sábado, 6 de abril de 2013

Fettuccine con Calabacín y Azafrán



Esta es una receta de pasta sencilla, rápida y deliciosa. Es apta para vegetarianos y la excusa perfecta para que los niños coman verdura. También se puede hacer con otras pastas largas y cintas como tallarines, spaghetti, linguine, bucatini, fusilli lunghi, tagliatelle, pappardelle, tonnarelli, etc.

Azafrán
El azafrán es una especia que procede de los 3 estigmas rojos secos del pistilo de la la flor Crocus sativus. Se caracteriza por su sabor, por su aroma y por el intenso color amarillo dorado que da a la comida. Es el ingrediente que no puede faltar en la paella y el que le da su color característico. En España también se usa en otros muchos platos de arroz, carne y marisco. También es un ingrediente fundamental en la cocina árabe encontrándose en tajines, pastelas, etc.

El azafrán tiene un precio elevado porque su cultivo, recolección y manipulación son muy delicados. Son necesarias 250.000 flores de azafrán para lograr un kilo de azafrán puro. Por este motivo también se conoce como "oro rojo".

Sin embargo, si se utiliza correctamente y se añade la cantidad necesaria, no resulta excesivamente caro, ya que con muy poca cantidad de azafrán podemos conseguir el resultado deseado.

Puedes encontrar consejos para que la pasta te quede perfecta aquí.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Ensalada de Calabacín Marinado, Queso de Cabra y Piñones
Arroz con Calabacín y Queso Cheddar

Ensalada de Calabacín, Tomates y Anchoas
Farfalle con Calabacín y Yogur






















INGREDIENTES (4 personas):

- 350 g de fettuccine al huevo secos
- 50 g de mantequilla
- 80 de cebolla bien picada
- 700 g de calabacines cortados en bastones
- 250 ml de nata líquida
- 1/4 de cucharadita de hebras de azafrán picadas
- 4 cucharadas de queso parmesano rallado
- pimienta negra recién molida
- sal

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

Puedes ver la receta paso a paso en este vídeo de alta definición (la música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí):




1) Ponemos la mantequilla en una sartén grande a fuego medio.

2) Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos la cebolla y la cocinamos hasta que esté de un profundo color dorado.

3) Mientras tanto, aprovechamos para cortar los calabacines, primero en rodajas y cada rodaja en bastoncitos (puedes ver las imágenes en el vídeo).

4) Cuando la cebolla está dorada se añaden los calabacines y se cocinan a fuego fuerte hasta que estén tiernos y dorados. En ese momento se añade la sal y la pimienta.

5) Se añade la nata y el azafrán y se cocina hasta que la nata se reduzca a la mitad (en el vídeo puedes ver imágenes del aspecto que debe tener en ese momento). En ese momento se aparta la sartén del fuego.

6) Mientras la nata se reduce, ponemos 3 o 4 litros de agua a calentar a fuego fuerte.

7) Cuando el agua esté hirviendo, se añade una cucharada de sal y se echa toda la pasta de una vez.

8) Cuando la pasta esté al dente, la colamos y la añadimos a la sartén para mezclarla con los calabacines con salsa de azafrán. Si la salsa se hubiera enfriado, ponla al fuego para calentarla de nuevo antes de añadir la pasta.

9) Se añade el queso parmesano, se mezcla y se sirve inmediatamente.

¡Y a disfrutarlo!

Pastel de Manzana a la Sidra con Frambuesas y Pasas




Este pastel de sabor afrutado se puede comer para merendar acompañado de un café o un té. También se puede tomar como postre. Está riquísimo si lo pones unos segundos en el microondas y lo acompañas con un poco de nata. A los niños les encantará (y a los mayores también! :-)).

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustará:

Muffins de Queso Mascarpone y Frambuesas
Tarta de Manzanas, Almendras Laminadas y Queso

Muffins de Manzana, Canela y Yogur

Tarta de Manzana y Arándanos Rojos con Streusel de Avena





















INGREDIENTES:

- 225 g de harina de fuerza
- 1 cucharadita de levadura química de repostería
- 75 g de mantequilla fría
- 75 g de azúcar
- 75 g de pasas
- 1 manzana (no muy grande)
- 1 huevo batido
- 150 ml de sidra dulce
- 150 g de frambuesas

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

Puedes ver la receta paso a paso en este vídeo de alta definición (la música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí):





1) Precalienta el horno a 190 ºC y unta con mantequilla un molde redondo desmontable de 20 cm de diámetro. Forra la base del molde con papel de aluminio.

2) Pon la harina en una fuente, ensaladera o bol amplios. Añade 1 cucharadita de levadura de repostería y mézclala bien con la harina.

3) Añade la mantequilla cortada en dados (es importante que esté muy fría) y presiónala junto a la harina con los dedos hasta que tenga una consistencia de pan rallado grueso o arena (en el vídeo puedes ver el aspecto que debe tener).

4) Se añade el azúcar, las pasas, la manzana cortada en dados muy pequeños, el huevo y la sidra, y se mezcla todo bien con una cuchara.

