse convertido en un jarabe. A partir de este punto, mientras sigue cociendo a fuego lento, hay que prestar atención al color que toma. En cuanto tenga color dorado (puede tardar unos 10 minutos más aprox.), hay que apartarlo del fuego y dejar que se enfríe.

5) Almacénalo en un bote con tapa.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...