miércoles, 30 de julio de 2014

Tarta de Manzanas y Almendras Laminadas con relleno de Queso



Una base crujiente con sabor a mantequilla, una capa suave de crema de queso, rodajas finas de manzana con canela y una última capa crujiente de almendras laminadas tostadas con el calor de horno. Todo esto hace que esta tarta sea completamente irresistible.

Está exquisita cuando todavía no se ha enfriado por completo y se toma templada. Pero también está deliciosa fría. Es el postre perfecto de una comida o cena especial o de una velada con invitados, pero también un acompañamiento de lujo de un café o un té en el desayuno o la merienda.

Sobre los ingredientes...

Manzana Granny Smith
A esta tarta le van bien las variedades de manzana que son más firmes y más crujientes y que por tanto conservan mejor su forma al ser horneadas. Yo he usado manzanas de la variedad Granny Smith, pero también podrían usarse otras variedades o incluso podrían mezclarse manzanas de varias clases para tener diferentes sabores y diferentes texturas en la misma tarta.

Para hacer la crema de queso, se usa una tarrina de 200 g de queso de untar de tipo Philadelphia. Sin embargo, no tiene que ser necesariamente Philadelphia, es suficiente con que sea un queso de untar de sabor suave.

Las almendras laminadas deben ser almendras crudas, sin tostar. Se tostarán durante el horneado y quedarán bien crujientes.

Sobre el procedimiento para prepararla...

Aunque por su aspecto tan espectacular, pueda parecer que es difícil de hacer, en realidad es muy sencillo y no se necesitan utensilios especiales, robots de cocina ni nada por el estilo. Desde la base de la tarta, hasta el relleno se pueden hacer con los utensilios comunes que se encuentran en cualquier cocina.

Para preparar la base de la tarta tan sólo hay que mezclar harina, sal, azúcar y mantequilla presionando con los dedos hasta que se empiecen a formar grumos pegajosos. Si eres de los que les da pereza utilizar el rodillo, no tienes que preocuparte, ya que en esta tarta, la base no necesita ser estirada con rodillo.  Cuando se hayan formado los grumos, se vuelcan en el molde untado de mantequilla y se presionan con los dedos contra las paredes y el fondo.

Para hacer la crema de queso, tan sólo hay que mezclar un huevo, azúcar, queso de untar y extracto de vainilla con unas varillas de forma manual (o incluso un tenedor o cuchara si no dispones de varillas), o bien con una batidora o procesador de alimentos.

Una vez hecha la base y la crema de queso, tan sólo queda pelar y cortar las manzanas, mezclarlas con azúcar y canela y esparcirlas sobre la crema de queso terminando con almendras laminadas.

La temperatura de horno debe ser muy alta los primeros 10 minutos (230 ºC) para conseguir que la base de la tarta tenga una textura crujiente. Es importante no poner papel de aluminio al molde, ya que es un aislante y no conseguiríamos este resultado. Para evitar escapes del molde durante el horneado que puedan manchar el horno, como por ejemplo, escapes de mantequilla, pon el molde sobre una bandeja de hornear en lugar de ponerlo sobre la rejilla.

Un consejo para cuando vayas a retirar la parte desmontable del molde: Pasa antes un cuchillo por el borde para evitar que se rompa la base crujiente de la tarta si alguna parte se ha quedado ligeramente pegada a la pared del molde.

Sobre la conservación...

Esta tarta está más buena cuando se consume en el día en el que se cocina. Si te sobra, puedes guardarla en el frigorífico cubierta con film transparente o papel de aluminio. Sin embargo, dentro del frigorífico, con el paso del tiempo, aunque la tarta seguirá teniendo buen sabor, las almendras y la base perderán su textura crujiente.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pastel de Manzana a Sidra con Frambuesas y Pasas
Compota de Manzana Casera
Gachas de Avena con Manzana y Albaricoques Secos























INGREDIENTES (8-10 raciones):

Para la base de la tarta:
- 165 g de harina
- 45 g de azúcar glasé
- ¼ de cucharadita de sal
- 140 g de mantequilla muy fría


Para la crema de queso:
- 1 huevo
- 50 g de azúcar
- 200 g de queso de untar (estilo Philadelphia), a temperatura ambiente
- ½ cucharadita de  extracto de vainilla

Para el relleno de manzanas y almendras:
- 50 g de azúcar
- ½ cucharadita de canela
- 3 manzanas grandes ( ó bien, 4 pequeñas)
- 50 g de almendras laminadas

Azúcar glasé para espolvorear (opcional).


