sábado, 31 de mayo de 2014

Salmón al Horno con Limón y Salsa Cremosa de Eneldo Fresco



El salmón al horno con limón y acompañado de esta salsa cremosa a base de yogur, ajo, miel y eneldo fresco es una delicia. Les gustará incluso a los que opinan que el salmón tiene un sabor muy fuerte y también a los niños.

El eneldo es una hierba aromática originaria de la región del Mediterraneo Oriental. En la cocina se usan tanto sus hojas, como sus semillas y sus frutos. Las hojas, que es lo que usamos en esta receta, son extremadamente finas, casi como plumas, de color verde oscuro y con un sabor fuerte, fresco y anisado que recuerda al perejil.

Eneldo Fresco
¿Sabías que el salmón contiene ácidos grasos Omega-3 que contribuyen a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre? Además, igual que el resto de los pescados, el salmón contiene proteínas de alto valor biológico. Por todo esto, es recomendable incluir el salmón en la dieta frecuentemente.

Además de ser muy sano, este plato es muy rápido y muy sencillo de preparar. En 5 minutos tendrás preparada la mezcla de aceite de oliva y limón para hornear el salmón, y durante el tiempo de horneado, que no será más de 17 minutos, puedes preparar la salsa cremosa de eneldo mezclando los ingredientes.

Además, prácticamente no ensuciarás nada la cocina. Tan sólo la bandeja en la que hornees el salmón y el recipiente para preparar la salsa.

Por todo esto, este plato es perfecto como segundo plato para una comida, para una cena ligera y sana o bien para una ocasión especial con invitados.


Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

¿Te gustan las recetas de salmón? Puedes encontrar más en nuestra Página de Recetas de Salmón.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Salmón con Miél y Tomillo en Papillote
Salmón con Salsa Balsámica de Romero Fresco
Salmón Teriyaki
Salmón Asado con Mostaza, Ajo y Perejil























INGREDIENTES (4 raciones):

Para preparar el salmón al horno con limón:

- 700 g de filetes de salmón
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 2 cucharadas de ralladura de limón
- 2 cucharadas de zumo de limón
- Sal
- Pimienta negra

Para preparar la salsa cremosa de eneldo:

- 1 yogur natural (125 g)
- 4 cucharadas de mayonesa
- 1 diente de ajo machacado
- 1 y 1/2 cucharadas de eneldo fresco picado
- 2 - 3 cucharadas de leche
- ¾ de cucharadita de miel
- Sal y pimienta negra


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration




1) Precalienta el horno a 205 ºC.

2) En un cuenco pequeño, mezcla el aceite de oliva, la ralladura de limón y el zumo de limón.

3) Corta los filetes de salmón en raciones individuales y colócalos sobre una bandeja con la piel hacia abajo.

4) Reparte la mezcla de aceite de oliva y limón sobre las raciones de salmón. Añade sal y pimienta negra al gusto.

5) Hornea el salmón en el centro del horno a 205 ºC entre 13 y 17 minutos dependiendo del grosor de las raciones de salmón y cómo te guste de hecho.

6) Para preparar la salsa cremosa de eneldo, mezcla en un cuenco el yogur natural, la mayonesa, el diente de ajo machacado, 2 cucharadas de leche (o bien 3, si quieres la salsa menos espesa), el eneldo fresco picado y la miel. Añade sal y pimienta negra a tu gusto.

7) Tras sacar el salmón del horno, sírvelo acompañado de la salsa de eneldo.

¡Y a disfrutarlo!

domingo, 25 de mayo de 2014

Compota de Manzana Casera



La compota de manzana casera es extremadamente fácil de hacer. Sólo necesitas unas buenas manzanas y menos de una hora de tu tiempo. La ventaja de hacerla en casa es que será más sabrosa que cualquier compota que puedas comprar y además podrás controlar la cantidad de azúcar añadido a tu gusto. Además, cómo todo lo hecho en casa, será más natural, más sana y sin aditivos artificiales.

Es perfecta para tomarla acompañando unas tostadas, unos crepes, unas tortitas o pancakes, tartas, etc. Además, combina muy bien con carnes como el pollo o el cerdo.

¿Sabes cuál es la diferencia entre la compota, la mermelada y la confitura? La clave está en la cantidad de azúcar que llevan. La compota es la que menor cantidad de azúcar lleva (< 45%), conservando parte de la acidez natural de la fruta. En segundo lugar está la mermelada (45%-65%), que además suele ser más parecida a un puré que la compota, que conserva trocitos de fruta. La confitura es la que más cantidad de azúcar lleva, por encima del 65%.