5) Añadimos las frambuesas y mezclamos con cuidado para evitar que se deshagan (tarea complicada porque son muy delicadas!! :-)).

6) Ya sólo queda ponerlo en un molde desmontable de 20 cm  de diámetro untado con mantequilla y meterlo al horno precalentado a 190 grados. Estará listo en unos 50 minutos cuando haya subido y esté dorado.

7) Tras sacarlo del horno, quita la parte desmontable del molde y espera a que se enfríe (mejor sobre una rejilla) antes de quitar la parte de abajo del molde.

¡Y a disfrutarlo!

jueves, 4 de abril de 2013

Crema de Calabaza con Leche de Coco



Cada cucharada de esta crema de calabaza es una delicia. La leche de coco, el jengibre y la canela le dan a esta crema un sabor riquísimo y un agradable aroma exótico. Para darte un capricho, para ocasiones especiales o comidas o cenas con invitados. ¡Triunfarás seguro!

Es un plato típico del otoño que sienta muy bien en los días fríos en los que apetece tomar algo caliente.

Sobre los ingredientes...

Además de la calabaza y la leche de coco, que son los ingredientes principales, esta crema lleva cebollas tiernas, zanahorias, ajo, jengibre, canela, nuez moscada, pimienta negra, nata espesa y caldo vegetal.

El caldo vegetal se puede sustituir por la misma cantidad de agua y pastillas de caldo concentrado.

Jengibre Fresco
El jengibre es una planta cuyo tallo subterráneo o rizoma se usa mucho en la cocina oriental.

Crece en regiones tropicales, tiene un aroma muy apreciado y un sabor fuerte ligeramente picante.

En la cocina occidental, en lugar de fresco, se suele emplear seco y en polvo en diferentes recetas de dulces para aromatizar.

En esta receta, el jengibre se emplea fresco.



Lata de Leche de Coco

La leche de coco es un ingrediente muy utilizado en la cocina del Caribe (Colombia, Panamá, Venezuela, Puerto Rico, Ecuador, República Dominicana) y la cocina de Asia (Malasia, Indonesia, Filipinas...).

Se suele encontrar en los supermercados envasada en latas. No hay que confundirla con el jugo o agua de coco, que es el líquido que se encuentra en la cavidad interna de los cocos.

La leche de coco está hecha con agua y coco rallado. Tiene una textura espesa, densa y muy cremosa. Va muy bien con los currys, ya que da suavidad y contrasta con el sabor más fuerte de las mezclas de especias que llevan. En los currys más picantes, la leche de coco ayuda a suavizar el sabor demasiado picante.


Sobre la forma de prepararla...

Esta receta es muy fácil de hacer. En primer lugar hay que cocinar las verduras con la mantequilla comenzando por las cebolletas. Después se cuecen a fuego lento con el caldo y las especias. Por ultimo se añade la leche de coco y la nata y se tritura muy bien con la batidora. El toque final es dar un hervor antes de servir. Así, quedará más cremosa.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Más recetas con calabaza aquí.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:


Sopa de Calabaza, Manzana, Canela y Yogur
Crema de Zanahoria, Jengibre, Curry y Leche de Coco
Muffins de Calabaza y Nueces
Muffins de Calabaza, Naranja y Arándanos Rojos






















INGREDIENTES (4-6 personas):

- 800 g de calabaza
- 4 cebollas tiernas
- 1 zanahoria
- 3 cucharadas de mantequilla
- 1 cucharada de jengibre fresco rallado (o en trozos muy pequeños)
- 1 litro de caldo vegetal (o dos pastillas de caldo vegetal y un litro de agua)
- 1 diente de ajo triturado
- 150 ml de nata espesa
- 400 ml de leche de coco
- 1/2 cucharadita de canela molida
- nuez moscada recién molida
- pimienta negra recién molida
- sal

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

Puedes ver la receta paso a paso en el siguiente vídeo en alta definición:

La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Happy Trip
- Dreams Of Success





1) Ponemos la mantequilla en una cazuela a fuego medio. Cuando esté derretida añadimos las cebolletas cortadas en rodajas.

2) Mientras se fríen las cebolletas, cortamos la calabaza y la zanahoria en dados y picamos o rallamos el jengibre. Las cebolletas tienen que llegar a estar transparentes (puedes ver la imagen en el vídeo).

3) Cuando las cebolletas estén transparentes, añadimos la calabaza, la zanahoria y el jengibre, y se sofríe todo durante unos minutos.

4) Añadimos el caldo de verduras (o bien un litro de agua y dos pastillas de caldo de verduras), dos puñaditos no muy grandes de sal (ten en cuenta que el caldo ya lleva sal), la pimienta negra (unas vueltas de molinillo), una pizca de nuez moscada, media cucharadita de canela y el ajo triturado.

5) Se deja cocer a fuego lento unos 20 minutos.

6) Tras los 20 minutos, se apaga el fuego, se añade la nata y la leche de coco y se pasa la batidora hasta obtener una crema muy fina.

7) Una vez triturado se da un hervor antes de servir.

Se puede servir con tallos verdes de cebolleta y un poco de pimienta negra.

¡El resultado es delicioso!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...