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Happy Trip
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



En primer lugar se prepara la base de la tarta...

1) Precalienta el horno a 230 ºC y unta de mantequilla un molde desmontable redondo de unos 24 cm de diámetro.

2) Pon en una fuente amplia la harina, el azúcar glasé y la sal. Mézclalos con una cuchara.

3) Añade la mantequilla fría cortada en dados. Presiona con los dedos la mantequilla junto a la mezcla de harina hasta que empiezan a formarse grumos pegajosos (en el vídeo puedes ver el aspecto que debe tener).

4) Vuelca los grumos en el molde untado de mantequilla. Repártelos uniformemente por toda la superficie. Presiónalos con los dedos contra el molde, comenzando por las paredes hasta una altura de 2,5 cm y continuando por la base. No es necesario ejercer mucha fuerza al presionar. Sólo hasta que se forme una capa uniforme que esté adherida al molde. Puedes ver imágenes en el vídeo.

5) Pon el molde en la nevera mientras preparas la crema de queso y las manzanas.

A continuación la crema de queso...

6) Pon en una fuente amplia, un huevo, el azúcar, el queso de untar y el extracto de vainilla.

7) Pasa la batidora (con las varillas o con el accesorio triturador) o bate manualmente con unas varillas (o incluso puede valer un tenedor) hasta que todo está bien mezclado y se ha formado una pasta fina.

Preparamos las manzanas...

8) Mezcla en un cuenco el azúcar y la canela.

9) Parte las manzanas en cuartos, quítales la piel y el corazón. Parte cada cuarto longitudinalmente en 4 trozos (en el vídeo puedes ver cómo).

10) Pon los trozos de manzana en una fuente amplia, añade la mezcla de azúcar y canela, y dales la vuelta con una cuchara (o con tus manos) hasta que todos los trozos se impregnen de azúcar y canela por igual.

Y por último se montan las capas y se hornea

11) Saca la base de la nevera y vuelca encima la crema de queso. Repártela con una cuchara hasta tener una capa uniforme.

12) Coloca por encima las manzanas (sin presionar). No es necesario que las coloques de ninguna forma especial, basta con que estén repartidas uniformemente (puedes ver imágenes en el vídeo).

13) Reparte por encima de las manzanas las almendras laminadas.

14) Hornea la tarta sobre una bandeja de hornear para evitar que posibles escapes del molde ensucien el horno. Los primeros 10 minutos la temperatura debe ser de 230 ºC. Después se baja a 205 ºC y se hornea 25-30 minutos más. Estará hecha cuando la base tenga un profundo color dorado, las almendras laminadas se hayan tostado y las manzanas estén tiernas.

15) Tras sacarla del horno, deja que se enfríe sobre una rejilla. Una vez que esté templada, antes de quitar la parte desmontable del molde, pasa un cuchillo por el borde para evitar que la base crujiente de la tarta se rompa (puedes ver imágenes en el vídeo).

16) Espolvorea la superficie con azúcar glasé a través de un colador (puedes ver imágenes en el vídeo).

¡Y a disfrutarla!

domingo, 27 de julio de 2014

Pollo en Salsa de Champiñones, Bacon, Nata y Vino Blanco



Este pollo guisado está acompañado de una salsa hecha con champiñones en láminas, tiras finas de bacon (panceta), vino blanco y nata que es una delicia. Es muy sabrosa y a la vez ligeramente cremosa.

Por la gran cantidad de salsa que tiene, esta receta es perfecta para hacerla como plato único acompañada de arroz o de pasta. El arroz o la pasta impregnados de la salsa del pollo estarán deliciosos. También puedes hacerlo como segundo plato en una comida o cena de un día especial o para ocasiones con invitados. Recuerda tener cerca un buen pan de miga firme y apretada como nuestro pan payés para mojar la salsa. Está garantizado que no quedará nada en el plato :-)

Sobre los ingredientes...

Esta receta se puede hacer con cualquier parte del pollo, pero está más rica cuando se usan trozos con hueso como muslos y contramuslos.