El truco para que la compota de manzana tenga un sabor intenso es utilizar manzanas de diferentes variedades. Por ejemplo, 2 o 3 variedades diferentes. De esta forma, los sabores de cada variedad se complementan y se suman. A mi me gusta usar manzanas Reineta que tienen un sabor con un punto ácido mezcladas con otra variedad más dulce como por ejemplo Pink Lady.

Otro truco es sustituir el agua de la cocción por zumo de manzana sin azúcar añadido o incluso sidra. Por último, hay a quien le gusta añadir un poquito de canela en polvo.

¿Sabías que se pueden hacer dulces como bizcochos y muffins bajos en grasa sustituyendo la mantequilla o el aceite por compota de manzana? En este caso, la compota que se debe utilizar no debe llevar azúcar añadido ni tampoco especias.

La compota de manzana tiene tendencia a que se separe la parte sólida de la parte líquida. Cuando esto ocurre se ve una capa líquida por encima. Esto es completamente normal. Sólo hay que darle una vueltecitas con una cuchara para que se mezcle de nuevo.

Aguantará perfectamente una semana en la nevera bien tapada. También puede congelarse y aguantará perfectamente alrededor de un mes.

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Compota de Fresas
Pastel de Manzana a la Sidra con Frambuesas y Pasas
Gachas de Avena con Compota de Manzana























INGREDIENTES:

- 6 manzanas medianas (aproximadamente 1,1 kg), mejor si son de 2 o 3 variedades diferentes.
- 180 ml de agua
- 1 o 2 cucharadas de azúcar (OPCIONAL)

Con estas cantidades salen unos 720 ml de compota.

NOTA:
El agua puede sustituirse por la misma cantidad de zumo de manzana sin azúcar añadido o incluso sidra. De esta forma se intensificará el sabor.

INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes encontrar las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música del vídeo es Royalty Free y está disponible aquí.




1) Corta las manzanas en cuartos. Quítales la piel y el corazón. corta cada cuarto en 2 octavos y troceados en dados de 1 cm.

2) En una cazuela mediana, pon el agua a hervir.

3) Cuando el agua esté en ebullición, añade las manzanas troceadas y remueve con una cuchara.

4) Baja el fuego y cuece a fuego lento con la tapa puesta, removiendo con una cuchara de vez en cuando, durante unos 20 o 30 minutos o hasta que los trozos de manzana estén casi transparentes y se deshagan fácilmente al tocarlos. El tiempo de cocción va a depender del tipo de manzanas que uses.

5) Remueve con una cuchara de madera o bien con un tenedor aplastando los trozos de manzana hasta que tenga la consistencia que a ti te guste (puedes dejarlo como un puré fino o dejar trocitos un poco más gruesos).

6) Tras probarla, opcionalmente puedes añadir 1 o 2 cucharadas de azúcar si consideras que no está suficientemente dulce para tu gusto.


viernes, 16 de mayo de 2014

Cerdo con Sirope de Arce y Almendras sobre Hojas de Endibias



Si eres de los que te gusta la combinación de sabores salados y dulces este plato te encantará :-) La carne adobada con el sirope de arce tiene un sabor ligeramente dulce que combina a la perfección con el sabor ligeramente amargo de las endibias. Las almendras laminadas crujientes ponen un toque sofisticado y elegante. El resultado es riquísimo :-)

Es perfecto como segundo plato de una comida o como plato único en una cena ligera. También es una buena idea para una ocasión especial o cuando hay invitados en casa.

Sobre los ingredientes...

Se puede usar cualquier tipo de carne de cerdo. Lo mejor es que ya esté cortada en filetes para facilitar el trabajo de cortar los trozos. Un truco para cortarlos más fácilmente es meter los filetes en el congelador 15 minutos. Con la carne tan fría y empezando casi a congelarse los filetes estarán rígidos y poco flexibles y se facilitará el corte.

El sirope de arce, jarabe de arce o miel de maple en un dulce que se hace a partir de la savia del arce. El principal país productor es Canadá, ya que allí abundan los bosques de arces, aunque también hay una producción bastante importante en el norte de Estados Unidos.

¿Reconoces la hoja que aparece en la bandera de Canadá? Sí, es una hoja de arce. Tan importante es el arce para la economía y la cultura del país, que aparece representado en su bandera.