El bacon, pronunciado "beicon", es el nombre que se le da en inglés a la panceta salada y ahumada y es una palabra comúnmente usada en España. La panceta es la parte del cerdo que comprende la piel y varias capas de grasa (tocino) entreverada de carne. En algunos países de América Latina también se conoce como tocino, tocineta o unto.

Champiñones Portobello
Esta receta lleva champiñones Portobello en lugar de los tradicionales champiñones blancos pero, si no te es fácil encontrarlos, puedes sustituirlos perfectamente por champiñones blancos.

Los champiñones Portobello son una variedad de seta de cultivo de la misma familia que el champiñón blanco, pero que tienen un sabor más dulce, fresco y delicado y una textura más firme. Tienen un sombrero de color marrón tostado pero su tallo y su interior son de color blanco.

Por su textura, los champiñones Portobello son ideales para hacer a la parrilla o a la plancha, pero también están deliciosos en ensaladas (cortados en láminas muy finas), en guisos o como parte de salsas.

Recuerda que para limpiar los champiñones no está recomendado sumergirlos en agua, ya que absorben gran cantidad de agua y, al expulsarla, pierden su sabor. Hay que intentar usar la mínima cantidad de agua posible y además sin sumergirlos. Si no están muy sucios, puede ser suficiente limpiarlos con un paño mojado.

El vino blanco que lleva la salsa de esta receta debe ser seco. Puedes usar cualquiera que a ti te guste, pero recuerda que la calidad debe ser aceptable. Un vino malo, podría arruinar el plato. Recuerda que, cuanto mejor sea el vino, más rico estará el pollo :-)

Sobre el procedimiento para prepararlo...

El procedimiento para hacerlo no es complicado. En primer lugar hay que freír por tandas los ingredientes. Primero el pollo hasta que se dore, después la cebolla junto a las tiras de bacon o panceta y por último los champiñones.

Después se pone todo junto en la cazuela, se añade el vino blanco y el ajo machacado y se cuece a fuego lento 20-25 minutos. Finalmente, se añade la nata y se cocina a fuego fuerte 10 minutos más. Una vez apagado el fuego y justo antes de servir, es cuando se añade el perejil picado.

En total, la preparación puede llevarte unos 15 minutos, y después necesitarás 45 minutos más para cocinarlo.

Debido a la cantidad de salsa que tiene, este es uno de los platos que pueden prepararse con unas horas de antelación, por ejemplo a la hora de comer para consumirlo en la cena, sin correr el riesgo de que la carne se seque. Recuerda calentarlo lentamente para que los trozos de pollo también se calienten en el interior.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

¿Te gustan las recetas de pollo? Puedes encontrar más en nuestra Página de Recetas de Pollo.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pollo Asado Marinado en Yogur al Estilo Griego
Pollo Marroquí con Albaricoques Secos y Almendras
Champiñones al Ajillo
Pollo Asado con Mostaza, Miel y Romero Fresco























INGREDIENTES (4-6 personas):

- 45 g de mantequilla
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1,2 Kg de pollo troceado (muslos, contramuslos, etc.)
- 1 cebolla grande (300 g)
- 125 g de bacon (panceta ahumada, tocino o tocineta) en tiras
- 250 g de champiñones Portobello
- 4 dientes de ajo machacados
- 450 ml de vino blanco seco
- 250 ml de nata líquida espesa
- Sal
- Pimienta negra
- Un ramillete de perejil



http://audiojungle.net?ref=eria







INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:




1) Calienta en una cazuela a fuego medio-alto el aceite de oliva y la mantequilla. Añade el pollo y fríelo cambiando de posición los trozos cada cierto tiempo hasta que estén dorados por toda su superficie de manera uniforme. Mientras se doran, puedes aprovechar para picar la cebolla fina y el bacon en tiras (si no lo compraste ya cortado).

2) Retira el pollo de la cazuela dejando la mezcla de aceite y mantequilla y añade la cebolla y el bacon. Cocínalos a fuego medio-fuerte removiendo frecuentemente, hasta que la cebolla esté transparente. Mientras tanto, puedes aprovechar para limpiar los champiñones y cortarlos en láminas.