El sirope de arce es famoso por usarse junto a recetas dulces típicas americanas como los pancakes, panqueques o tortitas americanas, sin embargo, se puede usar en recetas saladas como por ejemplo nuestra receta de cerdo con sirope de arce y almendras sobre endibias.

Existen preparados que intentan imitar su sabor, otros que contienen un pequeño porcentaje de sirope de arce puro, pero ninguno puede igualar el sabor del sirope de arce puro. En esta receta se usa sirope de arce puro.

Sobre la forma de prepararlo...

Además de lo rico que está, el procedimiento para prepararlo es muy sencillo y se hace en muy poco tiempo.

En primer lugar hay que adobar la carne con una mezcla de sirope de arce, zumo de limón y ajo machacado. La carne debe estar en este adobo al menos 3 horas (también puedes prepararla el día anterior y dejarla toda la noche).

Después se escurre y se saltea por tandas en el wok o bien en una sartén antiadherente. Cuando se ha terminado de saltear toda la carne, se pone toda junta en el wok y se añade una mezcla de sirope de arce, vinagre de sidra, mostaza a la antigua y aceite de oliva y se da un hervor. Por último se añaden las almendras laminadas y se sirve sobre un lecho de hojas de endibias.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustará:

Ensalada de Endibias, Manzana y Queso de Cabra
Pollo a la Naranja al Estilo Chino
Salmón con Sirope de Arce y Mostaza
Pollo Asado con Mostaza, Miel y Romero Fresco
























INGREDIENTES (4 PERSONAS):

- 600 g de carne de cerdo
- 125 ml de sirope o jarabe de arce (de los que se reservarán 2 cucharadas)
- 2 dientes de ajo machacados
- 4 cucharadas de zumo de limón
- 1 cucharada de vinagre de sidra
- 5 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cucharadita de mostaza a la antigua
- 1 cucharadita de sal (o bien, sal a tu gusto)
- 40 g de almendras fileteadas ligeramente tostadas
- 3-4 endibias


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



1) Corta la carne de cerdo en trocitos de tamaño de un bocado.

2) Ponlos en una fuente o bol y añade 125 ml de sirope de arce menos dos cucharadas que deben reservarse, 4 cucharadas de zumo de limón y dos ajos machacados. Mezcla todo bien. Tapa la fuente con film transparente y ponla en la nevera durante al menos 3 horas (puedes hacerlo el día antes y dejarla toda la noche).

3) Cuela la carne y desecha el adobo.

4) Mientras tanto, pon en un cuenco las dos cucharadas de sirope de arce reservadas, 1 cucharada de vinagre de sidra, 5 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharadita de mostaza a la antigua y una cucharadita de sal (o bien sal al gusto). Mézclalo bien dando vueltas rápidamente con una cuchara hasta conseguir una emulsión.

5) Pon una cucharada de aceite en una sartén antiadherente o bien en un wok a fuego medio-fuerte. Cuando esté caliente, añade los trozos de carne por tantas y cocina removiendo frecuentemente hasta que se doren. El fuego tiene que ser suficientemente vivo para que la carne no se cueza sino que se fría. Si fuera demasiado bajo, la carne soltaría los jugos interiores y quedaría seca y dura. Tiene que ser lo suficientemente fuerte como para que la carne se haga por fuera quedando jugosa en su interior.

6) Cuando hayas cocinado toda la carne, pon toda en el wok o sartén y añade la mezcla de sirope, vinagre, aceite y mostaza. Cocina removiendo hasta que la salsa hierva. Entonces apaga el fuego.

7) Añade las almendras laminadas al wok y mézclalas con la carne.

8) Sirve en platos individuales sobre hojas de endibia.

¡Y a disfrutarlo!

lunes, 12 de mayo de 2014

Pan Payés



El pan payés también se conoce como pan de payés, pa de pagés (en catalán), pan de pueblo o pan rústico. Payés es la traducción del catalán "pagés" que significa campesino. Se trata de un pan que se elabora de la manera tradicional de los pueblos rurales de Cataluña. Tiene un sabor intenso debido al largo tiempo de fermentación. Su corteza es crujiente y su miga es apretada y firme pero a la vez mullida.

Debido a su consistencia y firmeza, es ideal para comerlo en rebanadas untadas con tomate como es típico en Cataluña y para hacer todo tipo de tostas.