3) Retira la mezcla de cebolla y bacon de la cazuela, dejando a mezcla de aceite y mantequilla, y añade las láminas de champiñones. Cocínalos a fuego medio-fuerte removiendo frecuentemente durante 5 minutos.

4) Añade a la cazuela el pollo y la mezcla de cebolla y bacon. Añade también los jugos que habrán quedado en el plato. Añade el vino blanco, los dientes de ajo machacados, sal a tu gusto y unas vueltas de molinillo de pimienta negra. Cuando llegue a ebullición, baja el fuego y deja que cueza a fuego lento con la tapa puesta durante 20 o 25 minutos, hasta que la carne se haya cocinado.

5) Tras ese tiempo, añade la nada líquida espesa y cocina 10 minutos más a fuego medio-fuerte sin tapar.

6) Rectifica de sal si es necesario y sírvelo espolvoreado con perejil fresco picado y acompañado de arroz, pasta o un buen pan para mojar la salsa.

¡Y a disfrutarlo!

martes, 15 de julio de 2014

Sopa Fría de Pepino



Esta es una sopa fría riquísima y refrescante que es perfecta como primer plato en las comidas de los días calurosos del verano.

El pepino hace que tenga propiedades diuréticas y purificantes. Además, es baja en calorías y baja en grasa, ya que sólo lleva dos cucharadas de aceite de oliva. Puedes hacerla aún más baja en grasa usando un yogur desnatado en lugar de un yogur entero.

El procedimiento para hacerla es muy sencillo. En primer lugar hay que cortar en rodajas los pepinos y salarlos para que expulsen parte del agua que contienen. Después sólo hay que poner todos los ingredientes en un recipiente en el que podamos pasar la batidora o un procesador de alimentos para triturarlos hasta obtener una sopa fina.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Ensalada de Calabacín, Tomates y Anchoas
Champiñones al Ajillo












INGREDIENTES (4 personas):

- 2 pepinos
- 500 ml de caldo de verduras (o bien, 500 ml de agua y una pastilla de concentrado de caldo de verduras)
- 1 manzana de una variedad dulce (por ejemplo, golden)
- 1 diente de ajo pequeño (si no eres aficionado al ajo, pon la mitad de un diente)
- 1 yogur natural (125 g)
- 1 cucharada de zumo de limón
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- Sal al gusto


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí.



1) Pela los pepinos y córtalos en rodajas de 0,5 cm. Ponlas en un escurridor y sálalas. Déjalas en el escurridor hasta que desprendan el agua.

2) Pon en una cazuela el caldo de verduras. Añade los pepinos lavados (para eliminar los restos de sal) y escurridos, la manzana cortada en trozos, el yogur, el diente de ajo, el zumo de limón y el aceite de oliva.

3) Tritura todo con la batidora hasta obtener una sopa fina. Rectifica de sal si es necesario.

Sírvela fría con algunos dados de pepino. ¡Y a disfrutarla!

jueves, 10 de julio de 2014

Bizcocho de Chocolate y Plátano (Chocolate Banana Bread)



El "Banana Bread" es un bizcocho de plátano y nueces que es uno de los dulces más famosos de Estados Unidos. Aunque pasen los años, nunca pasa de moda. Tiene un sabor intenso y un aroma que es una maravilla. El plátano le da una textura suave y jugosa que contrasta con las nueces crujientes.

Este bizcocho es una versión del famoso "Banana Bread", que incluye chocolate en dos versiones: cacao en polvo y pepitas de chocolate que intensifican el sabor a chocolate. La combinación final del chocolate con el plátano y las nueces es maravillosa. ¡Riquísimo! :-)

Sobre los ingredientes...

Las nueces que lleva este bizcocho se tuestan para para intensificar su sabor y aroma. Las pepitas de chocolate pueden ser de cualquier tipo: chocolate negro, chocolate con leche, chocolate blanco, o bien una mezcla varios tipos.

Plátanos maduros para hacer Banana Bread
Para hacer el bizcocho, se necesitan plátanos muy maduros, con la piel llena de manchas y prácticamente de color marrón oscuro, casi negro. Cuando tienen este aspecto por fuera, por dentro su carne están blanda y muy dulce.
Se pueden aprovechar para hacer este dulce esos plátanos que se van poniendo demasiado maduros para comerlos. Si no tienes suficientes plátanos maduros para hacer el banana bread y temes que se te estropeen si los dejas madurar más tiempo, puedes congelarlos envueltos en papel de aluminio mientras consigues más plátanos maduros.