Los ingredientes no pueden ser más simples: harina, sal, levadura y agua. No lleva nada de grasa. El secreto de la masa es la humedad. La masa no debe quedar seca. Debe ser una masa elástica que se pueda moldear sin ningún problema con una cuchara.

Rebanadas de Pan Payés
La verdad es que éste no es un pan para hacer cuando se tiene prisa :-) Para hacerlo se requiere tiempo, ya que se necesitan dos fermentaciones y la primera de ellas dura al menos 12 horas. Como contrapartida, no son necesarios más utensilios que una espátula y una olla o cazuela que se pueda meter al horno con la tapa, y casi no requiere ningún trabajo, ya que no hay que amasar. Ni siquiera hay que tocarlo con las manos excepto al final cuando se introduce la masa fermentada en la cazuela para meterla en el horno.

Lo ideal es preparar la masa la tarde-noche del día antes y dejarla fermentar durante la noche para terminar de hacerlo durante la mañana del día siguiente.

Para preparar la masa sólo necesitarás mezclar con una cuchara los ingredientes. Para preparar el pan la mañana siguiente sólo tendrán que doblar la masa sobre sí misma con la espátula (sin tocarla con las manos) varias veces para darle forma redonda. En ese punto necesitarás dejarlo fermentar de nuevo 1-2 horas antes de meterlo al horno.

PRECAUCIONES:

Este pan se mete al horno dentro una olla o cazuela. La olla o cazuela que se debe usar debe ser completamente de metal (incluida la tapa), de forma que aguante las altas temperatura del horno. Antes de meter la masa del pan a la cazuela, hay que precalentar la cazuela dentro del horno. Cuidado al sacarla del horno ya que estará muy caliente. Y sobre todo cuidado al introducir la masa en la cazuela, ya que cualquier roce con ella podría quemarte. Para introducir la masa en ella lo mejor es dejarla caer desde arriba para evitar tocarla.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis! :-)

Si te gusta esta receta, también te gustarán:

Pan de Molde Casero
Pan de Dátiles, Miel y Sésamo












INGREDIENTES (1 pan):

- 500 g de harina
- 2 cucharaditas de sal
- 1 sobre de levadura seca de panadería
- 350 ml de agua


INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes ver las instrucciones de la receta paso a paso con imágenes. La música del vídeo es Royalty Free y está disponible aquí:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



Preparamos la masa... 

1) En una fuente amplia de base ancha, mezcla la harina con la sala y la levadura seca.

2) Haz un hueco en el centro y añade el agua. Mezcla con una cuchara hasta que tengas una pasta demasiado dura para remover. Entonces presiona con la parte de atrás de la cuchara para que la pasta se una (en el vídeo puedes ver imágenes de cómo debe quedar). La pasta que debes obtener debe ser muy espesa pero a la vez húmeda y pegajosa. Debe poderse moldear sin problemas con la cuchara. Si te quedara una pasta seca y dura, añade una o dos cucharadas más de agua (de una en una).

... y la dejamos fermentar al menos 12 horas

3) Pon la pasta en una fuente grande, cúbrela con film transparente o bien un paño de cocina limpio y deja que repose 12 horas o bien toda la noche. La pasta fermentará y aumentará su tamaño. También aparecerán burbujitas en su superficie.

Le damos forma de pan ayudándonos de una espátula...

4) Pon la pasta en una superficie enharinada y espolvorea harina por encima.

5) Introduce una espátula por debajo de la pasta y dobla la pasta sobre ella misma. Sólo hay que usar la espátula. No hay que tocarla con las manos.

6) Repite el mismo movimiento desde diferentes ángulos las veces que sean necesarias hasta que tome forma de pan. Puedes ver imágenes de cómo debe quedar en el vídeo.

... y la dejamos fermentar 1 - 2 horas

7) Coloca la masa en una fuente amplia espolvoreada de harina ayudándote con la espátula para evitar tocarla con las manos. Cúbrela con film transparente o bien un paño de cocina limpio y deja que fermente 1 o 2 horas hasta que aumente de volumen.

8) Un poco antes de que termine la fermentación, precalienta el horno a 250 ºC con la cazuela metálica dentro.

Horneamos el pan dentro de la cazuela

9) Saca la cazuela del horno, con cuidado de no quemarte y colócala sobre paños de cocina para que no pierda el calor. Espolvorea harina en la base.

10) Con las manos enharinadas, pasa la masa de la fuente a la cazuela. Evita tocar la cazuela para no quemarte. Espolvorea con harina la superficie.