Sobre el procedimiento para prepararlo...

El procedimiento para hacerlo es muy sencillo. Tan sólo hay que mezclar los ingredientes secos por un lado, los ingredientes húmedos por otro, y finalmente mezclar ambos hasta que los ingredientes secos se humedezcan. Las nueces y las pepitas de chocolate se añaden al final a la pasta que resulta de mezclar los ingredientes secos con los húmedos. No son necesarios robots de cocina ni utensilios sofisticados. Basta con los recipientes adecuados para mezclar, una cuchara para realizar las mezclas de los ingredientes y un tenedor para triturar los plátanos y batir los huevos.

Sobre la conservación...

Este bizcocho se conservará en perfectas condiciones un par de días si lo envuelves bien para que no se seque y lo guardas en un lugar fresco y seco. Se puede congelar, bien entero o bien en rebanadas individuales envueltas en papel de aluminio.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

¿Te gustan los bizcochos? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Bizcochos.

¿Te gusta el chocolate? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Chocolate.

¿Te gusta el plátano? Puedes encontrar más recetas en nuestra Página de Recetas con Plátano.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Muffins de Vainilla con Pepitas de Chocolate
Pastel de Chocolate y Pera
Banana Bread (Bizcocho de Plátanos Americano)
Muffins de Fresas y Pepitas de Chocolate























INGREDIENTES (1 bizcocho):

- 55 g de nueces
- 230 g de harina
- 30 g de cacao en polvo puro (desgrasado y sin azúcar)
- 175 g de azúcar
- 1 cucharadita de levadura química de repostería
- ¼ cucharadita de bicarbonato sódico
- ¼ cucharadita de sal
- 2 huevos ligeramente batidos
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 115 g de mantequilla derretida a temperatura ambiente
- 3-4 plátanos muy maduros (aproximadamente 450 g)
- 85 g de pepitas de chocolate (negro, con leche, blanco o mezcla de varios tipos)



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música del vídeo es Royalty Free y está disponible aquí.



1) Precalienta el horno a 180 ºC y unta de mantequilla un molde rectangular de 26x11centímetros o medidas similares (p.ej. 24x13cm).

2) Tuesta las nueces con el gratinador del horno o bien con el del microondas (si tu microondas dispone de gratinador) durante unos 8-10 minutos hasta que estén tostadas y desprendan aroma. Cuando se hayan enfriado, trocéalas.

3) En un plato, tritura 3 plátanos muy maduros con un tenedor hasta que tengan la consistencia de una papilla.

4) En una fuente amplia, pon la harina, el cacao, el azúcar, la levadura de repostería, el bicarbonato sódico (soda) y la sal. Mezcla todo bien removiendo con una cuchara. Haz un hueco en el centro.

5) En otra fuente mediana, bate ligeramente dos huevos. Añade el extracto de vainilla, los plátanos triturados y la mantequilla derretida a temperatura ambiente. Mézclalo removiendo con una cuchara hasta tener una mezcla homogénea (puedes ver en el vídeo el aspecto que debe tener).

6) Añade la mezcla anterior en el hueco creado en la fuente con la mezcla de harina. Mezcla suavemente con una cuchara o una espátula hasta que la harina se humedezca. No hay que insistir más a partir de ese punto o el bizcocho podría quedar duro. El resultado será una pasta espesa.

7) Añade a la pasta las nueces tostadas y las pepitas de chocolate. Mézclalo con una cuchara hasta que se repartan uniformemente por la pasta.

8) Pon la pasta en el molde rectangular untado de mantequilla y hornea 60-65 minutos a 180 ºC. Estará hecho si tras pinchar un palillo en el centro del bizcocho el palillo sale limpio.

9) Tras sacarlo del horno, deja que se enfríe en el molde sobre una rejilla antes de extraerlo.

¡Y a disfrutarlo!

sábado, 5 de julio de 2014

Cerdo con Pimentón y Anís Estrellado (al Estilo Húngaro)




Este plato típico de HUngría tiene un sabor y un aroma intensos debido al pimentón y al ajo con el que se adoba la carne y al anís estrellado con el que se prepara la salsa que la acompaña. Es perfecto como segundo plato en una comida o incluso como plato único si se acompaña de unos tallarines.


Sobre los ingredientes...

Se puede usar cualquier tipo de carne de cerdo (solomillo, aguja, etc.). Lo mejor es que ya esté cortada en filetes para facilitar el trabajo de cortar trozos del tamaño de un bocado.

El pimentón es el ingrediente más representativo de la cocina de Hungría. Allí se denomina paprika y se utiliza en casi cualquier plato como por ejemplo en ragús, platos con salsas, sopas, en quesos, elaboraciones de carne, etc. La capital del paprika es Szeged, al sur de Hungría, por ser la zona donde se origina.

Anís Estrellado
El anís estrellado o anís chino es una especia originaria de china que se asemeja al anís en su sabor, ya que ambos contienen anetol, que es la sustancia que da el sabor "anisado". Se usa en la cocina china y en la de Asia del Sur e Indonesia y es uno de los ingredientes de la famosa mezcla de 5 especias de la cocina china.

En forma de té, sirve para ayudar a las digestiones y aliviar los cólicos. Además contiene uno de los principios activos que se usan para elaborar el medicamento antigripal Tamiflú, famoso por ser el medicamento más prometedor para combatir la gripe aviar.

Sobre la forma de prepararlo...

Además de lo rico que está este plato, el procedimiento para prepararlo es muy sencillo y se hace en muy poco tiempo. 

En primer lugar hay que adobar la carne con una mezcla pimentón y ajo machacado. La carne debe estar en este adobo al menos 3 horas (también puedes prepararla el día anterior y dejarla toda la noche). Después se escurre y se saltea por tandas en el wok o bien en una sartén antiadherente. Cuando se ha terminado de saltear toda la carne, se pone toda junta en el wok y se añade una salsa de anís estrellado y se saltea hasta que comienza a hervir. 

Un truco para cortar más fácilmente en la carne es meter los filetes en el congelador 15 minutos. Con la carne tan fría, empezando casi a congelarse, los filetes estarán rígidos y poco flexibles y se facilitará el corte.

Sobre su conservación...

Puedes guardar en la nevera hasta 3-4 días la carne que te sobre y calentarla en el microondas cuando la vayas a consumir. No estará como recién hecha, pero el resultado será más que aceptable.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta también te gustarán:

Cerdo con Sirope de Arce y Almendras sobre Endibias
Pollo Asado con Pimentón y Salsa de Limón y Espinacas












INGREDIENTES (4-6 personas):

- 1 Kg de carne de cerdo (preferiblemente en filetes para que te sea más fácil cortarla)
- 25 g de pimentón dulce (paprika)
- 5 dientes de ajo machacados
- 250 ml de caldo de pollo (o bien, 250 ml de agua y media pastilla de concentrado de caldo)
- 12 anises estrellados
- 2 cucharadas de ralladura de limón
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 2 cebollas moradas medianas (340 g)
- 1 cucharadita de azúcar


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



1) Corta los filetes de carne de cerdo en trozos del tamaño de un bocado (en el vídeo puedes ver cómo).

2) Ponlos en una fuente amplia y añade los dientes de ajo machacados y el pimentón dulce. Mezcla bien la carne con el ajo y el pimentón, tapa la fuente con plástico o film transparente de cocina y déjala en el frigorífico al menos 3 horas. También puede prepararse el día antes.

3) Pon en un cazo el caldo de pollo, la ralladura de limón y los anises estrellados. Llévalo a ebullición, baja el fuego y déjalo a fuego lento, sin tapar, hasta que el caldo se haya reducido a la mitad.

4) Cuela el caldo, desecha la ralladura de limón y los anises y resérvalo.

5) Corta la cebolla en tiras longitudinales (en el vídeo puedes ver cómo).

6) Calienta una cucharada de aceite de oliva en el wok o en una sartén anti-adherente. Saltea la carne de cerdo junto con la cebolla en tandas hasta que la carne esté ligeramente dorada.

7) Pon toda la carne en el wok, añade el caldo reservado, una cucharadita de azúcar, y saltéalo hasta que el caldo llegue a ebullición.

8) Añade sal si es necesario antes de servir.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...