11) Introduce la cazuela con la tapa en el horno y hornea durante 45 minutos bajando la temperatura del horno a 200 ºC. Quita la tapa y hornea 20-25 minutos más a 200 ºC para que se dore la corteza.

12) Tras sacarlo del horno deja que se enfríe sobre una rejilla metálica. Sácalo de la cazuela inmediatamente para evitar que sude y se reblandezca.

¡Y a disfrutarlo!

viernes, 2 de mayo de 2014

Pollo a la Naranja al Estilo Chino

 


Este plato les encantará a aquellos que son aficionados a la cocina asiática. Consiste en bocaditos de pollo marinado que se rebozan y a continuación se bañan en una deliciosa salsa con sabor a naranja.

Aunque no es demasiado rápido de hacer, el procedimiento es sencillo y cualquier puede hacerlo. En primer lugar hay que preparar la marinada. Para ello, únicamente hay que mezclar todos los ingredientes que se indican. Se mezcla el pollo con parte de esa marinada y se deja reposar en la nevera 30 minutos. Mientras tanto se prepara la salsa cocinando la marinada y haciendo que espese. El pollo se reboza en huevo y maizena y se fríe. Finalmente se mezcla con la salsa de naranja preparada.

Se puede servir sólo, decorado con semillas de sésamo o trozos de cebolleta, o bien acompañado de arroz blanco.

Aquí os dejo la receta. ¡Espero que la disfrutéis!

Si te gusta esta receta, también te gustará:

Fettuccine a l'Arancio (con Naranja y Menta)
Murgh Mirchiwala (Pollo al Curry de Pimienta Verde)












INGREDIENTES (4 personas):

- 750 g de pollo (pechuga o muslos deshuesados) cortado en trozos del tamaño de un bocado (2,5 - 3,5 cm aproximadamente)
- 240 ml de caldo de pollo (o bien, 240 ml de agua y 1 pastilla de caldo de pollo)
- 1 cucharada de ralladura de naranja
- 120 ml de zumo de naranja
- 5 cucharadas de vinagre de vino blanco (o de arroz)
- 4 cucharadas de salsa de soja
- 125 g de azúcar
- ¼ de cucharadita de jengibre seco
- 2 cucharadas de cebolla picada
- 2 dientes de ajo machacados
- Pimienta negra al gusto
- 2 cucharadas de Maizena (almidón de maíz)
- 2 cucharadas de agua
- 2 huevos batidos
- Maizena para rebozar
- Aceite vegetal (girasol o maíz) para freír el pollo rebozado
- Semillas de sésamo (Opcional)



INSTRUCCIONES DE LA RECETA PASO A PASO:

En el siguiente vídeo en alta definición puedes con imágenes las instrucciones de la receta paso a paso. La música de este vídeo es Royalty Free y está disponible en los siguientes enlaces:
- Minimal Illusions
- Winds Of Inspiration



1) En una cazuela, pon el caldo de pollo, la ralladura de naranja, el zumo de naranja, el vinagre, la salsa de soja, el azúcar, el jengibre seco, la cebolla picada, los dientes de ajo machacados y unas cuantas vueltas de molinillo de pimienta negra. Mézclalo bien.

2) Mide 160 ml de la mezcla anterior y ponlos en una bolsa para congelar alimentos junto a los trozos de pollo. Cierra la bolsa expulsando el aire y mezcla bien el pollo con la marinada. Pon la bolsa en la nevera 30 minutos.

3) Mientras tanto, pon la cazuela al fuego y lleva la salsa a ebullición a fuego medio-bajo removiendo frecuentemente.

4) Mezcla dos cucharadas de maizena con dos cucharadas de agua y añádelo a la cazuela con la salsa en ebullición. Sigue removiendo a fuego medio-bajo 1 o 2 minutos más, hasta que la sala espese. Entonces, retírala del fuego.

5) Saca el pollo de la nevera y desecha la marinada, escurriendo los trozos de pollo. Pasa los trozos por huevo batido y después rebózalos en maizena. A continuación fríelos en aceite vegetal suave (girasol o maiz) dándoles la vuelta cuando estén ligeramente dorados para que se doren uniformemente. Tras sacarlos de la sartén, ponlos sobre papel absorbente para que suelten el aceite sobrante.

6) Pon los trozos de pollo en una fuente o bol y mézclalos con la salsa. Opcionalmente, puedes añadir semillas de sésamo para adornar o bien trozos de los tallos verdes de cebolleta.

¡Y a disfrutarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...